Ocho noticias que parecen del día de los inocentes, pero no lo son
El titulo es:Ocho noticias que parecen del día de los inocentes, pero no lo son
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

Ocho noticias que parecen del día de los inocentes, pero no lo son

463

Inocente mariposa te dejaste engañar, hoy por ser día 28 en nadie debes confiar”. Con esta frase termina la broma, chanza o inocentada que los latinoamericanos acostumbran a ha­cer en el Día de los Santos Inocentes, lo que por tradición se conmemora todos los años para esta fecha, 28 de diciembre.

El origen de esta costumbre se re­monta a más de dos mil años atrás, cuando nació Jesús de Nazareth. El rey Herodes ordenó una matanza en Belén y acabó con todos los niños menores de dos años, para asegurarse así de que el anunciado Mesías, futuro Rey de Is­rael, fuera asesinado y no pusiera en riesgo su reinado. En la Edad Media la Iglesia Católica estableció el 28 de diciembre como el Día de los Santos Inocentes, en conmemoración de los niños masacrados por ese rey obse­sionado con el poder y con temor a perderlo. Con ocasión de esta con­memoración, AL DÍA presenta una muestra de ocho hechos judiciales que reales que se dieron a lo largo de este año en la ciudad y el país, y que tuvieron características de inocen­tadas. Llama la atención la decisión del juez que le dio casa por cárcel a un delincuente, “porque no repre­sentaba peligro para la sociedad”, pero fue captado por AL DÍA cuando blandía un puñal para atracar a una indefensa mujer. Estos son los casos.

¡Detenido ocho veces!

Rafael Toro Pote, reconocido atracador con un extenso prontuario delictivo, fue detenido por octava vez -seis en Barranquilla y dos en el Magdalena- en el corregimiento de Candelaria, del citado departamento, el sábado 8 de agosto del presente año.

El asaltante se había fugado del beneficio de casa por cárcel de la que gozaba en esta ciudad, por lo que fue recapturado y asegurado en la cárcel Modelo. El confeso asaltante es conocido como el ‘Ladrón de la óptica’, por uno de los robos que cometió y fue grabado por una cámara de seguridad del establecimiento.

El último hurto lo cometió el 2 de diciembre de 2014 en el Club Italiano, en el norte de Barranquilla. Ese día fue capturado junto con ocho personas, quienes fingieron que iban a alquilar un salón y robaron 1 millón 900 mil pesos de la caja, teléfonos celulares y computadores.

Pide permiso y vuelve con ‘lipo

El miércoles 15 de julio se conoció un hecho que causó revuelo en Barranquilla y retumbó en todo el país relacionado con una reclusa de la cárcel El Buen Pastor.

Steffy Díaz Atencia, de 26 años, quien es procesada por el delito de tráfico de estupefacientes, fue llevada a una clínica de la ciudad tras presentar dolor en uno de sus senos; hasta ahí todo iba bien.

Sin embargo, la mujer después de ser atendida regresó al penal e informó que se había practicado una liposucción.

Ofelia Díaz Pedroza, directora del establecimiento carcelario, sostuvo que fue informada del segundo procedimiento cuando el abogado de la reclusa solicitó detención domiciliaria porque su defendida “necesitaba que se le practicaran unos drenajes linfáticos, pues se había practicado una cirugía estética”.

 ¿No representa peligro?

Pese a la denuncia de una mujer víctima de un atraco ocurrido el martes 5 de mayo en la prolongación de la calle Murillo, escena que fue captada en ese preciso instante por un equipo periodístico de AL DÍA, las autoridades tuvieron que dejar en libertad al supuesto autor, capturado la noche de ese mismo día, y quien era el parrillero de la moto.

Fuentes de la Policía informaron que Elkin Leonardo Moreno Mora, como identificaron al individuo, permaneció retenido 24 horas en la Unidad Permanente de Justicia (UPJ), y luego recobró la libertad.

Todo porque en ese momento no había una denuncia formal en su contra. Sin embargo, Moreno Mora quedó vinculado a un proceso por hurto calificado y a la espera de que un juez emita una orden de captura en su contra. El hombre fue aprehendido por la Policía en un puesto de vigilancia, en el barrio La Central de Soledad.

El búnker de ‘la Gata’

 El pasado jueves 30 de julio se conoció que la empresaria Enilce López Romero, condenada por los delitos de homicidio y concierto para delinquir con paramilitares, reforzó su seguridad en el cuarto donde está hospitalizada en la ESE Cari.

A López le instalaron una puerta blindada en la habitación, en el cuarto piso del hospital, luego de recibir el visto bueno del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Una fuente oficial contó a esta casa periodística en su momento que la medida de seguridad surgió por petición de la defensa de López. “Uno de los abogados aseguró que se estaban presentando amenazas muy serias contra la vida de la señora”.

Semanas después se presentó una controversia sobre si verdaderamente era necesaria esa medida de seguridad y qué autoridad debía tomar la decisión de desmontarla. Hoy, la puerta blindada sigue ahí.

 

‘Premio’ de casa por cárcel

 El martes 21 de julio, la justicia de Colombia le concedió el beneficio de prisión domiciliaria a Byron Palacio Fernández, un violador en serie reconocido por sus víctimas, confeso, condenado y catalogado –dentro de las investigaciones de la Fiscalía–, como un peligro para la comunidad.

Palacio Fernández, de 49 años, estaba asegurado en la Penitenciaría de El Bosque pagando una de las cuatro condenas que le habían sido impuestas por asaltos sexuales cometidos entre diciembre de 2007 y agosto de 2008 contra menores de edad en los barrios El Bosque, Las Malvinas y La Sierrita, en el sur de Barranquilla.

El Monstruo de la Sierrita, como lo identifican los expedientes de la Fiscalía, salió con un brazalete electrónico en su tobillo derecho, para su casa, ubicada en el barrio La Cordialidad, en el sur de Barranquilla.

El Juzgado de Ejecución de Penas de Sincelejo le concedió el beneficio de casa por cárcel el 27 de marzo pasado. El miércoles 22 de julio fue aprehendido en Maicao, cuando intentaba huir a Venezuela.

Suspendida Ley de honores

La Cámara de Representantes tuvo que suspender el martes 28 de julio la votación por falta de quórum de la Ley de honores a Diomedes Díaz, en la que se pretendía exaltar su obra musical.

Al momento de su suspensión la votación iba 44 votos a favor de ley Diomedes y 16 en contra.

La pelea surgió cuando parlamentarios de la Alianza Verde y el Polo cuestionaron el proyecto de ley, basados en que no se puede rendir homenaje a una persona condenada por el homicidio de una mujer.

En medio de la controversia, el representante del Polo, Alirio Uribe, resumió así su oposición: “a pesar de que respetamos profundamente el folclor vallenato y reconocemos la importancia del género musical, no podemos aprobar una ley de feminicidio y al otro día promover una ley de honores para una persona que violó esta ley”.

¿Será que iba a volver?

 Pese a que Diego Armando Niebles Bolívar debía estar preso en la Cárcel Distrital El Bosque, sindicado del delito de hurto calificado agravado por presuntamente dedicarse al hurto de vehículos de alta gama, agentes de la Sijín lo sorprendieron el martes 8 de diciembre cuando se dirigía en un taxi hacia Riomar.

Al preguntarle el motivo de su libertad, el ex miembro de la banda ‘los Hipermegaplay’ dijo que el director de la cárcel le había dado un permiso hasta el 9 de diciembre, pero no pudo demostrarlo, por lo que fue capturado.

Rusbel Martínez, director del centro carcelario, confirmó el permiso que le dio al interno, argumentando que “fue a través de una resolución de trabajo ya que hace parte de un programa de resocialización, y el permiso.

 “Mi perrita está enferma”

 Cuatro asaltantes de una veterinaria, señalados por la Policía como integrantes de la banda ‘los Caninos’, fueron arrestados por miembros de la Sijín, tras quedar registrados en un video de seguridad.

Uno de los sujetos cargaba una cachorra de raza mestiza “haciendo simular que estaba enferma e iban a pedir un tratamiento”, aseguró el general Ramiro Castrillón Lara, comandante de la Policía Metropolitana.

Las imágenes muestran cuando dos asaltantes ingresan a la veterinaria Sharpey, en la carrera 38 con calle 69.

Los atracadores obligan a tres clientes a ingresar a un consultorio, no sin antes requisarlos y ver que no estuvieran armados. Afuera, otros dos cómplices en motos los esperaban.

Pero los agentes de la Sijín llegan en ese momento y los reducen, tras recibir una llamada que los alertó del robo.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: