Milena fue atacada con hacha por la obsesión enfermiza de su expareja
El titulo es:Milena fue atacada con hacha por la obsesión enfermiza de su expareja
Foto detalle: 
Jorge Luis Morales, agresor y Milena Andrea De Alba Freyle, víctima. | Al Día
aldia_web
Andrés Gaitán García

Milena fue atacada con hacha por la obsesión enfermiza de su expareja

1.0K

El caso se registró este lunes a las 8:30 de la mañana.

Los celos enfermizos, la obsesión y la incapacidad para superar el final de una relación sentimental, habrían llevado a Jorge Luis Morales Cues­tas, 30 años, a atacar a su exmujer con un hacha causándole graves heridas.

La víctima de la brutal agresión es Mi­lena Andrea De Alba Freyle, 21 años.

La mujer recibió un hachazo profundo en la muñeca de la mano izquierda y tie­ne otro en la cabeza. Además, presenta golpes en el cuerpo.

Al cierre de esta edición los médicos de la Clínica Campbell de la calle 30 la te­nían en cirugía para evitar la amputación de dicha extremidad.

“Tan pronto acabe la intervención va a pasar a la unidad de cuidados intensi­vos con pronóstico reservado, informó Any Toscano, directora de ese centro asistencial.

El caso ocurrió a las 8:30 de la mañana de este lunes en una finca de su familia situada en la vereda Villa Herrera, jurisdicción del corregimiento de Caracolí, zona ru­ral de Malambo. Allí Milena llevaba dos semanas encerrada, escondiéndosele a su expareja, se conoció ayer.

Hacha utilizada por Jorge Luis Morales contra Milena Andrea De Alba.

La mujer les había dicho a sus fami­liares y vecinos que Jorge Luis era “un hombre maltratador”, y que la estaba buscando, pero ella no quería nada más con él, informó un habitante de la vere­da que pidió reserva de identidad por se­guridad.

Javier Pérez, cuñado de la joven agre­dida, contó: Ellos tienen como un mes de dejados. Lo que sí tenía pensado él era llegar a esa hora, porque todos los hom­bres de la casa estábamos en el monte trabajando”.

Los testigos relataron que Jorge Luis Morales Cuesta llegó y le empezó a rogar a Milena que volviera con él y regresaran a la casa que habían compartido en el ba­rrio Villa Esperanza,en Malambo.

La mujer se negó porque estaba harta de las golpizas que había soportado. Tras una corta discusión el hombre abofeteó a Milena, y luego tomó el hacha y la atacó. Nini Johana De Alba, hermana de Mile­na, fue testigo de la agresión y auxilió a su hermana, un hombre que iba pasando por la trocha las transportó en su camio­neta hasta la clínica.

Un grupo de hombres de la zona retu­vieron a Morales Cuesta y por poco lo ma­tan a golpes. El agresor le debe la vida a la patrulla de la Policía que llegó a captu­rarlo, y por esas cosas absurdas del des­tino lo terminaron atendiendo en la mis­ma clínica en la que permanece Milena.

Jorge Luis Morales resultó golpeado por vecinos de Milena.

El secretario de Gobierno de Malam­bo, Manuel Andrade, se lamentó porque Milena Andrea De Alba nunca puso una denuncia en contra de este sujeto por los constantes maltratos de los que era víctima. “Invitamos a las mujeres a de­nunciar, a no quedarse calladas,porque este tipo de hechos hay que visibilizarlos antes de que se conviertan en situacio­nes graves, como el que sucedió en Villa Herrera, o incluso en algo mucho peor”, manifestó.

El funcionario hacía referencia al ca­so que todavía asusta a los malamberos, el de Carlos Alberto Ávila, albañil de 52 años que asesinó a su hija, apuñaló a su exmujer y luego se suicidó cortándose el cuello.

El hecho, que fue calificado como dia­bólico por la ciudadanía, ocurrió a las 6:30 de la tarde del pasado lunes 12 de junio, en una casa de la calle 10A No. 5A sur - 37, barrio Miraflores, en Malambo.

Ese día Carlos Alberto asesinó de dos puñaladas a su hija Violet Ávila Sejin, de 5 años; e hirió gravemente a su excompa­ñera sentimental, Mistelva Sesiath Sejin Miranda, de 39 años, quien sobrevivió.

El detonante de la agresión fue la ne­gativa de la mujer para retomar la rela­ción, ya que Carlos Alberto había tratado de abusar sexualmente de la hija mayor de Mistelva, una joven de 17 años fruto de una relación anterior de la sobreviviente.

En lo corrido del año en el Atlántico han sido asesinadas 35 mujeres, algu­nos de los casos han sido nombrados co­mo feminicidio, es decir que las víctimas fueron ultimadas por razones de género.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: