No tenía papeles, trató de huir y un policía lo mató
El titulo es:No tenía papeles, trató de huir y un policía lo mató
Foto detalle: 
Jonathan Andrés Cuello Sepúlveda, el joven asesinado de una balazo. | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

No tenía papeles, trató de huir y un policía lo mató

2.5K

Familia exige que las autoridades esclarezcan el caso.

A demás de que esclarezcan y se haga pronta justicia en el caso de la muerte de Jonathan Andrés Cuello Sepúlveda, baleado el pasado sábado 3 de febrero en un operativo de la Policía; la familia del joven de 32 años le pide a la institución que les responda dos interrogantes: por qué el cadáver permaneció ‘desaparecido’ desde las 11 de la noche hasta las 6:30 de la mañana del domingo 4; y también por qué el caso no fue reportado en el registro que se entrega a los medios de comunicación.

De acuerdo con Yeni Sepúlveda, madre del occiso, su hijo fue herido de un balazo en la parte baja de la espalda por un policía en medio de un operativo de control que se realizaba en el barrio Soledad 2000, cerca al Polideportivo.

“Eso sucedió como a las 8:30 de la noche, mi hijo caminaba hacia su casa, solo, cuando de pronto apareció un camión lleno de policías pidiendo ‘papeles’. Se detuvo en una esquina y muchos de los que estaba allí salieron corriendo, entre esos mi hijo”, explica la señora. Añadió que este venía de una tienda donde había comprado frutas para preparar un jugo como parte de la cena familiar.

“Él acababa de llegar a su casa y la mujer lo mandó enseguida a buscar las frutas, se quitó su chaleco de mototaxista y ahí dejó sus documentos, por eso no los cargaba cuando llegó la Policía. Como estaba cerca de su casa corrió para entrar, pero un policía le disparó por la espalda, a unos 20 metros de distancia”, agrega en su relato la compungida madre.

Jonathan Andrés Cuello Sepúlveda fue trasladado inmediatamente en una motocicleta por la misma Policía a la clínica Adelita de Char. Allí los médicos lo recibieron y determinaron que la bala le había afectado un riñón y el hígado, por lo cual requería de una atención más especializada. Lo remitieron entonces a la clínica Campbell de la calle 30 con carrera 14.

“A eso de las 11 de la noche del mismo sábado 3 de febrero, los médicos nos informaron que mi hijo acababa de morir. Imagínese el dolor tan grande de una madre, saber que su hijo ha muerto de una manera tan absurda”, agrega la señora. La otra parte del drama de la familia Cuello Sepúlveda, es lo que ellos llaman la ‘desaparición’ del cadáver de Jonathan.

“Quisimos entrar a verlo a la clínica, pero no nos lo permitieron, pues nos dijeron que se lo llevaban para Medicina Legal. Los miembros de la familia que nos encontrábamos ahí nos fuimos enseguida hacia Medicina Legal”, relata también la señora Yeni Sepúlveda.

“Lo grave del asunto es que en Medicina Legal estuvimos hasta las 4:30 de la madrugada, y el cuerpo nunca llegó. Nos fuimos a casa a descansar, y regresamos como a las 8 de la mañana. Entonces los vigilantes nos dijeron que el cuerpo había ingresado a las 6:30 de la mañana. Es por eso que le pregunto a la Policía ¿por qué el cadáver de mi hijo estuvo desaparecido de 11 de la noche hasta las 6:30 de la mañana del día siguiente, cuando lo llevan a Medicina Legal? ¿Dónde lo tuvieron en esas 7 horas y media? ¿Por qué lo escondieron?”.

La familia del occiso también se pregunta por qué este caso no fue reportado a los medios de comunicación. “Ningún periódico, ni en la radio se hizo mención de la muerte de Jonathan, por qué la Policía también ocultó esta información?”.

Jonathan Andrés Cuello Sepúlveda, tenía 32 años, era natural de Barranquilla. Se dedicaba al mototaxismo y antes trabajó en una empresa de seguridad como vigilante. Convivía con Laura Marión Gutiérrez, y deja un niño de 11 años de una relación anterior. La investigación de este caso está en el despacho del fiscal 4 de Soledad.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: