Rebeldía del hijo y celos serían el detonante en la tragedia de la familia Vargas
El titulo es:Rebeldía del hijo y celos serían el detonante en la tragedia de la familia Vargas
Foto detalle: 
Gustavo Vargas, Gustavo Vargas Palomino y Nini Palomino | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

Rebeldía del hijo y celos serían el detonante en la tragedia de la familia Vargas

30.7K

Nini Palomino, mujer de Gustavo Vargas, el hombre que mató a su hijo y se suicidó, permanece en cuidados intensivos.

Un par de lágrimas corriendo por sus mejillas y desesperada por saber si su hijo seguía con vida fue la reacción de Nini Patricia Palomino Rocha, la mujer de 34 años que permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica La Merced, después de resultar herida en medio de una discusión familiar en su vivienda, en la que su marido mató a su hijo y despué se suicidó.

Eran las 6:30 de la noche del martes cuando los vecinos escucharon la algarabía que provenía de la casa situada en toda la esquina de la calle 68C con carrera 17, barrio El Valle. Nadie en esa cuadra sabe a ciencia cierta cuál fue el detonante de la tragedia y lo que al parecer conllevó -como informó la Policía en el lugar de los hechos- a que Gustavo Alfonso Vargas Buitrago, de 58 años, asesinara de tres tiros a su hijo Gustavo Vargas, de 16, hiriera a su mujer y se suicidara de un tiro en la cabeza.

Familiares de Nini Patricia expresaron a AL DÍA que el origen de tragedia creen que esté relacionado con las peleas entre padre e hijo; frecuentes desde hace dos años cuando el adolescente asumió una actitud de rebeldía y había optado por desobedecer las reglas de juego de su progenitor, quien a su vez se disgustaba en cada ocasión que la madre del joven le daba la razón a su hijo. Que el muchacho usara aretes, que no respetara horarios y que se hubiera retirado del colegio desde hace tres meses eran algunas de las situaciones que ponían en jaque la convivencia de la familia.

Se conoció que el mes pasado, Gustavo le regaló una motocicleta a su hijo de cumpleaños y que el  descontrol del adolescente al tomar el volante eran otras de las recientes disputas.

En el barrio El Valle, allegados a la familia se mostraron sorprendidos y afectados por los trágicos hechos. Definieron a la pareja, que llegó hace 7 años al barrio, en general como "buenos vecinos", caracterizados por organizar las fiestas de fin de año en la cuadra. Sin embargo, algunos de ellos coincidieron en afirmar que las peleas entre la pareja por el adolescente eran constantes y que en algunas ocasiones Vargas Buitrago era celoso con Nini. Dentro de la casa, la Policía halló dos pistolas propiedad de Gustavo Vargas, según confirmaron las autoridades.

PLANES DE BODA

Nini nació en Santa Marta y sus primeros años de infancia los vivió en Chimichagua (Cesar), municipio del que la mayoría de su familia materna es nativa. Se conoció con Gustavo cuando no alcanzaba los 15 años de edad. Al poco tiempo, dio a luz al mayor de sus dos hijos y años después, nació una pequeña que hoy completa los 7 años. Según familiares, la niña en el momento de la balacera no se encontraba en casa ya que recibía clases de refuerzo en un barrio cercano.

Gustavo nació en Cajamarca (Tolima) y junto a su familia llegó a la capital del Atlántico cuando tenía cinco años. Antes de conocerse con Nini ya era padre de tres hijos. Juntos habían vivido en barrios como San Felipe y El Silencio y viviendo en El Valle administraban un almacén de ropa situado en un local en las afueras de su residencia y en el que la mujer se la pasaba la mayor parte del día. Gustavo era conocido por su oficio como prestamista y por alquilar casas.

En el sector era conocido como el Gavilán, según uno de sus hijos por su carácter fuerte y rudo. Aunque vivían en unión libre hace casi una década, este 7 de diciembre tenían planes de matrimonio. Ya incluso habían adelantado lo de la lista de invitados y estaban pagos parte de los costos de la ceremonia nupcial que se realizaría en la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en el barrio Boston.

“Desconocemos en sí lo que pasó. Para nosotros es una sorpresa esto. Gustavo era un hombre enamorado de su esposa y de su familia”, apuntó Martínez, de los pocos familiares que sin tapujos se atrevió, a pesar del dolor y la impotencia, explicar lo sucedido a la prensa.

En las próximas horas Nini será intervenida quirúrgicamente para hacerle un lavado a sus organos afectados. Los proyectiles se le alojaron en el abdomen y le afectaron los intestinos. Aunque su evolución es satisfactoria, su estado de salud es complicado. 

Familiares de Gustavo Vargas se abstuvieron de dar declaraciones a la prensa.

Compártelo en:
Construido para ti con info de: