Acordeoneros se pellizcan para retomar el mando en las agrupaciones
El titulo es:Acordeoneros se pellizcan para retomar el mando en las agrupaciones
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
aldia_web
Jonathan Díaz Cárdenas

Acordeoneros se pellizcan para retomar el mando en las agrupaciones

237

Este año comenzaron a liderar sus proyectos respaldados en cantantes juveniles.

El 2019 comenzó con mucho revuelo en la música vallenata. Varios acordeoneros, de los más renombrados, armaron sus propias agrupaciones para realzar de nuevo su propia figura, que otrora lideraban los conjuntos vallenatos.

El sincelejano Juancho De la Espriella dio el primer paso. Renunció a ser el acordeonero del consagrado Peter Manjarrés, y armó su propio grupo, Los de Juancho, que presentó oficialmente el 27 de enero en Tenerife (Magdalena).

Para su nuevo proyecto convocó a los vocalistas Carlos Mario Parra y Julio César Rojas, y conquistó el Congo de Oro en el Carnaval de este año.

El modelo de Juancho lo siguió Iván Zuleta, quien lleva las riendas de su tropa, como la ha denominado. También entraron en esta tendencia José Fernando ‘el Morre’ Romero y Goyo Oviedo.

El propósito, según los inspiradores de este patrón musical, es volver a lo de los años 70, cuando las agrupaciones eran reconocidas y denominadas con el nombre del acordeonero: Alejandro Durán y su conjunto; Alfredo Gutiérrez y su conjunto, por citar dos ejemplos.

El historiador y folclorista Tomás Darío Gutiérrez cuenta que en 1880, antes de la llegada del acordeón, las protagonistas fueron las cantadoras, mujeres como Juana Díaz Villarreal, madre de Alejo Durán; Tiburcia Blanco y Rosario ‘Chayo’ Viña; luego los decimeros y los cantadores de gaita.

“Esos eran nuestros cantadores, cuando llega el acordeón trajo como costumbre que el intérprete era el mismo que ejecutaba el instrumento, verseaba y este a su voz componía las canciones. Ellos comienzan a hacer sus juglarías por el Magdalena Grande, y desde esa época este instrumento monopolizó los conjuntos con esa figura de juglar, título que llevaron desde la figura legendaria de Francisco El Hombre, Pedro Nolasco Martínez, Juancho Polo Valencia, Emiliano Zuleta, Abel Antonio Villa, entre otros”.

El cantante aparece comercialmente en 1969, cuando la agrupación de los Hermanos López convoca a Jorge Oñate para grabar el álbum Lo último en vallenatos, esta nueva figura ganó tanta relevancia que comenzó a cambiar el molde y a hacer que caja, guacharaca y acordeón pasaran a un segundo plano.

Bajo este esquema despuntaron icónicas figuras como Poncho Zuleta, Diomedes Díaz, Silvio Brito, Beto Zabaleta, Iván Villazón, Farid Ortiz, entre otros.

Posterior a este boom es el acordeonero Israel Romero, tras la muerte de Rafael Orozco (1992), quien demostró ser capaz de seguir siendo la cabeza visible de un grupo consagrado a nivel internacional como el Binomio de Oro. “Hay que ver esto como una verdadera empresa y arriesgarse, luchar por lo de uno. Cuando ‘Rafa’ murió yo tuve mis dudas para seguir adelante; pero saqué del Binomio de Oro nuevos talentos como Jorge Celedón, Jean Carlos Centeno, Alejandro Palacio, entre otros. Me he convertido en una especie de guía para muchos y eso es satisfactorio. Me alegra que ahora este grupo de acordeoneros se haya decidido a ser verdaderos líderes, estaban en mora y creo que después de acumular cierta experiencia puedes ser faro para otros”, declaró a AL DÍA el ‘Pollo Irra’.

‘LA MELODÍA TAMBIÉN ES REINA’

Juancho De la Espriella, quien acaba de culminar una gira por seis ciudades en Estados Unidos con su nueva agrupación, contó que se cansó de ser empleado y se atrevió a emprender nuevos caminos.

 “Siempre soñé con tener una agrupación que dependiera de mí, y también en la que pudiera brindarle la oportunidad a nuevos talentos, crear una especie de semillero para las nuevas voces. No tengo temores porque con escasos cuatro meses ya conquistamos un Congo de Oro, y acabamos de cumplir nuestra primera gira nacional e internacional. Este movimiento regresa la música vallenata a los comienzos, muchos colegas se han pellizcado y también decidieron armar sus agrupaciones, creo que hemos abierto una ventana que está llena de mucha luz”, dijo el sabanero que también fue fórmula musical de Diomedes Díaz, Silvestre Dangond, Martín Elías, Peter Manjarrés y Mono Zabaleta.

“Era necesario darle protagonismo al acordeonero por el momento que atraviesa el vallenato, porque nuestro género no solo es poesía, también reina la melodía. Soy un doliente del vallenato raizal y de seguro va a ser motivadora esta iniciativa”, concluyó Juancho, que en su novel proyecto está acompañado de las voces juveniles de Carlos Mario Parra y Julio César Rojas.

Para Iván Zuleta había años luz entre las ganancias y brillo que tiene un cantante y un acordeonero.

“Ellos salen solos en la carátula y en la parte de atrás es que ponen al acordeonero. En las presentaciones en vivo nos ponen tres pasos atrás, quedando en la misma línea del cajero y guacharaquero, entonces hay que acortar la brecha”, dijo el artista de 42 años.

Este acordeonero, de reconocida dinastía musical vallenata, armó La Tropa de Iván Zuleta acompañado de los cantantes ‘Mayo’ Castro y ‘Luifer’ Mercado. También lo respalda el acordeonero Harold Martínez, con quien realiza un show de versos.

“Quise manejar un formato con dos cantantes y dos acordeoneros para desarrollar la parte autóctona y el tema de fusiones. Esto nos ha dado buen resultado calando entre el gusto del público adulto y joven. Acabamos de grabar un tema de mi autoría, No vuelve a pasar, y queremos sacar un álbum. Esto ha sido un proceso duro, pero voy como decía Diomedes: ‘sin prisa, pero sin dormirme’”.

“Tenemos 12 presentaciones confirmadas por Estados Unidos. Ahora más que nunca estoy comprometido con nuestro folclor. Cuando estuve con Diomedes entendí que debía acompañarlo con mis notas, porque su sola presencia enloquecía al público, acá es lo contrario, además de acompañar a los cantantes, me toca guiarlos en la interpretación”.

Zuleta aseguró que con esta apuesta quiere lograr que los enamorados vuelvan a dedicarse canciones vallenatas, y a que el despechado se vuelva a desahogar.

‘ARME EL PROYECTO CON TEMORES’

Otro acordeonero consultado por AL DÍA fue ‘Morre’ Romero, quien manifestó estar sorprendido por la respuesta positiva que ha obtenido tanto del público como de los empresarios con su propuesta: el Combo del Morre.

“Confieso que armé este proyecto con algunos temores, pero hoy se han disipado. Hay mucha gente que anhela el regreso del vallenato tradicional y esa es la línea que estamos tomando. Le acabamos de hacer unos nuevos arreglos a Solo por ti, tema que grabé con el Binomio de Oro y ha gustado mucho”.

“Esto va a dar sus frutos, porque en el vallenato el acordeón siempre ha sido protagonista. En el Festival Vallenato la gente viene a ver es a los ejecutantes de este instrumento, el vallenato es de los acordeoneros, cantantes hay en todos lados. No quise seguir trabajando para los cantantes porque a los pocos meses ya quieren oxigenarse, entonces es mejor manejar uno su propia agrupación”, agregó ‘Morre’, quien desde el mes pasado está acompañado por los vocalistas César De la Valle, de Valledupar;  y Aldair Jiménez, de Barranquilla.

Otra de las voces autorizadas en esta tendencia es el Rey Vallenato 1989, Omar Geles, quien hace 13 años creó el grupo La Gente de Omar Geles.

“Hay es que atreverse, invito al resto de colegas a que se sumen a este movimiento, hace 11 años cuando nadie hacía fusiones La Gente de Omar Geles se atrevió a hacerlo con Chao amor. Nos llovieron las críticas, pero luego fue tendencia. Ahora el panorama es igual, quizás critiquen a los acordeoneros que están armando sus grupos y no les vean futuro, pero creo que los papeles se pueden invertir. Hay mucha añoranza entre los amantes del vallenato y siempre que haya una buena melodía llegará el respaldo del público. Creo que es más difícil pegar una agrupación nueva, que una con un acordeonero de renombre, lo único que deben hacer es crear buenos álbumes”, sentenció.

Te puede interesar

Compártelo en: