Matan a barrista del Junior y, en menos de dos horas, a una mujer a pocas cuadras
El titulo es:Matan a barrista del Junior y, en menos de dos horas, a una mujer a pocas cuadras
Foto detalle: 
Vicky Paola Díaz Palma, de 25 años, asesinada en la calle 23 con carrera 13, barrio La Floresta, de Soledad, a un costado de la canalización del arroyo El Platanal. | AL DÍA
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

Matan a barrista del Junior y, en menos de dos horas, a una mujer a pocas cuadras

19.9K

Estaban haciendo el levantamiento del primer cadáver cuando se escuchó la alarma de emergencia del sector.

En un lapso de una hora y cuarenta minutos, un hombre y una mujer fueron ultimados a bala en hechos aislados la tarde de ayer en dos sectores aledaños del llamado ‘casco viejo’ de Soledad.

El primer hecho de sangre ocurrió en la calle 24 con carrera 15A, barrio San Antonio, a las 2:40 de la tarde. De acuerdo con lo manifestado por testigos, Jeremy Alberto Bárcenas Sandoval, de 26 años, iba en su bicicleta por ese sector cuando una moto se acercó hasta él y el parrillero de la misma le propinó cuatro tiros: dos en el cuello y dos en la cabeza.

Bárcenas era miembro del Frente Rojiblanco Sur.

Los hombres, vestidos con bermudas, esperaron unos segundos para ver si la víctima respiraba y tras cerciorarse de que no tenía vida huyeron a toda velocidad en una moto negra.

Nelsy Sandoval Orozco, madre de Luchín, como también era conocido el occiso, llegó hasta el lugar de los hechos llorando sin consuelo y rogando una explicación a los presentes acerca de lo sucedido.

La compungida madre contó que Jeremy se dirigía a su casa para cambiarse e irse al estadio Metropolitano a una nueva cita con el amor de sus amores, el Junior, que ayer jugó ante Montevideo Wanderers por Copa Sudamericana y clasificó a cuartos de final.

Luchín era miembro del Frente Rojiblanco Sur (FRBS) desde el año 2004 y fue uno de los fundadores del Bloque Soledad. Dejó dos hijos de 3 y 6 años. Vivía junto a sus padres a dos cuadras del lugar donde fue asesinado con la camiseta del equipo de sus amores.

ASESINATO DE VICKY

A las 4:20 de la tarde, mientras los peritos del CTI aún realizaban el levantamiento del cadáver del barrista Jeremy Bárcenas, el sonido agudo de una alarma anunció que otra emergencia había ocurrido a pocas cuadras.

No pasaron cinco minutos cuando los curiosos que presenciaban la inspección técnica al cadáver de Luchín salieron corriendo hacia La Floresta, sector vecino, gritando que habían asesinado a una mujer conocida como la Cosita.

Efectivamente, en la calle 23 con carrera 13, a un costado de la canalización del arroyo El Platanal, yacía el cuerpo sin vida de Vicky Paola Díaz Palma, de 25 años, bocabajo sobre una camiseta de Junior.

Vicky Paola Díaz Palma era ama de casa.

Según testigos, la joven caminaba en compañía de un muchacho por el sector cuando apareció a pie un sujeto armado y le propinó un disparo en la cabeza.

El asesino huyó por donde atraviesa el arroyo y el joven que acompañaba a Vicky también se marchó del sitio, sin que nadie lograra establecer de quién se trataba.

Vicky Paola Díaz Palma, de 25 años, asesinada en la calle 23 con carrera 13, barrio La Floresta, de Soledad, a un costado de la canalización del arroyo El Platanal.

Los policías que arribaron al lugar de los hechos caminaron sobre la canalización y esculcaron toda la zona, pero la búsqueda del pistolero resultó infructuosa.

Ever Díaz Zambrano, padre de la joven ultimada, contó a AL DÍA que ella salió de su casa en el barrio Renacer a comprar un regalo y unas papas para hacerle una ensalada a su mamá Emma Palma Niebles, que ayer estaba de cumpleaños.

Este medio pudo establecer que Vicky Díaz fue pareja sentimental de John Jairo Cabrera Vanegas, de 25 años, el hombre ultimado de tres tiros en la cabeza en la terraza de una vivienda en el barrio Villa Adela, a las 5:40 de la mañana del 10 de enero del año en curso.

En su momento, el coronel José Luis Palomino, comandante operativo de la Policía Metropolitana, dijo que “Vanegas tuvo inconvenientes con un cachaco, en el que hubo golpes mutuos, luego le partió una botella en la cabeza (Vanegas al cachaco). Eso ocurrió en un billar cercano al sitio donde lo asesinaron”, expresó.

Un familiar de Vicky confirmó que tras el asesinato de su marido, varios sujetos, entre ellos supuestamente el cachaco, la amenazaban con matarla, porque sabía quiénes habían ultimado a John Jairo.

“Ella decía que no les tenía miedo, pero los tipos se la pasaban rondando la casa y persiguiéndola, dijo el pariente.

Pero el acoso a Vicky se habría intensificado luego de que presuntamente resultara muerto el cachaco.

Vicky Díaz es la mujer número 41 asesinada en lo que va del año en el departamento del Atlántico.

Compártelo en:
Construido para ti con info de: