ESPECIAL | Brian Jones, genio creador de los Rolling Stones
El titulo es:ESPECIAL | Brian Jones, genio creador de los Rolling Stones
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Se inspiró en el jazz para crear grandes piezas.
aldia_web
Paul Henríquez

ESPECIAL | Brian Jones, genio creador de los Rolling Stones

202

Lewis Brian Hopkins Jones, conocido como Brian Jones, murió el 3 de julio de 1969 con solo 27 años.

El mundo del Rock aún se debate en la polémica acerca de cuál ha sido la mejor banda de Rock and Roll de la historia: si los cuatro fabulosos, The four Fab, los Beatles; o los también británicos Rolling Stone.

Acerca de los segundos millones de personas conocen en el mundo a sus figuras más emblemáticas, el vocalista Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards. Sin embargo, muchos desconocen que el verdadero genio creador de la banda fue Lewis Brian Hopkings Jones, mejor conocido como ‘Brian Jones’.

Este era un joven inglés nacido el 28 de febrero de 1942 en Cheltenham, Gloucestershire, Reino Unido. Hijo de Lewis Blount Jones (amante del jazz); y Louisa Beatrice Jones (profesora de piano). Cuando vivió en Londres en 1962, Brian Jones tuvo la idea de crear un grupo de rock con el pianista Ian Stewart, el cantante Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards. A este grupo se le unieron luego el bajista Billy Wyman y el baterista de Jazz Charly Watts.

En la secundaria Dean Close Junior Public School de su ciudad natal, Brian Jones mostró ser extremadamente brillante para la música. Podía tocar guitarra, armónica y saxofón. Como músico debutó a los 14 años de clarinetista en una orquesta. En 1957 Brian Jones presta atención por primera vez a las canciones del saxofonista y compositor de Jazz norteamericano Charly Parker, e induce a sus padres a que le compren un saxofón.

Lo influenciaron músicos norteamericanos como Muddy Waters, Sammy Day, Williamson y Elmore Jones, genios del blues de la ribera del Mississippi. En los comienzos de los Rolling Stones Brian Jones era el líder, manager, arreglista y representante de la banda. Podía tocar hasta 20 instrumentos diferentes, entre estos la guitarra, la armónica, la dulcinea, la trompeta, el bajo, la cítara, el clarinete, el xilófono, el acordeón, el violoncello, la flauta y el arpa. Fue el primero que tocó en Inglaterra la guitarra ‘Slider’, una técnica en la cual se toca una nota y luego se desliza el dedo a otro traste, hacía arriba o abajo del diapasón.

Fue el que escogió el nombre que los identificaría en el mundo, lo tomó de la canción Rolling Stones, grabada en 1950 por el músico norteamericano de blues, Muddy Waters. Su estilo y concepto musical quedaron plasmadas para la posteridad en canciones y arreglos como los de Paint it black, (Píntalo de negro), Ruby Tuesday (Ruby Martes), The last time (la última vez) y We love you (Te amamos).

Participó en las grabaciones de los álbumes de los Rolling Stones, Aftermath, uno a de los que más aportó su talento; Their Satanic Majesty Request, sicodélico y polémico; y Between the Buttons. Su aporte con la guitarra en los Rollings Stones fue invaluable, ayudaba a darle su forma final. Tocó el saxofón alto en la balada de los Beatles You know my name (Tu sabes mi nombre); la cual no se editó hasta después de su fallecimiento.

Participó en los coros de la famosa e icónica canción de los Beatles Yellow Submarine, y sonó el oboe en la canción Baby you’re a rich man (Niño eres un hombre rico). Jimi Hendrix, el mejor guitarrista de todos los tiempos, dijo una vez acerca de Brian Jones: “Fue lo más sorprendente que jamás vi en un escenario”. Contribuyó con el citar, una especie de guitarra indú, y con la percusión; en la canción inédita de Jimi Hendrix My Little one (Mi pequeña).

Sus créditos de autoría nunca aparecieron en los álbumes que grabó con los Rolling Stones, pero siempre buscó nuevos sonidos. El amor de su vida fue la actriz italiana Anita Pallenberg, con quien tuvo un ardiente y conflictivo romance. Produjo, escribió e interpretó la banda sonora de la película Mord Und Totschlag, mejor conocida como A degree of murder, (Un grado de asesinato).

En este proyecto estuvo acompañado por Jimmy Page y Nicky Hopkins en el piano. La cinta fue protagonizada por su novia, Anita Pallenberg, quien lo abandonó en 1967 y se casó con el guitarrista de la banda Rolling Stones Keith Richards.

MUCHO TALENTO, CORTA VIDA

Un sino extraño y misterioso acompañó el talento, la corta vida y la muerte de Brian Jones. Esto se relaciona mucho con su posición de ser el primer socio de la leyenda urbana llamada el ‘Club de los 27 del Rock and Roll’, un cuasi-mito que para muchos cambió la manera de ver esta música.

Este ‘Club’ lo conforman varios músicos famosos que comparten una luctuosa y triste peculiaridad: morir de forma infortunada y trágica a la temprana edad de los 27 años. Todo esto ligado al abuso de las drogas, satanismo, alcohol, sexo, raros accidentes, e incluso versiones suicidas. La lista del ‘Club de los 27’ la encabezan el jazzista y Rey del Delta Blues, Robert Johnson, de quien dicen hizo pacto con el demonio para triunfar.

En cuanto al rock and roll la abandera Brian Jones. De este siniestro ‘Club’ hacen parte otras celebridades del rock, como Jimi Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, Kurt Cobain y Amy Winehouse. Precisamente abusos de este corte de la gente del ‘Club’, y discrepancias musicales alejaron a Brian de Keith Richards y Mick Jagger.

Luego se sumó la llegada del manager Andrew Loog Oldham. Todo este cúmulo de factores precipitaron la salida de Brian Jones de los Rolling Stones en junio de 1969.

SALIDA Y MUERTE

Brian Jones murió el 30 de junio de 1969, pocos días después de que Mick Jagger, Keith Richards y Charlie Watts, fueran a notificarle a su casa que ya no era parte de los Rolling Stones. El parte oficial de su muerte fue por ahogamiento, cosa rara porque tenía fama de ser un buen nadador.

Existen muchas teorías conspirativas, y se especula que un maestro de obras de nombre Frank Thorogood, quien trabajaba junto a su cuadrilla en la casa de Brian Jones, lo ahogó sin intención mientras Jones buceaba, y este le hacía bromas.

El tipo ignoraba que el artista era asmático. También se habla de posibles ajustes de cuentas con narcotraficantes a los que Jones les debía dinero. Asimismo que pudo ser un asesinato por parte de las mafias del espectáculo y la música, que veían en Jones un gran peligro por su salida de los Rolling Stones.

Otra especulación respecto a las causas de su muerte tiene que ver con las conversaciones que Brian Jones venía sosteniendo con sus amigos del mundo de la música, de la talla de John Lennon, Jimi Hendrix, Bob Dylan y Jim Morrinson, para crear un nuevo grupo. Esto traería consecuencias contractuales y legales con millones de dólares en juego con representantes de poderosas disqueras del mundo.

La noche en que murió estaba en su casa su nueva novia, Ana Wohlin. En 2005 se publicó una película acerca de la vida de Brian Jones titulada Stoned, protagonizada por Leo Gregory. De manera casi que premonitoria Brian Jones dijo una vez: “Quiero ser famoso, pero no quiero llegar a los 30”. En su lápida del cementerio Hendersonville, en Londres, se puede leer la frase: “No me juzgueis con demasiada severidad”.

Tres días después de su funeral los Rolling Stones ofrecieron un concierto en el Hyde Park de Londres en memoria de Brian Jones, al que asistieron casi 500.000 personas. En pleno espectáculo Mick Jagger dijo, entre otras cosas: “Él no ha muerto y no duerme, despertó del sueño de la vida”.

Te puede interesar

Compártelo en: