La terrible muerte de Gabriel: se tomó un par de cervezas y dos tipos lo asesinaron de 13 tiros
El titulo es:La terrible muerte de Gabriel: se tomó un par de cervezas y dos tipos lo asesinaron de 13 tiros
Foto detalle: 
El cadáver de Lobo tenía múltiples heridas de bala, más que todo en el tó­rax, abdomen y piernas | ALDÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

La terrible muerte de Gabriel: se tomó un par de cervezas y dos tipos lo asesinaron de 13 tiros

2.6K

El hecho ocurrió en el barrio El Valle, en Barranquilla.

Alegre, conversador y amante del Junior, fue como familiares y ami­gos describieron a Gabriel Enrique Lobo Salcedo, asesinado a las 7:20 de la noche de este sábado en la carrera 16 con calle 70C en el ba­rrio Valle.

Gabriel Enrique, de 24 años, iba cami­no a su residencia en la calle 70C No. 15- 91, pero al pasar por la esquina se encon­tró con unos amigos y se tomó un par de cervezas.

“Apenas volvía de trabajar. Nos dijo que se tomaría solo dos cervezas, porque te­nía turno al día siguiente, además estaba ahorrando para comprar un par de zapa­tos”, expresó Joharis Lobo Salcedo, de 22 años, hermano del hoy occiso.

Según versión de la Policía, Gabriel dialogaba con unos conocidos al mo­mento de ser atacado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta AX4 negra y quienes abrieron fuego sin mediar palabra.

“Dejé a mi hermano con unos amigos, porque me salió una carrera en la moto, al volver es que me dicen que lo balearon y por eso lo llevaron al Hospital Nazareth, donde murió antes de ser atendido”, con­tinuó Joharis.

El reporte de las autoridades señala que el cadáver de Lobo tenía múltiples heridas de bala, más que todo en el tó­rax, abdomen y piernas. Quienes lo vie­ron aseguran que le dieron 13 balazos.

“Lo recordaremos como una persona especial, que no se metía con nadie, ni tenía problemas. Por estos días andaba feliz con su Junior, decía que el equipo ganaría muchos títulos más”, precisó Mi­leydis Meza, amiga de Lobo.

UN POCO MÁS DE GABRIEL

Gabriel Lobo, barranquillero y mayor de dos hermanos, estaba soltero y se ga­naba la vida como pintor de vallas publi­citarias. Laboraba de 8 de la mañana a 6 de la tarde, según las actividades.

“La vida es un hotel y nadie sabe el tiempo que estás hospedado”, fue uno de los últimos mensajes publicados por Ga­briel en su perfil de Facebook, tal vez ha­ciendo alusión a que nadie sabe cuánto tiempo vivirá.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: