José José: triunfos y derrotas en la vida de un ídolo
El titulo es:José José: triunfos y derrotas en la vida de un ídolo
Anuncio
Foto detalle: 
Desde 2017 le detectaron cáncer de páncreas, enfermedad que el pasado sábado lo llevó a la muerte.
aldia_web
Redacción ALDIA

José José: triunfos y derrotas en la vida de un ídolo

156

Desde 2017 le detectaron cáncer de páncreas, enfermedad que el pasado sábado lo llevó a la muerte.

“Yo he rodado de acá para allá… fui de todo y sin medida, pero te juro por dios que nunca llorarás…por lo que fue mi vida”.

(Canción “Mi vida”, de José José)

Se fue el príncipe. Dejó de latir el corazón de uno de los cantantes más representativos de la música romántica de las últimas décadas: José Rómulo Sosa Ortiz, universalmente conocido como José José.

Como detalle curioso el intérprete mexicano deja de existir en este septiembre de 2019 a pocas semanas de la desaparición física de otro ícono de la balada iberoamericana como lo fue su amigo Camilo Sesto.  Ambos tuvieron una rutilante vida artística que los llevó a ser incluidos entre los grandes en el mundo musical hispanoparlante.

Pero veamos algunas  facetas curiosas y poco conocidas de la vida de este enorme ídolo que vendió más de 100  millones de discos en su carrera.

¿Por qué escogió ese nombre artístico José José?

Él lo escogió en honor a su padre el tenor José Sosa Esquivel queriendo con esto decirle al mundo que era dos veces José. No obstante sus diferentes  biografías coinciden en resaltar  que José José tuvo una niñez triste en su natal ciudad de México, pues su padre al percibir el talento vocal de su hijo lo quiso introducir al mundo de la ópera y le trató de alejar de la influencia de Elvis Presley, del rock and roll, el twist y  los ritmos modernos de su época.

Pero esa no fue la única influencia negativa de su padre, quien era un frustrado cantante de ópera y poseía un temperamento neurótico y violento del cual lo protegía su madre la también cantante de ópera Margarita Ortiz. El progenitor de José José  murió sumido en el alcohol y esto dejó una impronta negativa en el carácter del joven artista.

Su vida romántica también fue tormentosa. A los 24 años sufrió su primer descalabro con el divorcio con Kiki Herrera, su primera gran traición, según califica  él mismo en su libro auto-biográfico “Esta es mi vida”, publicado en el 2008. A este fracaso le siguió una relación nociva con Anel (Ana Elena Noreña, madre de dos de sus hijos), que sucumbió debido a la escasez  de dinero que se llevaron de diversos representantes que se aprovecharon de sus crisis.  No obstante su más grande amor ha sido  Sara Salazar quien desde 1995 hasta su fallecimiento fue su mánager, su amiga, esposa, madre de sus hijos y la persona que lo ayudó a salir de sus problemas de adicción.

¿Cuáles eran los problemas de salud de José José?

Es reconocido que José José empezó a tomar alcohol desde los 15 años tras el abandono de su padre quien, 5 años después, es decir a los 20 años de José José, murió a consecuencia de los efectos del licor.

En una entrevista al diario El País de España José José lo reconoció: “Tuve la desgracia de heredar la enfermedad de mi padre. Yo también estaba muriendo de alcoholismo a los 45”. Esa atracción por las bebidas alcohólicas y algunas drogas fue recurrente a lo largo de la vida de ‘El Príncipe’, quien trató de combatirlo en varias oportunidades ingresando a un centro de rehabilitación para adictos en Estados Unidos; empero cada vez que salía recaía en su desmedido consumo.

En 1990 luego de separarse de su esposa Anel, el cantante cayó en una profunda crisis depresiva, aunado a premuras económicas, la que lo llevó a vivir en el interior de un taxi  donde pasaba todas las noches bebiendo alcohol. No obstante él, con la ayuda de familiares, conocidos y en especial del apoyo terapéutico se recuperaba y volvía a la senda de su vida artística. Se cuenta que en cierta ocasión intentó quitarse la vida con una pistola, pero al accionar el gatillo se dio cuenta que el arma no tenía balas.

Todos estos excesos le conllevaron a un progresivo  deterioro físico y mental que se exteriorizaron en complicaciones en su salud  tales como enfisema pulmonar, diabetes, una hernia de hiato y enfermedades respiratorias cuyo tratamiento con cortisonas, al parecer, le hicieron definitivamente perder un pulmón y lo más importante para él: su voz. Al perder su voz José José dejó de cantar y por supuesto esto le hizo enfermar y deprimirse cada vez más. En el 2017 en un comunicado oficial menciona que su delgadez se debía al padecimiento de un cáncer de páncreas el cual  lo llevó a la muerte.

¿Cuáles fueron los estribillos de las canciones más famosas de José José?

Fueron decenas las canciones que  José José puso a tararear a los enamorados de Hispanoamérica en las cinco décadas de su vida musical. Una de las estrategias fundamentales para llegar a ese sitial que llegó (en medio de sus demonios y tormentos personales) fue la de rodearse de excelentes compositores. Y efectivamente él interpretó canciones de los más reconocidos  de su época: su primer gran logro fue la canción ‘La Nave del Olvido’ del compositor argentino Dino Ramos. Con esta canción su voz empezó a sonar por toda América Latina. Fue invitado al Festival de la Canción Latina. Esta canción la cantaron antes, sin mayor éxito, la venezolana Mirtha Pérez y luego Dyango. Su inolvidable estribillo fue: “Espera un poco…un poquito más…para llevarte mi felicidad…. Espera un poco…un poquito más…..me moriría si te vas…”.

El mundo artístico quedó sorprendido de la forma como José José, sin respirar, alarga durante 30 segundos la nota final de esta canción. También Dino Ramos le compuso la canción ‘Desesperado’ aplicable a su vida: “Desesperado……Necesito tu cuerpo caliente a mi lado…Para darme esa fuerza que solo tú me has dado….Ten piedad de mí”.

Su coterráneo Roberto Cantoral le compuso ‘El Triste’, al fin y al cabo una de las canciones con la que la gente más lo identifica y con la que representó a México el  15 de marzo de 1970 en el Festival OTI. Todos recordamos su estribillo: “Que triste fue decirnos adiós…cuando nos adorábamos más….hasta la golondrina emigró…..presagiando el final”. 

El Maestro ibérico Manuel Alejandro fue artífice de connotados éxitos en los comienzos y en la mitad de la vida artística de José José. Manuel Alejandro además de éxitos como ‘Será’,  ‘He Renunciado A Ti’,  ‘Voy a Llenarte Toda, Toda’, ‘Lágrimas’,  ‘Cuando Vayas Conmigo…No Mires A Nadie’, también le compuso; ‘El Amar y El Querer’. 

‘Lo Dudo’, “Pero lo dudo, conmigo te mecías en el aire…. Volabas en caballo blanco el mundo… Y aquellas cosas no podrán volver”; ‘El Amor Acaba’, “Porque somos como ríos,  cada instante nueva el agua ¡El amor acaba!...Porque mueren los deseos, por la carne y por el beso. ¡El amor acaba!... Porque el tiempo tiene grietas, porque grietas tiene el alma…Porque nada es para siempre….Y hasta la belleza cansa ¡El amor acaba!...”.

Juan Gabriel le compuso ‘Ya Lo Pasado, Pasado’, “Pido un aplauso para el amor, que a mí ha llegado…..Mil gracias por tanto y tanto amor……..Vivo enamorado….Hoy me he enamorado…….Que feliz estoy, ……Ya todo he olvidado, ya todo el pasado….Ya le dije adiós…”.

Del autor ibérico Rafael Pérez Botija, importante en su carrera,  interpretó canciones autobiográficas: ‘Gavilán o Paloma’, “Amiga, hay que ver como es el amor…que vuelve a quien lo toma: Gavilán o paloma…..Pobre tonto, ingenuo charlatán…Yo fui paloma por querer ser gavilán”; “Me Basta”, “Me basta, con un poco de tu amor….Con lo que tengas guardado, Con lo que hayas olvidado…con eso me quedo yo”; ‘Soy Así’, Soy así  y sé muy bien que nunca cambiaré…y acepto mi destino tal cual es…..nunca te engañe, nunca te mentí”.

O la canción que mejor describe su vida llena de altibajos : ‘Mi Vida’, “Yo he rodado de acá para allá….Fui de todo y sin medida….Pero te juro por Dios……..Que tu no pagarás……Por lo que fue mi vida!”.

Del canta-autor azteca José María Napoleón cantó ‘Lo que no fue no será’, “Lo que un día fue, no será…Ya no vuelvas a buscarme….No tengo nada que darte… Vete a volar a otro cielo… Y deja abierta tu jaula… Tal vez otro gorrión caiga…….Pero dale, dale  de beber”.

Igual de Camilo Sesto cantó ‘Si Me Dejas Ahora’. Del argentino Roberto Livi la célebre melodía ‘40 Y 20’  o del también canta-autor español Alejandro Jaén ‘Vamos a Darnos Tiempo’, “Pero antes déjame decirte que te quiero…..Que tu amor es la única cosa que yo tengo…..si me voy de tu lado es porque no quiero perderlo….Lo que tú y yo necesitamos solo es tiempo….// Tiempo para poder curar nuestras heridas….Tiempo para empezar de nuevo nuestras vidas …Tiempo para saber si me quieres…o me olvidas”.

Y así, paso a paso, durante décadas,  el ídolo José José fue construyendo una existencia llena de altibajos, de aciertos y desaciertos, de triunfos y derrotas, de vicisitudes vitales en las que alternó momentos cumbres llenos de éxitos producto de su talento artístico, paralelos a una vida bohemia en la cual no faltaron las frustraciones de las cuales alternativamente fue recuperando su equilibrio gracias al apoyo en los últimos 25 años de una gran mujer: su compañera Sara Salazar.

Con información de:  Roque Herrera M.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: