Sin distinción social, siguen los ataques a mujeres por celos e intolerancia
El titulo es:Sin distinción social, siguen los ataques a mujeres por celos e intolerancia
Foto detalle: 
Son dos casos aislados: el más reciente ocurrió en Renacer, de Soledad. El otro, en El Prado | ALDIA
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

Sin distinción social, siguen los ataques a mujeres por celos e intolerancia

1.4K

Agresores están desatados en el último mes y solo pocas mujeres denuncian.

Un coctel fulminante de celos e intolerancia ha desatado que en menos de 30 días, cinco mujeres –de las pocas que se atreven a denunciar– resultaran golpeadas, maltratadas y ultrajadas a manos de hombres iracundos, en cuatro casos completamente aislados.

El primero, ya conocido en la ciudad, es el doble ataque del que fue víctima Ana Luz Pérez Terán, por parte de su expareja José Guillermo Guerrero Salinas, los días domingo 7 y miércoles 10 de agosto, en el Centro de la ciudad. Guerrero primero la golpeó en un ojo, en un reclamo airado por un supuesto descuido en el que tenía a sus hijos, y la segunda ocasión la agredió por haber denunciado el ataque en los medios.

El pasado domingo se conoció un nuevo ataque contra la mujer, esta vez en el barrio Los Carruajes, de Galapa. Ana María De Hoyos Medina es la víctima y actualmente se encuentra en la Uci de la Clínica Reina Catalina, luego de que su marido Richard Anderson Narváez Fontalvo le arrojó gasolina y le prendiera fuego.

El hombre fue asegurado en la Penitenciaría de El Bosque.

LA LISTA NO SE DETIENE

ayer se conocieron dos nuevos casos, con tres víctimas: el más reciente se registró en el barrio Renacer, de Soledad. Allí Yasmeri Isabel Estrada Estrada, de 35 años, fue sometida a vejaciones y golpes, luego de que su exmarido Ever Alfonso González Barros, de 37, la encontró ingiriendo licor con dos mujeres y dos hombres –familiares y amigos– en una tienda cercana a su vivienda.

Al llegar a su vivienda, siguió contando la mujer, fue cuando se encontró con Ever. Este le lanzó improperios, la tomó por el pelo, la zarandeó y, pese a que su hijo de 15 años intentó separarlos, luego le conectó un puño en el ojo izquierdo a su expareja.

“Ya puse la denuncia en la Fiscalía, me mandaron a valoración en Medicina Legal y me dieron 15 días de incapacidad. Esta es la cuarta vez que me pega. Necesito ayuda”, expresó la mujer, con algo de temor a represalias de su exmarido.

POR DEJAR DESTAPADA LA COMIDA

Más insólito resulta el caso ocurrido el 6 de agosto, pero que apenas trascendió ayer, en el que un abogado litigante en los juzgados de Soledad, identificado como Manuel de Jesús Sánchez Fuentes, agredió a su mujer Beatriz Raquel Romero Quintero, de 56 años, y a su hijastra Yineth Fuentes Romero, porque la primera en mención no le tapó el almuerzo y al llegar a su casa en el barrio El Prado la encontró fría.

Acto seguido,me pegó por la cara, me tumbó las gafas, me golpeó con su misma frente y me insultó. Mi hija sintió y se metió al cuarto para evitar que siguiera golpeándome, pero fue peor. La emprendió contra ella, la tiró al suelo, la pateó y después volvió a cogerla conmigo, golpeándome por distintas partes del cuerpo.Los golpes más severos fueron en la columna y en el glúteo derecho, en el que tengo un hematoma, que incluso tendrán que operarme”, explicó.

Manuel de Jesús Sánchez Fuentes

Dijo la víctima que el mismo día de los hechos, el hombre que de defensor pasó a ser agresor, fue detenido por la Policía; pero fue dejado en libertad por no ser aprehendido en flagrancia. Beatriz Romero y su hija Yineth, paradójicamente son miembros de la Red de Mujeres contra la violencia en el Atlántico, porque el exmarido de Beatriz la golpeó durante seis años, hasta llegar al punto de partirle una pierna.

Yineth Fuentes, hija de Beatriz, atacada por su padrastro.

“Nunca pensé que de tanto escoger me tocara un hombre igual o peor”, dijo entre lágrimas.

Más denuncias del Caribe en nuestro Facebook

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: