Menor se negó a pagar en un retén de ‘plata o agua’ y lo mataron a tiros y puñaladas
El titulo es:Menor se negó a pagar en un retén de ‘plata o agua’ y lo mataron a tiros y puñaladas
Foto detalle: 
Agonizando el joven alcanzó a hablar con su hermano y entre sus últimas pa­labras dijo el nombre de los presuntos cul­pables | Lorena Henríquez
aldia_web
Redacción ALDIA

Menor se negó a pagar en un retén de ‘plata o agua’ y lo mataron a tiros y puñaladas

5.3K

El joven se dirigía a casa a su novia en una moto junto a un amigo.

El popular ‘plata o agua’ es una tra­dición novembrina en los diferen­tes barrios de la ciudad. Un retén que hacen desde los más niños has­ta los más adultos, en el que piden monedas para dar paso a los vehículos o personas que transiten por las calles; quien se resista a dar plata, podría ser mojado con agua.

En el barrio Olaya sector La Puntilla, un joven de 17 años, alrededor de las 3:00 de la tarde, iba camino a casa de su no­via en el sector El Progreso, en una mo­to acompañado de un amigo, cuando fue sorprendido por lo que sería un retén de ‘plata o agua’ al que se negó a dar dinero. Ante la negativa, quienes hacían el retén lo despojaron de sus pertenencias, la bi­lletera, su celular y una gorra.

El joven se bajó de la moto en la que iba de parrillero y corrió hasta intentar alcanzar a quienes le habían robado, pe­ro estos le propiciaron tres disparos y es­tando en el piso le dieron varias puñala­das con arma blanca.

El estudiante de noveno grado de bachillerato, fue auxiliado por su ami­go, en el camino su hermano vio la es­cena y lo llevó de inmediato al CAP de Olaya, luego fue trasladado a la Clínica Madre Bernarda.

Foto autorizada por los familiares.

DIJO QUIÉNES FUERON

Agonizando el joven alcanzó a hablar con su hermano y entre sus últimas pa­labras mencionó que los presuntos cul­pables serían hombres conocidos como Yuyo, Caisito y el Jefe.

La familia de la víctima dice que los hechos no se deben a un simple retén de plata o agua, que la ira de los presuntos culpables por decir que no daría el dine­ro, no podía provocar la muerte de alguien, por ello sostienen la hipótesis de que quizás lo confundieron con alguien a quien de verdad querían hacer daño, dado que el menor no estaba vinculado a ninguna pandilla.

UN JOVEN SANO

El joven era el menor de tres hermanos que vivían en el mismo barrio Olaya, pe­ro en el sector Estela.

Mantenía una participación sobresa­liente en el colegio y tenía buenas rela­ciones con sus vecinos.

Familiares destacan el buen comportamiento del joven y que era conocido en el sector donde fue asesinado porque visita­ba constantemente a la novia.

Su novia de 15 años, quién también alcanzó a verlo con vida, relató con do­lor que este domingo estarían cumpliendo 8 me­ses de relación.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: