Contesten estas 10 preguntas e identifiquen si son adictos al sexo
El titulo es:Contesten estas 10 preguntas e identifiquen si son adictos al sexo
Foto detalle: 
Especialistas afirman que un alto nivel de deseo sexual no es lo mismo que un trastorno de adicción
aldia_web
El Heraldo

Contesten estas 10 preguntas e identifiquen si son adictos al sexo

1.9K

Especialistas recomiendan ser honestos con este tipo de ‘enfermedades’. Hay lugares donde se trata esta condición.

Varios famosos han confesado que tienen adicción por uno de los placeres que mueve al mundo: el sexo.

Recientemente la cantante mexicana Yuri, conocida como ‘La madona mexicana’ o ‘La reina del pop latino’ y de la música para planchar, contó los excesos a los que estuvo expuesta durante algunos años en los que su carrera estaba en la cúspide, tras inmortalizar La maldita primavera como uno de los himnos de los años 80.

En una entrevista concedida al programa La Red, del Canal Caracol, la cantante dijo quevivió situaciones que casi la llevan a caer por el abismo. “Los excesos al final del camino te pueden llevar a la muerte. Lo mío no era la droga ni el alcohol, era el sexo. No era ninfómana tampoco, pero era una mujer que me encantaba el sexo. Tenía unos amigos –que no eran tan amigos– que eran los que me conseguían los muchachitos con los que yo me acostaba. Cuando ya estás en ese punto es como ser prostituta sin cobrar”, confesó.

José Manuel González, sexólogo y terapeuta de parejas, afirmó que “una adicción puede concebirse como la pérdida de control o la incapacidad que tiene una persona para frenarse de hacer algo que le trae consecuencias negativas. Una persona es ‘adicta al sexo’, o a la pornografía, o a las trabajadoras sexuales, cuando pierde el control o la capacidad de regular su vida sexual y ésta se vuelve caótica y desbocada”.

Asimismo, indicó que “la ‘adicción sexual’ es más frecuente en los hombres que en las mujeres, pero sí se presenta también en el sexo femenino”.

Como la cantante mexicana,varios han sido los famosos que han estado en el ojo del huracán por sus adicciones. Tal es el caso del actor Hugh Grant, quien tras estar en la cima de su carrera en 1995, gracias a películas taquilleras como Cuatro bodas y un funeral o Sentido y sensibilidad, en las que derritió a sus seguidoras por su papel de galán de ojos claros, estuvo en el escrutinio público cuando fue arrestado por ser sorprendido practicando sexo oral en su carro con una prostituta. 

Por su parte, Britney Spears también confesó ser ‘adicta al sexo’ en el documental I’am Britney Jean luego de que su exguardaespaldas publicara una biografía en la que afirmaba que la cantante, de Baby one more time y otros éxitos, tenía “un apetito sexual enorme” y que “en sus giras consumía alcohol y drogas para tener sexo con mujeres, tríos y orgías”.

Este tipo de comportamientos excesivos, de acuerdo a lo afirmado por el sexólogo, dista del imaginario de un apetito sexual elevado. “Es fácil confundir el deseo sexual normal y la conducta con compulsión adictiva y satisfacción. Una persona puede tener un apetito sexual más fuerte de lo normal y no ser un adicto”, especificó.

El cantante Ozzy Osburne, la actriz Lindsay Lohan –quien según su expareja Riley Giles es “una salvaje en la cama y una mujer insaciable”–, el actor Hugh Jackman, famoso por inmortalizar a Wolverine; el tenista Tiger Woods, el basquetbolista Dennis Rodman, y el actor Robert Downey Jr, protagonista de Iron Man, son algunos de los famosos que han confesado ser adictos al sexo y haberse sometido a algunos tratamientos de rehabilitación.

Otro actor que escandalizó a sus seguidores fue uno de los protagonistas de la serie Two and a half men (Dos hombres y medio). El reconocido Charlie Sheen, quien se hizo rico y famoso por esta serie, sepultó su talento y fortuna en “mucho sexo y drogas”. Según medios internacionales, el actor llegó a gastar en una sola noche 100.000 dólares, para darle rienda suelta a sus deseos.

Tras intentar en varias ocasiones ingresar a una clínica, Sheen había llegado a la conclusión de que “no creo en la desintoxicación, no está hecha para mí, no me sirve de nada”. Su comportamiento provocó que contrajera VIH.

Este tipo de alternativas para tratar la adicción a las relaciones sexuales, pueden ser beneficiosas cuando hay voluntad por parte del paciente. “Hoy existen programas muy efectivos para el tratamiento de las personas con ‘adicción sexual’. Generalmente combinan la terapia individual con la terapia de pareja y la asistencia a reuniones de grupos de apoyo, como Sexólicos Anónimos”, indicó González.

‘Sexólicos Anónimos’ es un programa de recuperación para aquellas personas que tienen problemas con sus pensamientos y comportamientos sexuales. Nació a finales de los años 70 y se define a sí mismo como una fraternidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse. 

En Barranquilla se puede conseguir información de esta fraternidad a través del correo electrónico cepsisex@gmail.com.

González, señaló que “éste es un trastorno similar a la adicción a la comida o la adicción al trabajo. Al igual que en la adicción a las drogas, o la adicción al juego, la persona adicta pierde el control sobre sus acciones y termina haciendo cosas que le producen problemas. Este es un trastorno que afecta a la persona, a su pareja y a toda su familia. Yo creo que es un cáncer mental”.

Los especialistas hablan de ‘adicción sexual’ cuando los deseos o necesidades eróticas de la persona se vuelven “como un dictador que controla la vida del adicto”.“El individuo ‘sexodependiente’ no puede resistir las tentaciones eróticas y termina involucrándose en relaciones sexuales problemáticas, aunque es consciente que no le conviene involucrarse en dichas actividades”, aseveró el terapeuta de parejas.

Cómo saber si es adicto

Según los expertos, responder este cuestionario de forma honesta puede ayudar a identificar si una persona es ‘sexodependiente’:

1. ¿Se preocupa, se siente culpable o se avergüenza de lo que ha sido su vida sexual?

2. ¿Piensa que sus tendencias sexuales son tan desenfrenadas, que a veces no las puede controlar?

3. ¿Se mete en problemas por dejarse llevar de sus impulsos y deseos sexuales?

¿La necesidad de pornografía o de relaciones sexuales hace que descuide y desatienda a sus seres queridos?

5. ¿Su mente se mantiene pensando en sexo la mayoría del tiempo?

6. ¿Esta frecuentemente cambiando de pareja sexual?

7. ¿Busca relaciones sexuales con personas de un nivel socioeconómico más bajo que el suyo?

8. ¿A pesar de que le agrada hacer el amor con su pareja, frecuentemente ve pornografía, se masturba o tiene relaciones sexuales con otras personas?

9. ¿Dedica a la pornografía y el sexo gran parte del tiempo que debería dedicar a sus responsabilidades familiares, laborales o académicas?

10.¿Alguna vez ha pensado que necesita ayuda profesional para organizar tu vida sexual?

Comportamiento normal

Según el especialista, se considera un comportamiento sexual normal el de aquellas personas que tienen sexo una vez al día, todos los días, e Incluso dos o tres veces por semana. Sin embargo, las personas que tienen relaciones una vez cada 15 días, están en el rango de bajo deseo sexual.

Finalmente, afirmó González que tener sexo dos o tres veces al día ya es considerado como una adicción que debe ser tratada. 

Conducta adictiva

* Según los especialistas, es fácil confundir el deseo sexual normal con la conducta con compulsión adictiva y satisfacción.

* El sexo adictivo es hecho aisladamente, es decir que el adicto está separado mental y emocionalmente de una relación humana de contacto. 

* La obsesión abrumadora con su propia satisfacción impide ver a los adictos sexuales los efectos perjudiciales que su comportamiento está teniendo con otros, e incluso consigo mismo.

Por: Lorayne Solano Naizzir

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: