Venezolana dio a luz a un bebé en un bus, pero el pequeño murió en el trayecto
El titulo es:Venezolana dio a luz a un bebé en un bus, pero el pequeño murió en el trayecto
Foto detalle: 
Los padres hicieron trámites con la Fundación Gente como Uno para que se hicieran cargo de diligenciar el ataúd | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

Venezolana dio a luz a un bebé en un bus, pero el pequeño murió en el trayecto

1.1K

El parto se precipitó en pleno viaje entre Santa Mar­ta y Riohacha y el bebé salió sin tener un soporte médico.

Un drama que terminó en la muer­te de su bebé con la casi totalidad de semanas necesarias para el nacimiento, padeció Amanda Alejandrina Eliscaray Loza­da , una inmigrante venezolana que ha­bía logrado llegar hasta la ciudad de Ba­rranquilla, pero por decisión de su espo­so y ella misma, preferían que su hijo naciera en su país y cuando estaban a punto de salir de Colombia, el parto se precipitó en pleno viaje entre Santa Mar­ta y Riohacha y el bebé salió sin tener un soporte médico.

Ella viajaba en uno de los buses inter­departamentales que había tomado en la madrugada en Barranquilla. Cuando habían pasado Santa Marta, en la ruta a Paraguachón, los dolores que ya esta­ba sintiendo desde hacía tres días atrás, se intensificaron. Llegó un momento en el que no pudo más y pidió ayuda por lo cual fue socorrida por varios pasajeros.

La mujer  inició su parto dentro del bus, en el que  habían pedido una ambulancia, la cual llegó tras varios minutos, pero el be­bé ya estaba afuera y no había sido asis­tido correctamente. Adriana Alejandrina y su bebé fueron trasbordados al vehículo de las urgencias y en este la condujeron hasta el Hospital Nuestra Señora de los Remedios Riohacha, por estar más cerca que las demás ciudades.

Fueron internados en la urgencia y llevados hasta la sala de parto donde el médico especialista de turno dictaminó que la criatura había llegado sin signos vitales.

La mujer siguió en la sala de partos y fue intervenida para limpiarla de los res­tos de placenta que aún tenía en su ab­domen por no haber sido tratada por un especialista.

El cuerpo del niño que pesó 2.600 gra­mos fue llevado hasta la refrigeración de Medicina Legal y se hicieron trámites con la Fundación Gente como Uno para que se hicieran cargo de diligenciar el ataúd y pedir las autorizaciones necesa­rias para darle sepultura en el cemente­rio de esa organización.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: