La madre y la profesora de Angie Paola revelan que en dos ocasiones intentaron violar a la pequeña
El titulo es:La madre y la profesora de Angie Paola revelan que en dos ocasiones intentaron violar a la pequeña
Foto detalle: 
Angie Paola era estudiante de 4° grado de la Institución Educativa Pedro A. Oñoro, de Baranoa |Foto: Archivo
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

La madre y la profesora de Angie Paola revelan que en dos ocasiones intentaron violar a la pequeña

5.9K

En nuestra tercera entrega del informe especial del caso de la niña Angie Paola, la madre y su profesora revelan que ambas estaban enteradas de los casos de intento de violación que había sufrido la niña.

Después de muchos aplazamientos por razones diversas, como la inasistencia del procesado por falta de transporte del Inpec, o la ausencia del fiscal por razones médicas, entre otras tantas; por fin el 6 de octubre de 2014 pudo iniciarse en firme la etapa del juicio oral en contra del acusado Yesid Alberto Lafaurie Pérez, por la desaparición y posterior crimen de la niña baranoera Angie Paola Ortega Palma, de 9 años. 

En esa actuación judicial declararon como testigos de la Fiscalía Miriam Luz Linero De Luque, especialista en biología forense y coordinadora de los laboratorios de Medicina Legal regional Norte; María Isabel Cardona Rodríguez, antropóloga de la institución que posee desde el 2011, un récord de 220 análisis de cuerpos sin vida. Asi mismo Jonarys Javier Olmos Navarro, perito en cadáveres esqueletizados, restos óseos y cadáveres complejos; Rafael Emilio García, especialista en fotografía forense; y los familiares Ana Elena Ortega Palma (madre de Angie Paola); Angélica Elvira Ortega Palma (tía); Anabella Vélez Martínez (tía política); y Alfonso José Ortega Palma (tío de la menor).

Aunque los testimonios de estas personas resultaron valiosos para el encauzamiento de la investigación judicial, traemos a colación las declaraciones de la técnico criminalística Lisbeth Rocío Guzmán Orellano, quien desde hace 19 años funge como agente del CTI de la Fiscalía, y que con su testificación dio apertura a esta instancia de juicio oral.

La profesional hizo parte del grupo de reacción inmediata que el 27 de octubre de 2012, practicó la inspección técnica a los restos óseos de Angie Paola, hallados en la finca Los Mangos, ubicada en el kilómetro 2 de la vía entre Baranoa y Polonuevo.

El abogado Luis Hernández Aguirre, defensor de Yesid Lafaurie, el único sindicado en el proceso; tras escuchar la versión de la agente judicial le preguntó a esta por la entrevista realizada a Ana Barrios Otero, la profesora de la niña; pues la investigadora Guzmán Orellano aseguró que en desarrollo de los interrogatorios a familiares y personas allegadas, la docente también había sido entrevistada.

Antes de la respuesta de la perito Lisbeth Guzmán, el Fiscal Primero Seccional de Sabanalarga, para ese entonces Gustavo Orozco Pertuz, objetó ante el juez la insistencia del jurista por determinar el paradero de dicha entrevista. Para el togado, el abogado estaba siendo redundante en sus preguntas, y quería que la testigo le revelara otros elementos materiales probatorios, cuando estaban en una etapa del proceso distinta para ello.

Sin embargo para Hernández era sospechoso, o por lo menos curioso, que en el expediente que le suministraron no estuviera la entrevista de una de las personas que pasó más tiempo con Angie Paola el día de su desaparición, como fue la docente Ana Barrios Otero, profesora de cuarto grado de la Institución Educativa Pedro A. Oñoro del barrio Topacio, de Baranoa, donde estudiaba Angie Paola.

Pero, ¿qué decía dicha entrevista? ¿Cuál era su importancia en el expediente? ¿Habría allí algún elemento revelador que iba a darle un vuelco inesperado a la investigación? ¿O es que la profesora sabía algo que nadie más se había atrevido a decir, y que según el abogado Hernández no aparecía en el expediente?

Para resolver esos interrogantes AL DÍA entrevistó a Ana Barrios Otero, la maestra de Angie Paola Ortega Palma, quien reconstruyó lo que había contado en aquel interrogatorio que le hicieron los investigadores del CTI de la Fiscalía, y que ahora aparece en el expediente, según lo dicho por el abogado Hernández.

EL INCIDENTE DESCONOCIDO

Con las imágenes frescas de su alumna Angie Paola, a la que describe “como una niña de rostro angelical que irradiaba ternura con su presencia”, la docente Barrios no puede ocultar su dolor e impotencia por haberse negado a llevarla consigo a su casa, tal como se lo pidió.

"El día en que desapareció Angie, ella quería que me la llevara para mi casa, pero ya yo había invitado a Ana Gabriela, otra estudiante. A la salida me monté en una moto junto con la otra nena, y le dije a Angie que se fuera derechito para su casa. Menos mal que se fue para la casa de su abuela, o sino la culpa hubiera recaído sobre mí, y jamás me lo hubiera perdonado. Sin embargo, duré mucho tiempo sin dormir pensando en que si me la hubiera llevado a casa quizá hoy la tuviéramos con vida”, dijo la mujer que al recordar este episodio se le hicieron incontenibles las lágrimas.

La ‘seño Ana’, como es conocida la docente en Baranoa, reveló a AL DÍA lo siguiente:

“Dos meses antes de la desaparición, la niña me confesó que un compañerito de curso la llevó detrás de un campo, en el Parque San José, le quitó la ropa y quedaron desnudos. Cuando nosotros le hacemos saber eso a la mamá, ella confiesa… eso sale de la boca de la misma mamá, que la niña había tenido pequeñita un problema similar con un sobrino suyo (es decir, un primo de Angie)”.

Dicho incidente, según la profesora, jamás fue puesto en conocimiento de las autoridades competentes, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Policía o Fiscalía.

“De hecho, quedó entre familia. Ella no quería tener problemas con su hermana y por eso inventó ante los psicólogos del ICBF que la niña académicamente iba mal. Nunca dijo que a su hija a los 4 años le pasó eso. Nunca comentó del incidente que había tenido con el compañero del colegio ni con su primo. Pienso que lo que le ocurrió a los 4 años (el episodio con el primo) la tuvo marcada hasta entonces”, reveló la pedagoga con mucha indignación.

LO QUE DIJO LA MAMÁ DE ANGIE

En una entrevista con AL DÍA, posterior a la de la profesora;  Ana Ortega Palma, la madre de Angie Paola, manifestó: “A mí me llama la atención que el día que la niña desaparece, estando ella en el colegio aún, un sobrino mío pasó cerca a Angie, y ella se le escondió. Eso fue lo que me dijeron. Yo hablé con las compañeritas de ella, pero la ‘seño’ como que les prohibió que me dijeran lo que habían visto, pues no quisieron contarme. Luego otra 'seño' me dijo lo mismo, que pasó un muchacho y ella se le escondió, pero que no sabía quién era”, relató Ortega, en medio de sollozos y lágrimas.

En ese mismo sentido una fuente judicial que estuvo al frente del caso, supo que ese mismo primo de la niña, “trató de abusar sexualmente de Angie Paola, cuando ella apenas tenía 4 años”, lo cual coincide con el relato de la profesora Ana Barrios Otero. Esta información la obtuvo la docente de boca de la misma mamá de la niña, aseguró.

“Eso ocurrió en la casa de la abuela (el incidente de Angie con el primo). La niña decide contarle a su maestra Ana Barrios, luego de que un compañero de clases de 11 años, intentó abusar de ella en el Parque San José (ubicado a unos 500 metros del colegio). No obstante, cuando la maestra le preguntó a la niña sobre el hecho, esta le dijo que ese niño no le había hecho nada, pero que tenía un primo que sí había intentado abusarla”, dijo también a AL DÍA el detective.

Recuerda además el investigador, que la progenitora Ana Ortega Palma, al ser interrogada por la maestra y la psicorientadora del colegio por este testimonio de la niña del intento de abuso del primo, confesó que efectivamente ese incidente ocurrió, pero que su sobrino no alcanzó a abusar de la niña.

AL DÍA volvió a consultar a Ana Ortega Palma, y esto dijo sobre el momento que el familiar intentó abusar de su hija Angie: “Ese día yo estaba lavando, y cuando entré al cuarto a buscar una ropa me encontré a mi sobrino encima de mi niña. Yo enseguida la cargué y le pregunté qué hacía. Él me respondió que estaban jugando. Luego yo le comenté a mi mamá (Hilda Palma) lo que había pasado, y ella me dijo que no formáramos problema, que dejáramos eso así, porque no le había hecho nada. Después yo la bañé y la revisé, y confirmé que mi sobrino no la había abusado, y por eso dejé las cosas así”, agregó la madre de la pequeña, al preguntarle por la veracidad de la versión entregada por el agente a esta redacción.

Esta fuente judicial de alta credibilidad y cercana a la investigación, añadió que por lo general los delitos sexuales se originan en círculos familiares. “Con estos testimonios y hechos tan sospechosos todo apuntaba hacia ese primo. Nosotros consideramos que además a la niña no la mataron por matarla, ahí debió haber una violación, pero no se pudieron encontrar las evidencias porque transcurrió mucho tiempo”.

Cuando parecía que esta línea investigativa comenzaba a esclarecer la muerte de Angie Paola, surgió la versión de Sandry Patricia González Campo, quien declaró en la Uri de Soledad que había escuchado a su yerno Yesid Lafaurie, cuando contaba pormenores del homicidio de Angie Paola, a su marido (fallecido en el incendio de la Modelo) Juan Carlos Jiménez Torres, y las pesquisas tomaron entonces otro rumbo distinto a la línea investigativa que se traía respecto al pariente de la niña.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: