Estos son los manes detrás de la “Facultad de podridas artes del Atlántico”
El titulo es:Estos son los manes detrás de la “Facultad de podridas artes del Atlántico”
Foto detalle: 
‘La Facu’ está conformada además por alumnos de Ciencias Sociales, Sociología, Contaduría y Administración, Artística y Licenciatura en Literatura | ALDIA.CO
aldia_web
Ivonne Arroyo

Estos son los manes detrás de la “Facultad de podridas artes del Atlántico”

3.1K

La página de humor en Facebook nació como protesta contra la reforma de la Ley 30. Estudiantes de la Universidad del Atlántico lideran la iniciativa.

Si algún estudiante de la Universidad del Atlántico de Barranquilla vio un letrero que pedía buscar a un coco extraviado, debe saber que fue una obra de Billie Jean Madera, el alumno de filosofía de cabello largo y rizado, que consiguió que un coco (sí, la fruta), con cara dibujada, se tomara fotos con Antanas Mockus, Jorge Enrique Robledo, Sergio Fajardo y otros personajes de la política nacional.

Debe saber también que este joven, presidente de la Fundación Nuevas Letras, autor de dos libros de poesía e integrante del proyecto en Youtube ‘Musiquilla’, es uno de cerebros detrás de la Facultad de Podridas Artes del Atlántico, una popular página en Facebook que ha sido censurada más de tres veces y en la cual los usuarios de la red social han encontrado un espacio para burlarse de la cotidianidad del país.

La página, con más de 89 mil fans y un alcance de 3 millones de personas, inició en 2011 como un espacio para protestar contra la privatización de la educación por parte del Gobierno Nacional en el marco de la reforma planteada a la Ley 30.

“El proyecto es iniciado por un compañero al que le dicen 'Kasposo', además, para visibilizar los problemas de la facultad de Bellas Artes en el Viejo Prado, que se caía a pedazos… y cuando todo terminó nos preguntamos ¿y ahora qué?”, contó Madera, también conocido como ‘Cocos Palmeras’.

En ese entonces, cientos de estudiantes habían encontrado el medio “ideal” para expresarse. Por eso, ‘La Facu’, como suelen llamarle, también se interesó por temas coyunturales como las protestas por la eliminación de rutas ofrecidas por Lolaya y Monterrey, más conocidas como Murillo derecho y las gestiones de los exrectores Ana Sofía Mesa y Rafael Castillo.

Actualmente, utilizan su sarcasmo en temas como el plebiscito por la paz, la calidad en la prestación de los servicios públicos (agua y energía eléctrica), el nuevo código de policía, y la actualidad de Junior.

“Nosotros queremos que la gente se pellizque. Hemos notado que poca gente se interesa en temas serios así que buscamos que el humor pueda decir verdades”, es la consigna de los ocho administradores de la página de sátira, todos estudiantes de Uniatlántico.

“Muchos pueden pensar que detrás de esto solo hay gente sin oficio”, afirma César ‘Parche Pérez’ Ariza, uno de los integrantes y estudiante de Derecho. ‘La Facu’ está conformada además por alumnos de Ciencias Sociales, Sociología, Contaduría y Administración, Artística y Licenciatura en Literatura, quienes han pedido identificarse por sus apodos: Kasposo, El gallo Claudio, pupilo Bocachico, pupilo Cachaco y El perro Diógenes. 

Impacto en la comunidad estudiantil

La iniciativa, que hace uso de lenguaje coloquial y popular para llegar al estudiantado en general, comenzó a tomar fuerza con el paso del tiempo, algo que notaron sus miembros con el fenómeno Harlem Shake, un popular baile que se hizo viral en las redes sociales.

“No lo dijimos en serio, pero hicimos una convocatoria en la U para filmar el baile. Era una broma, pero ese día la plaza del bloque D se llenó y luego entendimos que era por la publicación. Entendimos la magnitud”, cuenta Madera.

Los límites

De acuerdo con las normas comunitarias de Facebook, los contenidos sensibles o que fomenten comportamientos irrespetuosos pueden ser eliminados e incluso, dependiendo de los riesgos que generen, pueden provocar  la inhabilitación de la cuenta o un llamado a las autoridades locales.

Por eso, páginas como ‘La Facu’ deben evitar crear publicaciones que generen censuras. “Ya sabemos que no podemos burlarnos de la religión o temas muy delicados”, conlcuye Madera.

*Publicado por Ivonne Arroyo en El Heraldo

Pueden seguir la página aquí:

Y a nosotros pueden seguirnos aquí

Compártelo en:
Construido para ti con info de: