Anuncio
aldia_web

Impresionante e inquietante: este mentalista hipnotizó a 3 empleados de El Heraldo

El experto en hipnosis también habló de los beneficios que trae para la mente la práctica de esta disciplina.

Por: Alejandro Rosales Mantilla
aldia_web 1660
aldia_web
Compártelo en:
Por:
aldia_web
Nombre Apellido
@usuario

Mustafá Badawy Orrantia tiene 34 años y se dedica a la hipnosis. Al escuchar su nombre y apellidos muchos podrían pensar que se trata de una estrategia publicitaria para vender la imagen de un encantador más de serpientes. Eso es lo que muchos incrédulos pensarían, pero al estar en frente de este egipcio de 1,85 metros todo ese prejuicio cambia.

Y así pasó. Mustafá llegó a la sala de redacción de EL HERALDO el pasado miércoles y delante de unas 30 personas, entre periodistas, diseñadores, directivos y el que escribe estas líneas, hipnotizó a dos colegas de la sección de Tendencias y a un publicista. La experiencia la ha repetido en consultas, shows en vivo y de televisión, como en el programa de concurso de RCN Hipnosis, en el que era su protagonista.

Mustafá habló del oficio al que se dedica, el poder que este encierra y, por supuesto, de su experiencia en esta sala de redacción, de la que los lectores pueden ser testigos en el video que registró el hecho.

¿Se le puede calificar como “don” a la capacidad de hipnotizar a otras personas?

Eso tú lo decides, yo lo estudié. Hay gente que se le facilita el fútbol, la guitarra (...) Yo soy de los que dicen que todo se aprende, el hipnotismo lo estudié, lo estudio y me gusta practicarlo. 

¿Cuándo empezó a interesarle el hipnotismo?

En Egipto vi una pequeña demostración de hipnosis, en los 90, en el momento me encantó, pero no habían muchas fuentes de información. Estudié mi carrera de Negocios y Comercio Exterior en Francia, vine a Colombia y comencé a trabajar con diferentes empresas, pero siempre con el interés de cómo funciona la hipnosis. Poco a poco con la tecnología tuve más acceso a esa información, no fue de la noche a la mañana, fue paso a paso hasta que sentí que estaba listo, que podía hipnotizar. Después fui a EE.UU. a hacer cursos en Las Vegas.

¿Cómo recuerda las primeras prácticas?

Ocurrieron muchos fracasos, muchos. Hacía cosas pequeñas como test de imaginación, de sugestibilidad. En los libros uno leía que no debías practicar con los amigos, porque ya lo conocen a uno y están más prevenidos, entonces uno tiene que practicar con otras personas y dárselas de que uno es hipnotizador, así ensayaba.

“Permite que tu subconsciente tome el control”, ¿qué quiere decir con esa frase?

Eso es algo que nos pasa todos los días. El mejor ejemplo que yo puedo dar de hipnosis diaria es el cine. Tú vas al cine y te dejas llevar por la película, no la analizas, no estás pendiente del manejo de la cámara o que Superman no puede volar y eso es falso, te dejas llevar, te metes y las disfrutas. Puedes llorar por las emociones, te salen lágrimas y son verdaderas, pero sobre algo que es falso, que no existe, ahí tu subconsciente toma el control.

¿A usted lo han hipnotizado?

Sí, en un show de hipnosis en Las Vegas. Fui a esa ciudad junto a otras personas, todos sabíamos hipnotizar, era un curso para hipnosis de espectáculo.

¿Para qué sirve ser hipnotizado?

Como te decía, todos nos hipnotizamos todos los días y es la manera de aprender, de cambiar hábitos, entender cosas nuevas. Cada proceso de aprendizaje es en sí un proceso de hipnosis, porque la información tiene que entrar en tu disco duro y este se encuentra en tu subconsciente, entonces lo que debes hacer cuando vas a aprender algo es relajar ese filtro de "juez" para que la información entre y se grabe. Cuando estás en ese estado de hipnosis puedes aprender fácilmente porque ya el "juez" se relajó y todo queda en ese disco duro.

¿Mantiene una balanza entre la hipnosis con fines terapéuticos y la de espectáculo?

Uno empieza ayudando a la gente, ya sea para relajarse, manejo de ansiedades, todo eso, ya después empecé con los shows. Igual, aún hago hipnosis de terapia, me gusta. Siempre se me acerca gente después de los shows con interrogantes sobre cosas que quieren cambiar, vicios que quieren dejar (…) Me encanta la terapia, ayudar. Hay muchas terapias con yoga, psiquiatra y cualquier camino que te ayude es bueno, pero yo considero que la hipnosis es un muy buen camino para conseguir los cambios que quieres.

Usted afirma que notó que una de las personas que hipnotizó en EL HERALDO, una periodista, su cerebro tenía una capacidad especial, distinta, ¿a través de la hipnosis se puede detectar eso?

Claro. Hoy en EL HERALDO vimos tres personas, cada una tuvo un trance diferente, yo de una identifique que Laura tuvo un trance muy fácil, entró rápidamente. De hecho, después ella me comentó que practicaba la meditación, entonces tiene un acceso fácil a su disco duro, a su subconsciente y eso la hace más inteligente, que no lo sepa no es problema, pero tiene que saber que puede aprender mucho más de lo que sabe y más rápido.

¿Pronto estará en Barranquilla con su show?

Estamos aquí de la mano de la Fundación Somos Colombia Avanza, para desarrollar shows y recaudar fondos. Estamos muy motivados porque el público disfruta, es chévere, diferente y es lo que me encanta hacer. Espero presentarme en enero.

¿Por qué se amañó en Colombia?

Mi mamá es colombiana, Francia es un país difícil si eres árabe, en Egipto la situación no era buena cuando estaba allá y de Colombia me encanta el verde, su naturaleza. De hecho, mi sueño es ser agricultor, tener una finca autosostenible.

REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Compártelo en:
Anuncio
Construido para ti con info de:
Anuncio
Anuncio