No contentos con atracar peluquería, ladrones matan a una de sus víctimas
El titulo es:No contentos con atracar peluquería, ladrones matan a una de sus víctimas
Foto detalle: 
Miguel Ángel Reyes Medina es la víctima mortal | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

No contentos con atracar peluquería, ladrones matan a una de sus víctimas

1.6K

El crimen ocurrió a la 1:30 de la tarde del lunes en Soledad.

Dos pistoleros asaltaron una bar­bería en Nueva Esperanza (Sole­dad) y tras robar varios celulares abrieron fuego indiscriminado, dejando un herido de 17 años y un muerto, al que identificaron como Miguel Ángel Reyes Medina, de 27 años.

El crimen ocurrió a la 1:30 de la tarde del lunes en la diagonal 6 No. 77- 18.“Los sujetos llegaron preguntando quién les podía hacer unos tatuajes y al instante salieron del local, a los pocos mi­nutos volvieron a entrar, pero esta vez di­ciendo que era un atracó, relató uno de los hermanos de Miguel Ángel.

“Los tipos despojaron de los celulares a los clientes, entre esos mi hijo, y des­pués comenzaron a disparar”, continuó Guillermo Reyes De la Hoz, padre del occiso.

Reyes Medina recibió un disparo en la pierna izquierda el cual lo puso boca aba­jo, posteriormente lo remataron con un balazo en la espalda, cerca del corazón, y otro en la clavícula. “Botaba mucha san­gre, por eso cuando lo ingresaron a la clí­nica (Adelita de Char) ya estaba muerto”, agregó Guillermo.

Los criminales escaparon en una moto RX. El joven lesionado se recupera en un centro médico.

“Las autoridades deben esclarecer es­te hecho. Los bandidos eran como cacha­cos y estuvieron preguntando por un tal Mono, finalizó Reyes De la Hoz.

LO QUE DICE LA POLICÍA

“Las versiones entregadas a la institu­ción no concuerdan con lo que realmen­te sucedió, por eso estamos investigando. Por ahora creemos que es un ajuste de cuentas entre bandas, precisó el ge­neral Mariano Botero, comandante de la Policía Metropolitana.

Según los familiares, Miguel Ángel, cuarto de cinco hermanos, se ganaba la vida como pintor de cuadros. No tenía hi­jos y su afición era hacerse tatuajes, mo­tivo por el cual aguardaba en la barbería. Residía en la calle 69 No. 3B-20.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: