King Sunny Adé, el Bob Marley de la música africana
El titulo es:King Sunny Adé, el Bob Marley de la música africana
Foto detalle: 
King Sunny Adé, es un guitarrista y cantante que tiene 72 años.
aldia_web
Redacción ALDIA

King Sunny Adé, el Bob Marley de la música africana

95

A nivel de verbena uno de sus éxitos es ‘365 is my number’.

El Jùjú es un género musical tradicional de Nigeria, surge en 1920, producto de la evolución de los ritmos de la tradición Yoruba, que experimentan una adaptación urbana; principalmente de las alabanzas Apala y la música Fuji, las cuales incorporan instrumentos como la batería, guitarra hawaiana y otros de la tradición cubana y de Brasil.

Los músicos nigerianos más importantes internacionalmente han sido Fela Kuti, creador de Afrobeat, y King Sunny Adé, el artista más popular y rey indiscutible del Jùjú. Ambos crearon una exuberante mezcla de la música Yoruba, el Jazz, Pop, Rock y los estilos Afrolatinos.

El Jùjú moderno, a diferencia del clásico, da mucha importancia a las guitarras y los tambores. Más que un género se convierte en una cultura neotradicional que simboliza la cohesión cultural de los Yoruba. King Sunny Adé nace el 24 de septiembre de 1946 en Oshogbo (Osun-Nigeria), en una familia de la realeza nigeriana.

A los 17 años decide hacer de la música su profesión, esta determinación lo llevó a ser baterista y guitarrista de Moses Olaiya y Tunde Nightingale, pioneros del Jùjú. En 1967 forma The Green Spots y graba su primer disco.

Decepcionado de las grandes corporaciones disqueras organiza su propio sello, Sunny Alade, y en 1979 crea la banda African Beats, convir tiéndose en los 80 en el más conocido referente del Jùjú y logra conquistar gran audiencia en Estados Unidos y Europa.

Luego de su éxito en Inglaterra, Adé, recibe la oferta del sello Island, que lo proyecta como ‘El Bob Marley Africano’; publica así los Lps, Jújú Music, Synchro System y Aura, demostrado con creces, ser un coloso del denominado Continente Negro.

De su álbum Jùjú Music, publicado en 1982, en el sistema picotero no tuvimos noticias solo hasta el 2006, cuando se escuchó en los calentamientos de El Dragón el tema 365 is my number (365 es mi número), que el artista plástico Dairo Barriosnuevo inicialmente, había programado en el estadero Rico Son.

“Yo lo tenía en CD y lo programé en Rico Son, a Wilfred Guerrero, propietario de El Dragón le interesó y le pasé una copia que empezó a programar en su picó, pero se dañaron todas las copias, incluso, el variado que me regaló el pintor Eliécer Salazar. Ningún picó tuvo el Lp original, solo el audio. Le llamaron La Chiripiorca o El Cua cua No. 2”, explicó Barriosnuevo.

El tema desapareció durante una década, hasta que en 2016 Barriosnuevo reencuentra el audio y lo programa en las emisiones del programa Safari Musical por Ribereña Stereo, devolviéndolo a los pies y oídos de los verbeneros. La música de Adé, a diferencia de Fella Kuty, conserva más la etnicidad.

En 365 is my number logra una mezcla adictiva de guitarras de acero de pedal, ecos y reverberación que entran y salen de la mezcla entre texturas Funk y Afrobeat. Una abducción musical que jamás olvidaron los verbeneros, un viaje sideral, vibrante e idílico concitado por la voz hipnótica de Adé, que vuelve y comienza a ser una pieza muy solicitada a distribuidores como Ángel Correa y Paco Rastrillo, quien destaca que se trata de una canción de amor de la autoría del Rey del Jújú, uno de los géneros afro más apetecidos por los picoteros. 365 is my Number, es un tema con todos los elementos para disfrutar los 365 días del año.

Con información de: Jhonatan Cantillo.

Te puede interesar

Compártelo en: