Jessi Uribe, de mariachi callejero a jurado del reality ‘Yo me llamo’
El titulo es:Jessi Uribe, de mariachi callejero a jurado del reality ‘Yo me llamo’
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Jessi Uribe, de 32 años, es una de las nuevas figuras de la música popular colombiana.
aldia_web
Redacción ALDIA

Jessi Uribe, de mariachi callejero a jurado del reality ‘Yo me llamo’

621

El cantante bumangués pasa de participar en concursos musicales a forjar talentos.

“No pierdas la fe”, es una frase que tiene tatuada en el antebrazo derecho el cantante de Música Popular Jessi Uribe, quien ante cualquier pregunta que se le realiza siempre habla de lo bendecido que se siente al ver cómo la vida le cambió para bien en un abrir y cerrar de ojos.

En menos de dos años el artista bumangués de 32 años, tras ser finalista del reality musical A otro nivel, grabó el tema Dulce pecado, obteniendo  gran acogida nacional, al punto que hoy suma 261 millones de reproducciones, cifra abrumadora para cualquier artista de este género.

Sin embargo, antes de que la fama llegara, su vida fue dura. En dialogo con AL DÍA Jessi Uribe contó que desde los 15 años comenzó a ganarse la vida como mariachi en las calles de la capital santandereana y que posteriormente tras participar en La Voz Colombia (2013), logró hacer varias presentaciones y producir su primera canción Vuelve a ser mi novia, la cual era muy norteña y no le funcionó.

Sin embargo, su persistencia y esa fe intacta fueron vitales para que el éxito llegara. Su primer tema popular fue Repítela, que grabó hace cuatro años y tras participar en A otro nivel  produjo Dulce pecado, con el que toda Colombia lo conoce. “Soy un ejemplo de que los sueños sí se cumplen, ayer estaba participando y ahora soy jurado de Yo me llamo, Ay repítelo”, dijo Uribe con relación al reality que se estrena hoy a las 9:00 p.m. y del cual será jurado al lado de Amparo Grisales y César Escola.

Hace año y medio se presentó en búsqueda de una oportunidad en el reality musical A otro nivel, ¿ahora cómo se siente ser jurado?

Haber llegado a la final de ese reality me cambió la vida, al punto que me puso a estar ahora del otro lado, como jurado, es algo que aún no me creo y que vine a tomar conciencia cuando firmé el contrato con el canal. Ese día me di cuenta que los sueños realmente se cumplen. Hay mucha gente que renuncia a sus metas y deciden no presentarse más a un concurso porque los eliminan.

A mí me pasó en 2013 en la primera temporada de La Voz Colombia y eso me dio muy duro, pensé en mi retiro por esa puerta que se había cerrado, pero no hay que darse por vencido tan fácilmente y decidí seguir adelante sin importar las críticas, así que cerré los ojos y trabajé por mis ideales. Afortunadamente de la mano de Dios hoy estoy aquí evaluando y ayudando a forjar los nuevos talentos de la música colombiana.

En tan poco tiempo ha tenido un éxito abrumador ¿cuál ha sido la clave para este ascenso tan vertiginoso?

El éxito me llegó hace poco, pero mi carrera empezó hace 17 años. Mi éxito simplemente se lo debo a Dios, él tiene preparado todo para cada uno en su carrera, ya seas cantante, médico o abogado, él te tiene guardado lo tuyo y simplemente debes seguir trabajando sin perder el entusiasmo. Los que somos cantantes y apenas estamos empezando debemos inscribirnos en los realities para que nos demos a conocer, también hay que buscar gente que grabe con uno, no hay que parar de hacerlo porque la gente quiere música y hay que dársela a toda hora.

¿Qué tan duro fueron sus inicios?

Mi papá era mariachi en Bucaramanga y yo crecí influenciado por él, así que a mis 15 años empecé esta aventura con un grupo de mariachi; cobraba 10 mil pesos por serenata y me hacía unas cuatro al día, con eso ayudaba a mi mamá con los gastos de la casa. Vivíamos en unas condiciones muy precarias. Sin embargo, luego de participar en A otro nivel, ya me salían entre tres a cuatro presentaciones al mes, por las cuales cobraba hasta 8 millones y todo empezó a mejorar. Todo dio vuelta en mi vida cuando lancé Dulce Pecado, canción con la que me volví muy popular, (hoy ya tiene más 261 millones de visitas) y creo que con mis otros éxitos ya me puedo dar el lujo de cobrar lo que merezco.

Son muchos los jóvenes que han decidido incursionar dentro de la música popular ¿A qué cree se debe esto?

Esto es de ganas, de querer comerse el mundo y trabajar duro para lograrlo, en mi caso no paro, vivo haciendo medios a toda hora, radio, prensa, televisión, y mis colegas Pipe Bueno, Alzate, Paola Jara, Francy, entre otros, mientras yo estoy en un canal o emisora, ellos también están haciendo lo propio en las demás, lo que ha hecho que todo el país se contagie de la música popular, cosas que no hacen muchos artistas de otros géneros que simplemente lanzan sus canciones y no se toman el trabajo de salir a promocionar así sea en la emisora más pequeñas. Los medios son vitales.

¿Qué considera tiene la música popular que gusta tanto?

El sentimiento, logra meterse en el corazón de todo el que la escucha, porque está hecho desde el pueblo y para el pueblo, yo soy de los que me gusta hablar mucho con la gente, si me invitan a comer marrano lo hago y me ensucio las manos, porque finalmente me debo es a ellos, nuestros seguidores son los que pagan la boleta para vernos cantar.

¿Ha pensado en incursionar en otros géneros?

Sí, tengo una canción urbana (Ok remix) junto al paisa Jutha), tengo otra ranchera con el mexicano Christian Nodal, acabamos de lanzar Alguien me gusta, la cual es muy urbana, pero la hicimos en nuestro género popular. A mí me gusta mucho lo urbano, la balada, el vallenato, me encantaría grabar uno, ya trabajé con Jorge Celedón, pero hicimos algo en lo popular, ahora quiero grabar un vallenato con Celedón a quien admiro mucho y también con Jean Carlos Centeno, quienes tienen una gran voz y me cautivaron desde su época con el Binomio de Oro.

Te puede interesar

Compártelo en: