Rafael estaba llegando a su trabajo, un tipo se le acercó y le disparó en la cabeza
El titulo es:Rafael estaba llegando a su trabajo, un tipo se le acercó y le disparó en la cabeza
Foto detalle: 
El hom­bre nació en Valledupar, tenía 47 años y más 30 de estar radicado en Rio­hacha | ALDÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

Rafael estaba llegando a su trabajo, un tipo se le acercó y le disparó en la cabeza

2.1K

La zona del mercado por la que ingresaba como lo hacía todos los días estaba des­pejada y habían pocas personas.

Cuando se disponía llegar hasta la mesa de carnicería del mercado público de Riohacha donde cada día atendía su clientela, fue asesinado por un sujeto desconocido quien tras intercambiar breves palabras le disparó certeramente dos proyectiles.

Se trataba de Rafael Payares, un hom­bre nacido en Valledupar que tenía 47 años y más 30 de estar radicado en Rio­hacha, según dijeron varios de sus com­pañeros de gremio.

El crimen ocurrió cuando eran aproxi­madamente las 5:30 de la mañana. La zona del mercado por la que ingresaba como lo hacía todos los días estaba des­pejada, muy pocas personas, solo los que llegan a abrir los primeros puestos de comercio.

Payares, padre de tres hijos nacidos en Riohacha y casado con Marisol Mahe­cha, fue interceptado por un sujeto que al parecer tenía sobre su cabeza un casco de seguridad para motociclista. Dijeron que se sintieron por lo menos dos tiros y cuando corrieron algunos comerciantes al sitio encontraron el cuerpo sangran­do de Rafael Payares, pero no a su victi­mario. Al parecer uno de los proyectiles le impactó en la cabeza y el segundo en el pecho.

NO TENÍA CONFLICTO ALGUNO

Uno de los hijos en el sitio del crimen sostuvo que su padre no tenía conflic­to alguno, no había peleado con nadie y tampoco se conocía que estuviera siendo extorsionado. En la actualidad, estaba en la época de poca producción, pues había entregado su mesa de trabajo y labora­ba en la de su hermano Gustavo. Allí los dos atendían a sus clientes y él recibía el apoyo.

Para los compañeros de gremio, se tra­taba de un hombre que tenía su carácter pero lo recuerdan como respetuoso. “un hombre normal, con su genio, pero res­petuoso, tenía sus ratos para las broma". "Yo particularmente no creo que esto sea extorsión porque debemos ser sinceros, en el mercado de hoy ese delito creemos que no se está practicando”, afirmó uno de los carniceros de la zona.

SERÁ SEPULTADO EN VALLEDUPAR

Este jueves al mediodía los familiares estaban desarrollando las diligencias ante la Fis­calía y Medicina Legal con el objeto de lograr la entrega lo más pronto posible de los restos mortales, los cuales tenían previsto trasladar a su ciudad natal, Va­lledupar, donde indicaron serían inhuma­dos en la tarde de este viernes con la presencia de los demás familiares y los amigos que ha­bía dejado en ese departamento, más los que cultivó en La Guajira y que habían decidido estar en la ceremonia fúnebre.

La Policía dijo que estaba revisando las cámaras de seguridad de la zona pa­ra determinar si quedó alguna imagen grabada en la que se puedan obtener pis­tas sobre los autores del crimen, pues se dijo que mientras el sicario acababa con la vida de Rafael Payares, un segundo hombre esperaba en los alrededores en una moto, en la que posteriormente es­caparían los dos. Se dijo que se tiene una versión de una probable deuda del aho­ra occiso, pero también buscan determi­nar si se trató de algún atraco. A un lado del cuerpo del hombre asesinado estaba el cuchillo que seguramente usaba para su trabajo en la carnicería. Hasta ayer tarde no había persona capturada por el crimen.

Por: Francisco De La Hoz

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: