Adys García la “flor pálida” de Polo Montañez
El titulo es:Adys García la “flor pálida” de Polo Montañez
Foto detalle: 
Polo Montañez en compañía de Adys García antes de su muerte.
aldia_web
Redacción ALDIA

Adys García la “flor pálida” de Polo Montañez

85

La viuda del cantautor cubano se encuentra en Riohacha

Fue al pide la cama de Adys García Álvarez que Polo Montañez   cantó las primeras estrofas de “Flor Pálida”, esa linda canción que compuso en su honor.

Ella quien fue su compañera durante tres años y medio recuerda ese momento como si fuera ayer. “Me dijo, mira la canción que te estoy haciendo”, relata mientras rememora el día que la cantó por primera vez en La Casona, lugar donde festejaron su cumpleaños el 13 de febrero de 2001. Tuvo que cantarla en dos oportunidades porque los que estaban allí quedaron encantados y se lo pidieron.

Adys se encuentra en Riohacha, donde fue invitada a la tertulia que se hizo en honor a ese destacado cantautor cubano, a quien la fama le llegó tarde y le duró poco, pero que dejó sus canciones  en el corazón de los amantes de su música.

Fue en Colombia cuando alcanzó máximo éxito con la canción “Un montón de estrellas”, tema que hasta el son de hoy es recordado y bailado por muchos. Luego de eso fue conocido en toda Cuba, ya que inicialmente solo se oían sus canciones en su pequeña tierra en la provincia de Artemisa, antes San Cristóbal.  Fue  el sello discográfico Lusáfrica de Francia el que lanzó al mercado en nuestro país el primer CD del artista, Guajiro natural, el otro sobrenombre con el que se le conoce. Ganó disco de oro y luego de platino ya que su disco estuvo diez semanas en el primer lugar.  “Cuando empezó a ser reconocido la vida nos cambió mucho, viajaba a otros países  a cumplir compromisos, aunque a él no le gustaba salir de Cuba”, afirma Adys.  Asegura que extrañaba sus amistades, sentarse en al frente de su casa a echar cuentos y reírse hasta el cansancio. “Era muy inquieto, salía, entraba, se fumaba un cigarrillo, se tomaba un café  y silbaba, quizás buscando la melodía de alguna nueva canción”, dice su viuda.  Nunca quiso mudarse a otro país y tampoco “despintó”, como dicen en Cuba a quien se le sube la fama a la cabeza, asegura Adys.  En el 2002 vuelve a grabar otro disco titulado Guitarra Mía con la misma disquera con que había firmado para cuatro producciones discográficas. Sin embargo, llegó su muerte el  20 de noviembre de 2002, en un viaje de regreso de ciudad de La Habana hacia San Cristóbal, donde  se estrelló en su auto contra un camión, resultando gravemente herido. Seis días después  falleció. En el accidente falleció el hijo de Adys e hijastro de Polo Mirel, quien tenía 25 años. “Fue un momento muy duro, pero sus canciones perduran en el tiempo”, asegura Adys.

Con información de Sandra Guerrero Barriga

Te puede interesar

Compártelo en: