¿Qué Pasa?

ESPECIAL | El turismo sostenible flota en el Golfo

En las islas el turista se encuentra con muchos planes que incluyen deportes náuticos, muestras culturales, senderismo y avistamiento de animales.

Por: Redacción ALDIA

Turismo sostenible es la expresión que navega en el archipiélago de San Bernardo, territorio que comparten Sucre y Bolívar. La energía renovable con los componentes ambientales económicos, sociales y culturales manda la parada en el conjunto de diez islas que integran la zona insular, entrada al Golfo de Morrosquillo. Los hoteleros tienen entre sus reservas de operación la amistad con el medio ambiente teniendo en cuenta el ritmo vertiginoso que lleva el calentamiento global.

El factor toma importancia en una zona de reserva ecológica embellecida por corales, flora y fauna. Héctor Conde Rangel, director ejecutivo de la Asociación de Empresarios Turísticos del Golfo de Morrosquillo (Asetur G-M), sabe muy bien de lo que habla cuando dice que el encuentro del ser humano con la naturaleza va más allá del binomio sol y playa.

“El turismo sostenible se define él mismo con el término autosostenibilidad. En el archipiélago estamos trabajando el factor ambiental porque es fundamental. Por eso se está implementando la energía renovable para minimizar los efectos del dióxido de carbono y así las islas sean sostenibles”, expresó Conde.

El empresario turístico se refiere a la energía solar con la que están trabajando en un imponente hotel en Isla Palma con 30 mil kilovatios adquiridos gracias a paneles solares. El ingeniero Juan Carlos Nieto afirma que todo esto se rige por la Ley de Sostenibilidad lo cual propende porque además de cuidar el medio ambiente se ahorre dinero hasta en un 25 %.

“Con esto se llega a niveles óptimos de desarrollo. Colombia y esta región están adoptando un modelo amigable con el entorno”, aseguró Nieto. trabajo razonable El hotelero Octavio Manrique tiene su propio concepto de autosostenibilidad. Observa todo el engranaje del turismo sostenible como el actuar razonable que pone a ganar a la naturaleza.

No obstante, el gremio hotelero reclama más inversión del alcalde de Tolú, Tulio Patrón Parra, para el arreglo de vías y el mantenimiento del mobiliario urbano del municipio. Les preocupa los inconvenientes que tienen que sortear los clubes náuticos por la sedimentación que hay en el embarcadero de los pasajeros que a diario se movilizan desde esa localidad hacia el archipiélago.

Las lanchas se estancan al salir y entrar del muelle, lo cual entorpece la dinámica económica. Las esperanzas están puestas en la visita del viceministro de Turismo, Juan Franky Marín, que tiene programada una reunión con los gremios locales para analizar la futura construcción del Centro de Convenciones del Golfo de Morrosquillo.

Los complejos hoteleros que hay en la zona insular se abastecen de los municipios sucreños. La mano de obra también proviene de Coveñas, San Onofre y Tolú, en su mayoría, lo cual mantiene una constante conectividad flotante.

Con información de: Ernesto Benavides Sierra.

Aquí se habló de