“Marlon me obligó a participar en un trío sexual”: presunta víctima de profesor universitario
El titulo es:“Marlon me obligó a participar en un trío sexual”: presunta víctima de profesor universitario
Foto detalle: 
El ingeniero y docente universitario Marlon José Carrillo Borja durante una de las audiencias | Luis Rodríguez Lezama
aldia_web
Leonardo Carvajalino

“Marlon me obligó a participar en un trío sexual”: presunta víctima de profesor universitario

2.8K

AL DÍA conoció los testimonios de las víctimas del ingeniero y docente universitario.

“Vi que le dio plata a ella y a mí me dio 100 mil pesos. Nos montamos al carro y luego nos dejó en la entra­da del colegio Caldas. Ca­miné hasta mi casa, cuando llegué, me bañé. Eso pasó el viernes 2 de febrero, como a las 3:30 de la tarde”.

[VER: Profesor universitario habría abusado de seis niñas más e investigan red de prostitución ]

Este testimonio corresponde al de una joven de 15 años, supuesta víctima de Marlon José Carrillo Borja, el ingeniero y docente universitario capturado esta se­mana por la Unidad de Infancia y Adoles­cencia de la Policía Metropolitana por su­puesto abuso sexual de menores de edad.

La información fue leída por el fiscal Erwin Arévalo en la audiencia de impu­tación de cargos contra Carrillo Borja.

[VER: El momento en el que capturaron a profesor que habría violado y obligado a abortar a dos menores ]

Al escuchar la frase citada, Carrillo, de 38 años, bajó la mirada y se cubrió la ca­beza con las manos. Luego se concentró en la madera del escritorio.

Acceso carnal violento, demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años, uso de menores en la comisión de delitos y aborto. Estos cua­tro delitos le fueron imputados por el fis­cal Arévalo en audiencias desarrolladas en la sala cuatro del Palacio de Justicia de Soledad, ante el Juez Primero penal municipal con funciones de control de garantías, Marco Fidel Peña.

El representante del ente acusador re­citó, de principio a fin, los testimonios de dos víctimas que habrían abortado y sus madres. Todas citan a una menor, com­pañera de colegio de las adolescentes, como el enlace con Marlon Carrillo.

Esa joven mencionada, de 16 años, también fue detenida y su proceso fue llevado bajo el Código de Infancia y Ado­lescencia. La acusan de proxenetismo e inducción al aborto.

[VER: Marlon Carrillo, el profesor universitario que supuestamente abusó de dos estudiantes ]

De acuerdo con las investigaciones que maneja la Fiscalía, la joven señalada co­mo proxeneta y el docente habían sosteni­do relaciones íntimas en numerosas oca­siones. Durante los abusos denunciados, la joven estuvo presente e incluso, según el ente acusador, participó de los actos sexuales pues la adolescente, días antes de que presuntamente se materializara el crimen, proponía tríos a las víctimas.

PRIMER DENUNCIO

“Tengo un amigo que quiere hacer un trío pero no había conseguido la otra per­sona, ¿no te le mides?”, con esta frase, según el testimonio que la víctima rindió a una psicóloga de Medicina Legal, se hi­zo el primer avance, cuatro días antes de los hechos denunciados.

“Al siguiente día me mandó una foto del señor y le dije que me parecía muy viejo y que me daba cosa, ella me insistió pero yo le dije que no iba a hacer nada”, con­tinuó el relato de la joven de 15 años que hasta ese momento era virgen.

El viernes de esa semana, cuenta la víctima, la detenida le pidió acompañarla a hacer una vuelta en el Centro Comer­cial Plaza del Sol en Soledad. Esta habría accedido, y en el camino supo que en rea­lidad se encontrarían con el hombre que presuntamente había hecho la proposi­ción sexual.

Casi forzada a entrar al vehículo de Carrillo, tomaron la calle 30, y la joven manifestó que en el trayecto vio el Aero­puerto Ernesto Cortissoz, luego no reco­noció más nada, solo que entraron a un cuarto, en el que hicieron un trío, forza­da por la presión del docente y sin pro­tección alguna.

Ya vestidos, el hombre le entregó una cantidad de dinero que desconoce a su compañera de clase y a ella le “jaló la ma­no” y le dio $100.000.

Al día siguiente, en el colegio, la vícti­ma declaró que la detenida le exigió una parte del dinero y le habría dicho que “con lo que te queda, cómprate una post-day”. Invadida por el miedo y la pena, la adolescente de 15 años no se atrevió a decirle a nadie de lo ocurrido ni a acer­carse a una farmacia a comprar el me­dicamento.

Una semana después, la joven señala­da de proxenetismo le llevó una prueba de embarazo que la víctima se practicó; el resultado fue positivo. La supuesta cómplice de los delitos habría llamado a Marlon Carrillo quien, de acuerdo con lo dicho por la víctima, le mandó dos pas­tillas para que abortara, las que nunca atrevió a tomarse.

Durante una salida familiar, la denun­ciante aseguró sentirse mal, “tenía dolo­res abdominales”, por lo que sus padres la llevaron al médico creyendo que era una apendicitis. Eso fue el 26 de febrero.

Le practicaron un examen de sangre, el cual mostró sus cinco semanas de em­barazo. En presencia de una psicóloga, la joven narró paso a paso lo arriba descrito e identificó a Marlon Carrillo y a su com­pañera de colegio como los responsables. Además, le brindó al fiscal Arévalo el si­guiente eslabón en la cadena investigati­va, el nombre de otra víctima.

SEGUNDO CASO

El presunto abuso de la segunda vícti­ma, según la línea de tiempo que maneja la Fiscalía, habría ocurrido en noviembre de 2017. Bajo el mismo modus operandi,esta adolescente de 16 años gestó duran­te tres meses el producto de la presunta relación sexual que sostuvo con el docen­te universitario.

El aborto habría ocurrido el pasado 22 de febrero cuando la detenida le escribió vía mensaje de Facebook a la madre de la víctima que tenían una tarea pendiente en el colegio que harían juntas su hija y ella. La ‘tarea’ fue realizada, según la víc­tima, con dinero de Marlon Carrillo, en una casa en cercanías del barrio Alfonso López. Era una casa como cualquiera, una señora nos atendió y ella le dijo que venía de parte de su hermana”, leyó el fiscal Arévalo el testimonio brindado por la adolescente.

Afirma que fue anestesiada y cuando ya estaba “mareada” llegó el doctor, de quien solo recuerda que era mayor y ca­noso. Al salir, la detenida le escribió otro mensaje a la madre de la víctima que si su hija volvía “pálida a la casa era porque le llegó el periodo”.

Los mensajes de este chat se encuen­tran bajo los elementos materiales pro­batorios que tiene la Fiscalía. Así tam­bién, el celular de Marlon Carrillo fue incautado y los mensajes que este se mandaba con la detenida son material de investigación.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: