El cine de terror y la Navidad se juntan en estos cinco clásicos
El titulo es:El cine de terror y la Navidad se juntan en estos cinco clásicos
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

El cine de terror y la Navidad se juntan en estos cinco clásicos

90

‘Jack Frost’ es uno de los clásicos navideños que quizá no son tan adorables o nostálgicos como otras cintas de la época decembrina pero que sin duda tienen adeptos.

La Navidad es una época en la que se permite ser entrañable, entonces ¿Por qué un papa Noel zombie que quiere desatar el caos, no podría serlo? 

El cine navideño siempre se ha caracterizado por los niños traviesos, abuelos cascarrabias que al final terminan teniendo un gran corazón y la gente que ayuda a otros sin que estos se enteren.

Las películas de navidad han intentado convertir a su audiencia en mejores personas, mientras que el cine de terror ha abierto interrogantes como “¿hay alguien ahí?” para terminar concluyendo que nada fue una buena idea.

Basta con preguntar ¿Se puede aprender del cine navideño de terror? La respuesta varía según el espectador, o quizás a alguien le sirva si siente algún ruido extraño a la media noche del 24.  De igual manera a alguno no le vendría mal un susto para bajar las calorías de toda la comida que se consume en la última noche de la novena.

Pero lo más importante es que gracias a este listado se puede comprobar que hay gente que la pasa mucho peor que otros en las famosas reuniones familiares.

Navidades infernales (1980)

Harry el “protagonista” de esta película crece con un padre terrible que se disfraza de papa Noel, por lo que desde muy joven se acostumbra a recibir golpes en vez de regalos. Como es lógico, en su adultez Harry se viste de papa Noel hasta creer que es él. Así que para que todo el mundo crea en la Navidad, Harry empieza a observar a sus vecinos para poder anotar en su lista los que han sido malos.

A estas personas “malas” las terminará matando con un hacha no sin antes haber dejado un regalo a los hijos de la víctima en caso de haber sido buenos, porque al fin y al cabo no los cree culpable de nada.

Navidades infernales es una película catalogada de culto, dirigida por John Waters (Pink Flamingos) quien la define como “la mejor película sobre Navidad de la historia”.

No abrir hasta Navidad (1984)

Es común ver fotografías de niños llorando sentados en el regazo de papa Noel por la angustia que le crea sentarse en las rodillas de un desconocido. En esta película uno de esos niños no ha superado tal trauma y se dedica a matar a todo aquel que esté disfrazado de Papá Noel y se cruce en su camino. No en vano una de sus frases famosa reza así: "Lo siento, Santa, tenías que haberme traído el Scalextric tal y como te lo pedí".

Los duendes (1989)

Kirsten es una joven que decide irse de campamento con sus amigas y aprovecha la oportunidad para jugar con la ouija con tan mala suerte que unas gotas de sangre caen al suelo despertando a un duende diabólico que resulta ser un ayudante de Santa Claus.

 

Como un contexto sobre el origen de la criatura el metraje muestra como Hitler llevó a cabo un sinnúmero de experimentos para crear un ejército de duendes demoniacos y así poder invadir el mundo, pero para poder hacerlo la clave del misterio residía en la sangre de Kirsten.

Kirsten es el último ser humano de raza aria pura y su sangre la desencadenante de la maldición. La joven quedará atrapada en un centro comercial para ser defendida por un ex policía alcohólico que trabaja disfrazado papa Noel.

Jack Frost (1997)

Advertencia: no confundir con el Jack de El origen de los guardianes.

Como en el cine navideño de terror todo se vale, un asesino serial muere y su alma termina reencarnando en un muñeco de nieve que tiene la capacidad de correr, aunque no tenga piernas y es incapaz de derretirse (ni el secador lo detiene).

Bajo este mismo título ese año se estrenó una comedia familiar cuya trama giraba en que un padre (interpretado por Michael Keaton) no les hace caso a sus hijos y termina muriendo en un accidente de tránsito para luego reencarnar en un muñeco de nieve y poder darles un último abrazo a los pequeños.

¿Cómo habrán lidiado los padres en aquella época cuando llevaban a casa el DVD de Jack el asesino a en vez del padre arrepentido?

El verdadero Santa (2005)

En esta película, Papa Noel es en realidad un demonio malvado que perdió una apuesta con un ángel y quedó condenado a pasarse miles de años a regalando juguetes a los niños. El dato curioso es que esta apuesta ha caducado y Santa busca venganza, por lo que decide asesinar a todas las personas que se le crucen por el camino, demostrando que entre Santa y Satán no hay mucha diferencia.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: