ESPECIAL | 15 polémicas más sonadas en el Festival de Orquestas
El titulo es:ESPECIAL | 15 polémicas más sonadas en el Festival de Orquestas
Foto detalle: 
Otro de los aspectos que mayor inconformidad causó cuando esta maratón musical se desarrollaba en el Coliseo Cubierto. | Archivo
aldia_web
Jonathan Díaz Cárdenas

ESPECIAL | 15 polémicas más sonadas en el Festival de Orquestas

416

Tras el fallo del jurado se han vivido momentos tensionantes.

Durante los 50 años que han transcurrido en el Festival de Orquestas, han ocurrido una serie de situaciones que causaron descontento entre grandes agrupaciones y sus seguidores. Figuras rimbombantes como Diomedes Díaz, Rafael Orozco, la Billo’s Caracas Boys, Grupo Niche, solo por citar algunas, protagonizaron capítulos anecdóticos que los llevaron a discusiones memorables.

AL DÍA recopiló 15 hechos polémicos y situaciones curiosas de esta contienda musical que en 16 días volverá a tener un nuevo capítulo en la Plaza de La Paz, donde las agrupaciones más ganadoras harán una presentación especial para recibir el Congo Bodas de Oro.

Organizadores del evento, jurados, presentadores y algunos músicos contaron detalles de estas disputas que muchos desconocen, pero que en su momento despertaron una polvareda de comentarios.

A continuación ahondaremos en cada una de estas controversias.

1. “Me hicieron la rosca  en el primer festival”

El saxofonista, cantante y arreglista cartagenero Blas ‘Michi’ Sarmiento Marimón, participante de la primera edición del Festival de Orquestas (1969) en la categoría Conjuntos con su Combo Bravo, contó que en esa ocasión el fallo del jurado causó mucho malestar entre el público, y días después en los medios de comunicación.

“Yo me sentí ganador, pero me hicieron la rosca y en vez del Congo me dieron fue una mención especial. Recuerdo que me enfrenté de tú a tú a Los Blanco de Venezuela y a la Billo’s, interpreté La maestranza y el coliseo enloqueció. Yo tenía un timbalero, Rafael Benítez que apabulló a los internacionales, incluso Renato Capriles, director de Los Melódicos lo felicitó. Luego vino Alí Pérez con la orquesta de Pacho Galán a tocar la misma Maestranza, pero el público no respondió, porque fue muy fría su presentación, el Congo era mío, pero me hicieron la rosca y los ganadores fueron la Billo’s, los Hermanos Martelo, Los Blanco y Los Corraleros”.

2. El enojo de Billo Frómeta ante el jurado

En 1979 la gran polémica se originó por la entrega del Congo de Oro, en la modalidad Orquestas, a los Melódicos de Renato Capriles, que se impuso sobre la también venezolana Billos Caracas Boys. Luis María Frómeta Pereira, director de esta última, reaccionó enfurecido ante el veredicto del jurado calificador.

“Ustedes no saben nada de música, y a este Festival no vuelvo más”, gritó el maestro de origen dominicano, dirigiéndose a Marco T. Barros Ariza, uno de los integrantes del jurado. El maestro Billo adujo que al Carnaval había venido con tres temas colombianos  exclusivos para interpretarlos en el Festival de Orquestas, pues su meta era ganar: Raza de Mario Gareña, el Mosaico Costeño 41 (Se va el caimán, Juepa, Lolita y Merecumbe en Cartagena), y Tambores de Carnaval, de Esthercita Forero, el éxito musical de ese año.

En cambio, Los Melódicos interpretaron tres temas viejos, entre ellos, Chino  Li Wong, una vieja guaracha que Manolo Monterrey, en ese momento intérprete de Los Melódicos, había grabado con la Billos, 20 años atrás.

“¿Cómo es eso que Los Melódicos me van a ganar con una canción que yo impuse primero?”, se quejó el maestro.

3. Óscar D’ León también fue afectado

En 1980 hubo otra polémica por el Congo de Oro entregado a Juan Piña, quien le ganó al venezolano Oscar De León, el gran ovacionado de la jornada y considerado como fijo ganador, pero el jurado le restó puntos por haber complacido al público, repitiendo el tema María, violando por consiguiente las reglas del Festival en las cuales se estipuló que cada grupo debía tocar tres canciones. D’ León también violó otra de las normas del Festival, como fue no haber interpretado un número colombiano completo, ya comenzó con San Fernando, de Lucho Bermúdez, y lo convirtió al final en un mosaico con temas foráneos.

4. El ‘fuera de concurso’ mató varias categorías

En un artículo de prensa escrito en 1984 por el periodista Pat Jiménez para el Diario del Caribe una vez concluyeron los Carnavales, hizo referencia a un término que por primera vez fue acuñado al Festival de Orquestas ‘Fuera de concurso’. “Esto no le queda bien al Festival. Además este año se repitió la polémica, el fallo entregado por los jurados a los animadores no coincidió con el que emitió la unta del Carnaval. En ningún momento la orquesta los Caribes debió ser declarada fuera de concurso, merecieron la gloria’.

5. “No soy revelación”: Joseíto Martínez

En 1991 el trompetista y cantautor cartagenero Joseíto Martínez estalló en ira debido a que su agrupación fuera escogida como Revelación Internacional del Carnaval durante el Festival de Orquestas, y no como ganador en la modalidad de Combos. Así lo recordó la comunicadora social y también jurado de este certamen Zoraida Noriega, quien hizo un gran despliegue de esta polémica en El Heraldo. 

“Joseíto dijo que hubiese preferido que le dieran el segundo lugar en la categoría Combos y no esa distinción de revelación, sobre todo porque ya tenía cuatro años presentándose en el festival”, recordó Noriega.

En esa ocasión Joseíto hizo una presentación impecable con la cumbia Canto a mi mamá, Carnaval, en ritmo de chandé y el merengue El último beso. “Su presentación tuvo mucha recepción al punto que le pidieron que repitiera El último beso, muy de moda para la época y el jurado le otorgó el permiso. Joseíto se sentía ganador y cuando le dan esa distinción buscó a los medios para decir que era increíble lo ocurrido y que se veía mal que siendo el cartagenero, lo reconocieran como revelación internacional. Al año siguiente grabó la canción protesta Congo moral”.

6. El increíble Congo de Bananas en salsa

Otro hecho controvertido se vivió en 1991, cuando el grupo Bananas, agrupación merenguera por excelencia fue premiada con el Congo de Oro en la categoría Salsa, dejando con las manos vacías a Grupo Niche que se había ganado la ovación de los asistentes, quienes ondearon sus pañuelos casi que exigiendo que les fuera otorgado el premio.

“Es insensato que haya ocurrido eso. Bananas podía ser merecedora del premio Revelación del Año, porque era una agrupación con corta trayectoria y su repertorio era merenguero, no entendemos como el jurado cometió ese grueso error que decepcionó a todos los seguidores de Niche y de paso a los que amaban el Festival”, expresó Álvaro ‘Pelusa’ Cabarcas, quien fue pianista de Niche en esa temporada.

7. Problemas con los horarios de Tv

Otro de los aspectos que mayor inconformidad causó cuando esta maratón musical se desarrollaba en el Coliseo Cubierto, eran los horarios asignados para las presentaciones. Los Inéditos de Cartagena en 1990 realizaron fuertes críticas a los organizadores, ya que en palabras del empresario y profesor de música Eugenio Giraldo, creador y director de esta orquesta, la programadora de televisión Star TV junto a la organización decidieron adelantar la presentación de Joe Arroyo, quien fue declarado el Súper Congo de Oro.

“Se sabía que ese era el momento cumbre del evento y que luego de eso la gente se iba a ir del coliseo, aun así nos dejaron de últimos junto a Joseíto Martínez y nuestras presentaciones fueron canceladas, es una verdadera falta de respeto porque invertimos varios meses para prepararnos y también dinero en nuestro vestuario”, declaró a El Heraldo.

Tito ‘Sensación’ Mejía, quien fuese por 13 años presentador del Festival contó que en 1993, cuando el evento se llevó a cabo por primera vez en el estadio de béisbol Tomás Arrieta, tras bambalinas, algunos artistas comenzaron a lanzarse improperios entre sí por figurar en el horario prime.

“No doy nombres para no herir susceptibilidades, solo uno estaba seguro de tan privilegiado horario, porque la multitud como en años anteriores empezaba a corear su nombre cuando lo estimaba necesario: Joe Arroyo”.

8. El cambio de escenario desmotivó

Desde 1993 cuando los organizadores decidieron trasladar la competencia al estadio de béisbol ‘Tomás Arrieta’, buscando una mejor taquilla, hubo mucho malestar e inconformismo no solo entre el público, sino entre las mismas orquestas quienes pese a que reclamaban una mejor acústica, comenzaron a extrañar el escenario original, donde el fervor de la gente le daba un toque mucho más especial.

El propio Joe Arroyo manifestaría que este traslado le quitó el encanto al espectáculo. “Desde que el Festival salió del Coliseo no es igual, allá el público hacía que uno se emocionara más y la diera toda por conseguir el Congo. Ahora va menos gente y se siente uno casi que solo cantando”, dijo en una ocasión en entrevista concedida al investigador cultural Rafael Bassi Labarrera.

9. Diomedes, Poncho y Oñate se retiraron

En 1993 tres grandes del folclor vallenato sentaron un precedente al retirarse de la contienda. Desde 1974 cuando se institucionalizó un segundo día de competencia exclusivo para conjuntos vallenatos, no había ocurrido algo tan polémico. Las tres agrupaciones coincidieron en que eran muchas las ganancias económicas que obtienen los organizadores bajo el sudor y esmero que le imprimen los artistas.

“La burla que se nos hacen después de nuestras presentaciones por parte del jurado, el que escoge a dedo a los ganadores sin importar la categoría de los mismos, nos da pie para retirarnos”.

Ese año ante la ausencia de estos grandes exponentes, el camino quedó expedito para que Joaco Pertuz y Julio Rojas conquistaran su primer Congo.

10. “La plata de la boletería se perdía”

Bertha Benedetti de Carbonell, quien en 1990 fue nombrada presidenta de la Junta de Carnaval contó a AL DÍA que una de sus preocupaciones giraba en torno al Festival de Orquestas, ya que le habían explicado que la plata de la boletería en años anteriores se perdía.

“Dije que a mí no me iban a meter presa por esa plata, así que decidí que las ganancias que dejara el evento fueran destinadas a una obra benéfica. Se las dimos al doctor Libardo Diago, director del Hospitalito San Francisco de Paula, quien quedó muy agradecido. Ese año lo producido en el coliseo Cubierto sirvió para hacer varias salas del hospital y para costear cirugías de varios pacientes”.

11. “Le di el Congo a Diomedes, era mi ídolo”

La presentadora y comentarista deportiva ‘Berthica’ Carbonell, también explicó que en 1990, tras un reñido empate técnico entre Binomio de Oro y Diomedes Díaz, el jurado le consultó a quién entregarle el Congo en la categoría Vallenato. “El Binomio venía de ganar cuatro años consecutivos, mientras que Diomedes pese a su grandeza solo había obtenido uno (1983). Luego de que el jurado me consultara qué hacer, le di el Congo a Diomedes, era mi ídolo”.

12. La eterna rivalidad entre Diomedes y el Binomio

Uno de los duelos más vibrantes en la categoría vallenato los protagonizaron los fallecidos Rafael Orozco y Diomedes Díaz. El primero obtuvo seis estatuillas, mientras que ‘El Cacique de La Junta’ solo dos.

Ralphy Polo, presentador del festival entre 1984 a 1995, recordó un capítulo cargado de tensión que se desató luego de Diomedes saliera vencedor. “El Binomio de Oro estaba pegado por esa época, además hicieron una presentación impecable, con su vestimenta muy elegante; mientras que Diomedes estaba difónico y con la camisa desabotonada. El jurado dio ganador a Diomedes, en esa época a los tres primeros lugares le daban Congo y El Pollo ‘Irra’, acordeonero del Binomio de la rabia que tenía estrelló el suyo contra la pared y dijo que no se presentaba más en el evento”. 

Por su parte ‘Irra’ señala que eso hace parte de los mitos que rodean el Festival. “Han inventado muchos cuentos, recuerdo que en esa ocasión ya teníamos tantos Congos que queríamos que Diomedes ganara y se reencontrará con su fanaticada. Los medios mostraron nuestros enfrentamientos como una gran rivalidad, pero realmente con Diomedes fuimos muy buenos amigos”.

13. Desacuerdos entre Sintramucol y el jurado

Ley Martin, quien se desempeñó en 1991 como director ejecutivo del Carnaval, relató a AL DÍA que ese año en el momento del fallo el jurado dio como ganadores a Los Inéditos, Grupo Niche, Binomio de Oro, Nando Pérez y a Joseíto Martínez.

Sin embargo, Argemiro Puello uno de los representantes del Sindicato de Trabajadores de la Música Colombiana (Sintramucol) entregó un veredicto distinto. “Los presentadores Abel González y Erasmo padilla se negaron a leer el fallo porque había ambigüedad. El directivo de Sintramucol, quienes hacían parte de la organización del Festival insistía que ellos también tenían voz y voto y eso generó la confusión”.

“El Carnaval era politiquero y los Congos se entregaban para congraciarse con algunos artistas y así buscar votos. La pelea era entre Binomio y Diomedes, y resulta que el señor de Sintramucol pretendía que se eligiera a Oñate y hasta se opuso a que los premios fueran entregados, eso dejó en entre dicho la seriedad del concurso y yo preferí renunciar”.

14. En su mejor momento los grandes no ganaron

Martin quien conoce a profundidad el tema salsero, explicó que en su momento se desataron varias polémicas porque las grandes estrellas internacionales, pese a tener los temas de la temporada carnavalera sonando en todas las emisoras, terminaban con las manos vacías.

“En su momento El Gran Combo, Johnny Ventura y especialmente a Cuco Valoy quien hace 40 años pegó Frutos del Carnaval, tema insignia de nuestra fiesta no le fue otorgado el Congo, eso hizo que los asistentes al coliseo se descontrolaran y lanzaran todo tipo de objetos a la tarima”, dijo.

En 1971 una gran polvareda de comentarios encontrados se levantó luego de que los jurados le entregaran el Congo de Oro, en la categoría Conjuntos y Combos, a Los Graduados de Medellín, por encima de El Gran Combo de Puerto Rico, que llegó con toda su pesada, liderada por su pianista Rafael Ithier y sus cantantes Andy Montañez y Pellín Rodríguez.

Los salseros consideraron un exabrupto que la agrupación liderada por Gustavo ‘El Loco’ Quintero ocupara el primer lugar. En tercer lugar fue relegado Johnny Ventura.

15. Rubén Blades

Uno de los hechos polémicos ocurridos recientemente tuvo como protagonista a un gigante de la salsa, el panameño Rubén Blades. En 2015 el artista central del evento fue Blades, quien a pesar de haber sido contratado para cantar una hora, se extendió por dos más. Por lo cual debieron sacrificarse las presentaciones de Checo Acosta, Kvrass e Iván Villazón, este último iba a ser homenajeado. “Más que rabia sentí tristeza, porque había acordado un espectáculo con Poncho Zuleta, Martín Elías y Alfredo Gutiérrez”.

Blades posteriormente se excusó. “Desafortunadamente un error en la comunicación me hizo entender que tendría más tiempo para extenderme. Nuestros contratos tienen un tiempo específico de duración. Pero cuando existe la oportunidad, la banda y yo nos vamos más allá de lo contractual, por respeto a la gente y para compartir con el público más canciones”.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: