San Andrés, el nuevo destino para el tráfico de marihuana
El titulo es:San Andrés, el nuevo destino para el tráfico de marihuana
Foto detalle: 
En el pasado marcó un cambio drástico en las muertes violentas en la isla | Ilustrativa
aldia_web
Luis Miguel Arango

San Andrés, el nuevo destino para el tráfico de marihuana

289

En el último mes, la Policía ha incautado 24 kilos de la droga en el aeropuerto Ernesto Cortissoz.

En los últimos 30 días unidades de la estación Aeropuerto de la Policía Metropolitana han incautado 24 kilos de marihuana en diferentes procedimientos en el Ernesto Cortissoz. Lo curioso de estos casos es que todos los capturados llevaban un solo destino: San Andrés.

Este fenómeno no es nuevo, pero está tomando fuerza, y tiene en expectativa a las autoridades porque en el pasado marcó un cambio drástico en las muertes violentas en la isla.

Según el documento Violencia y narcotráfico en San Andrés, publicado por Andrés Sánchez Jabba, las razones de las muertes en este territorio insular cambiaron sus causantes a partir de la incursión de las bandas criminales (bacrim).

Jabba expone que en 1999 el 52% de san andresanos que murieron de forma violenta lo hicieron en medio de accidentes de tránsito; el 20 % a causa de homicidios.

Desde el 2000, con la aparición de las bacrim, los asesinatos aumentaron en San Andrés, alcanzando en 2011 el 59% del total de muertes violentas.

Las bandas que encabezaron la guerra territorial por el control del tráfico y microtráfico de estupefacientes en la isla fueron los Paisas, Urabeños (ahora Clan del Golfo) y Rastrojos. Estos dos últimos terminaron en un enfrentamiento frontal tras acabar con el primero.

En la actualidad es el Clan del Golfo el que domina el mercado de la droga en San Andrés, y sería este grupo el que estaría orquestando el envío de cargamentos de marihuana desde Barranquilla.

“Por la forma en la que envían la marihuana es que deducimos una mano profesional detrás de todo esto”, le contó un investigador policial a AL DÍA. “Los traficantes compran en Barranquilla el kilo de marihuana en $100 mil y lo venden en San Andrés en $1 millón, una relación rentable en cuanto a inversión-ganancia. Además de que resulta más económico para ellos arriesgarse con marihuana que con coca”, continuó.

GOLPES DE LA POLICÍA

La nueva gestión de la estación de Policía del Ernesto Cortissoz le está apuntando una estrategia más operativa, no solo enfocada en seguridad de personas, y es así como han incautado desde abril pasado 700 gramos de coca y 24.8 kilos de marihuana con destino San Andrés.

El 1o. de abril capturaron en el terminal aéreo a la sanadresana Merlin Hudson, de 18 años, quien pretendía volar a su tierra natal con 700 gramos de cocaína camufladas en la faja que llevaba puesta en los glúteos.

El 12 de julio patrulleros de la Policía hallaron en la zona verde del aeropuerto 800 gramos de marihuana separada en bolsas plásticas, listas para comercializar. Al parecer, la ‘mula’ se arrepintió de cumplir con la misión y escapó.

El 4 de agosto las autoridades aprehendieron a Guillermo Monsalve, de 59 años, quien pretendía viajar con un cilindro en el que había encaletado seis kilos de marihuana. “Este caso ocurrió en el aeropuerto de carga. El cilindro estaba listo para ser embarcado porque superó la prueba del escáner, pero afortunadamente la guía canina se percató y salvó el positivo”, añadió la fuente policial.

Otra incautación sucedida en el terminal aéreo de carga ocurrió el 17 de agosto. Carlos Quiroga cayó con 11.5 kilos de marihuana encaletadas en parlantes de picó. “El escáner nos mostró que los equipos tenían sombras sospechosas, por eso revisamos y encontramos la droga”, explicó el investigador.

Finalmente el jueves pasado capturaron a Virgilio Mora, trabajador de la empresa de carga que realizaría el transporte de la mercancía en la que iban escondidos en latas de salsa de tomate 6.5 kilos de marihuana.

Las cifras son inquietantes, sobre todo porque en 2016, según la Policía, en el aeropuerto Ernesto Cortissoz solo incautaron 200 gramos de marihuana con destino a San Andrés. “Barranquilla, al igual que Cartagena, son puntos de origen predilectos por su cercanía a la isla y puertos, aunque es el terminal aéreo el preferido por la reducción de costos”, aseveró la fuente de este medio.

Los vuelos a San Andrés son tipificados por la Policía como líneas de “alto riesgo”, en cuanto a tráfico de droga. “Cada ocho días están enviando ‘mulas’ con marihuana a la isla”, sostuvo.

En San Andrés la comercialización de la ‘marimba’ es similar a la de otras ciudades del Caribe, con barrios reconocidos por las caletas o microtráfico urbano.

La cultura isleña, influenciada por semejantes como Jamaica, de alguna manera estimula al turista y nativo a inclinarse por la marihuana en lugar de otro tipo de drogas. Pero el problema más grande no es determinar quién consume, sino lo que deja esta mafia a su paso.

Según la BBC, entre 500 y 800 lugareños de la isla trabajan o colaboran de alguna manera con bandas dedicadas al narcotráfico. “El mar es nuestra economía; no importa si es legal o ilegal”, declaró un pescador al medio británico.

“Seguiremos investigando quiénes son los que en Barranquilla están detrás de esto, a ver qué relación existe entre los capturados”, finalizó el coronel Jesús De los Reyes, comandante operativo de la Metropolitana.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: