Anuncio
aldia_web

VÍDEO | La extraordinaria explicación de Mohamed Ali sobre ¿"Por qué Dios es blanco?"

“La vida es muy corta, me preparo para verme con Dios”

Por: Redacción ALDIA
aldia_web 1493
aldia_web
Compártelo en:
Por:
aldia_web
Nombre Apellido
@usuario

Hermosa sencillez. El campeón del peso pesado y excampeón olímpico en Roma fue invitado a la BBC en Londres para una entrevista. Con escaso color en la película que se puede ver en YouTube, Muhammad Ali descresta con aquella apabullante sencillez que le dio para hacer las preguntas más sencillas a su madre sobre algo que no fue tan sencillo para su época como ser un hombre afroamericano.

“Voy a todas partes, estudio, leo, le pregunto a la gente cómo viven para así aprender. Un día le pregunté a mi mamá, “mamá, ¿por qué todo es blanco? Jesús es blanco y ojos azules. Los doce apóstoles en la Última Cena son blancos. Los ángeles son blancos ¿Cuándo muramos no iremos al cielo por ser negros? ¿Y acaso no hay ángeles negros, mama?” Mi mamá me respondió: ‘Están en la cocina del cielo preparando leche y miel’. Le repliqué.

“Mamá, no quiero leche y miel, quiero estofados y buen laxante ¿Habrá muchos baños en el cielo?”.

Ese era Ali, dueño de un sentido del humor profundo. Era como un niño grande. Verlo frente a su entrevistador, quien tampoco podía contener la risa ante esa andanada de reflexiones tan sencillas a las que el peso pesado se había tomado el tiempo de pensar, cuando los demás, quizás, las ignoraron.

“Cuando gané la medalla de oro en los Olímpicos de Roma me sentí orgulloso. Parado en el podio, como si hubiera inventado algo. Dije, ahora sí podré ir a un restaurante del centro de mi pueblo a comer. Cuando llego me dicen que estaba prohibido servir a negros y respondí, maravilloso, a mí tampoco me gustan. Al final no pude quedarme, debí salir del mismo decepcionado. Era buen ciudadano, buen cristiano, iba todos los domingos a la iglesia y ¿no podía pedir un café con un ‘hotdog’ en un restaurante de mi ciudad natal? Algo andaba mal. Por eso me convertí al islam. De eso da prueba Elijah Muhammad. Él me contó que nos adoctrinaban para odiar a los negros y amar los blancos Por eso no soy más cristiano”.

AL MENTÓN DEL INTELECTO

No siempre sus frases estuvieron marcadas por el humor. También fueron una profunda reflexión sobre el propósito en nuestras vidas.

“Ustedes creen que Dios me va a felicitar porque le gané a Joe Frazier. No. Dios querrá saber cuánto ayudé a otros seres humanos. Él quiere saber cómo nos tratamos unos a otros. No viviremos 80 años (murió a los 74). La vida es una prueba para saber si vamos al cielo o al infierno. Nada nos pertenece. Ni tu familia, ni tu esposa. Te mueres y en un año si regresas verás a tu esposa durmiendo con otro. Me acabo de divorciar y ya mis cuatro hijos llaman a otros hombre papá ¿Ves lo que te digo?”.

 ‘JABS’ EN SOLITARIO

“Los campeones no se hacen en los gimnasios. Están hechos de algo inmaterial que está muy dentro de ellos. Es un sueño, un deseo, una visión”. “El hombre que no tiene imaginación no tiene alas”.

“Quien no es lo bastante valiente para correr riesgos no conseguirá nada en la vida”. “Si se puede hacer penicilina del moho, seguro que se puede hacer algo provechoso de ti”. “Un hombre que ve el mundo a los 50 años del mismo modo que cuando tenía 20, ha desperdiciado 30 años de su vida”. “Si alguna vez sueñas con vencerme, mejor despierta y discúlpate”.

“Mi único defecto es que no me doy cuenta de lo realmente grande que soy”. “La pelea se gana o se pierde lejos de testigos, tras las cortinas, en el gimnasio y en la carretera, mucho antes de que me ponga a bailar bajo las luces del ring”.

“Floto como una mariposa, pico como una abeja”. “Classius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí. No lo quería. Yo soy Mohammad Ali, un hombre libre”. “Odié cada minuto de entrenamiento, pero no paraba de repetirme: No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”. “Imposible es solo una palabra que utilizan los débiles que encuentran más fácil vivir en el mundo que les han dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible”. Y la más polémica. La que le dijo al gobierno de su país cuando requirrió su presencia en la guerra de Vietnam. “No voy a recorrer 10 mil kilómetros para a asesinar a un país pobre para continuar la dominación de los blancos contra los esclavos negros”.

Por: Carlos Hurtado Morón

 

 

REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Compártelo en:
Anuncio
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de:
Anuncio
Anuncio