#MeToo, un año del movimiento que denunció a los acosadores de Hollywood
El titulo es:#MeToo, un año del movimiento que denunció a los acosadores de Hollywood
Foto detalle: 
El movimiento #MeToo sigue cobrando fuerza y denunciando a grandes personajes alrededor del mundo.
aldia_web
Jonathan Díaz Cárdenas

#MeToo, un año del movimiento que denunció a los acosadores de Hollywood

38

Un ídolo preso y otros en ‘el ojo del huracán’ luego de que las mujeres se unieran.

Hollywood había escondido durante décadas bastante basura bajo la alfombra. Grandes de la industria que terminaron convertidos en acosadores sexuales, valiéndose de su poder y prestigio para realizar propuestas indecentes a muchas actrices. Por mucho tiempo permanecieron intocables, hasta que el pasado 15 de octubre, hace exactamente un año, se comenzó a gestar el movimiento Me To (Yo también) que trajo consigo una lluvia de denuncias.

Las mujeres alzaron sus voces para compartir dolorosas experiencias junto a reconocidos personajes que pasaron de vivir días de gloria a sentir las brasas del infierno. El primero en ser denunciado fue el millonario productor de cine Harvey Weinstein, a quien más de 80 mujeres señalaron de aprovecharse de su privilegiada posición para ser más cercano a las actrices y luego sobrepasarse con ellas.

Hoy afronta un duro juicio que le puede deparar un duro veredicto que lo mantenga mucho tiempo tras las rejas. Como si fuera poco su emporio económico se derrumbó como un castillo de naipes y en marzo de este año debió vender por 500 millones de dólares The Weinstein Company, organización con la que desde 1979 produjo películas como Piraña, Halloween, Apollo 18, entre otras. La caída de Westein se convirtió en el génesis del Me Too, movimiento que está cambiando la cultura de tolerancia hacia el sexismo en Hollywood y se ha extendido a otras industrias.

El 15 de octubre de 2017 la actriz Alyssa Milano se animó a utilizar esta frase en el marco de una campaña para denunciar el abuso sexual, tuiteando así: “Si todas las mujeres que han sido acosadas o agredidas sexualmente hicieran un tuit con las palabras ‘Me Too’ podríamos mostrar a la gente la magnitud del problema”.

La frase fue utilizada más de 200.000 veces ese mismo día y tuiteada más de 500. 000 veces el 16 de octubre. A través de redes sociales también sería denunciado con esta etiqueta el célebre actor Kevin Spacey, protagonista de la serie House of Cards, una de las más populares en Netflix, otro de los grandes de la industria que vive días difíciles.

UN ÍCONO TRAS LAS REJAS

Bill Cosby cumple una sentencia de al menos tres años por abusar sexualmente de Andrea Constand en 2004. Es la caída final del actor de 81 años, alguna vez emblema del ascenso afroamericano en la pantalla, hoy rematando su carrera y su vida en una pesadilla. ‘Depredador sexual violento’, es el título con el que las autoridades definen ahora al ganador de dos Globos de Oro por su programa The Cosby Show.

Tras ser declarado en abril culpable de drogar y abusar sexualmente de Constand, el 26 de septiembre pasó su primera noche en la prisión estatal de máxima seguridad en Pensilvania conocida como SCI Phoenix.

De ahora en adelante tendrá sesiones de terapia de por vida y chequeos mensuales con la Policía estatal. Alrededor de 60 mujeres también habían señalado a Cosby, transformándose así en la primera celebridad en ser sentenciada a la cárcel en la era #MeToo.

EN ‘EL OJO DEL HURACÁN’

Si bien hay algunas celebridades que están siendo procesadas, existen otras que permanecen en ‘el ojo del huracán’ luego de que se conocieran algunos comportamientos indebidos. Brett Ratner, productor ejecutivo de películas como X-Men: La decisión final y El renacido es uno en quien se fijan los reflectores. Contra él han hablado varias actrices que lo acusan de haberlas puesto en posiciones incómodas con su constante persistencia al hablar de temas sexuales o realizar actos privados frente a ellas.

El editor de cómics estadounidenses y creador del universo Marvel, Stan Lee, fue denunciado por la masajista terapéutica María Carballo en una corte de Illinois por tocarla de manera inapropiada. Es de anotar que en el pasado también había sido denunciado por una conducta similar con una de sus asistentes. La cadena CNN reportó que varias mujeres han señalado al actor afroamericano Morgan Freeman como un asiduo acosador.

Otras de las voces que se hizo sentir fue la de la actriz Portia de Rossi quien luego de 30 años se atrevió a decir que el actor y productor estadounidense Steven Seagal trató de tener una relación sexual no consentida con ella. La lista negra la engruesan figuras como el director de cine Luc Besson, Nick Carter, cantante de Backstreet Boys, el cineasta Brett Ratner, entre otros.

Otro hecho importante que marcó este movimiento es que este año el premio Nobel de Literatura no fue entregado debido a que el francés Jean-Claude Arnault, marido de Katarina Frostenson, miembro del jurado de la Academia Sueca, fue acusado formalmente por 18 mujeres de haber abusado sexualmente de ellas.

El diario Dagens Nyheter publicó en abril los testimonios de las denunciantes, quienes inicialmente por redes sociales fueron insistentes con la etiqueta #Me Too, señalando a esta prominente figura cultural de Estocolmo de acoso, intento de violación y violación, en hechos ocurridos entre 1996 a 2017. El relato, que se fue completando rápidamente, apuntaba a múltiples incidentes que tuvieron como escenario las dependencias de la Academia en Estocolmo.

Posteriormente, los medios revelaron su identidad, desatándose así una crisis al interior de la Academia que provocó la renuncia de ocho académicos. El 1 de septiembre pasado, un tribunal de Estocolmo condenó a dos años de prisión por violación a Arnault, tras ser hallado culpable de un primer caso.

ALGUNAS DENUNCIAS EN COLOMBIA

Estos casos no son exclusivos de Hollywood. En Colombia, el panorama no cambia. Tres actrices y dos cantantes hicieron públicas situaciones de acoso sexual por las que pasaron dentro del medio. “Es muy difícil, sea aquí o en Hollywood”, manifestó la actriz y modelo caleña Marilyn Patiño. Patiño cuenta que en dos ocasiones perdió un papel protagónico por no salir a comer con el director de la producción.

Algo similar le pasó a Johanna Fadul, reconocida por su participación en Sin tetas sí hay paraíso, cuando le ofrecieron ciertos papeles en producciones mexicanas a cambio de entregar su cuerpo. Fadul también se acuerda cuando asistió a un casting en el que, con apenas 17 años, un hombre la tocó inapropiadamente.

Diana Ángel, recordada por su actuación en Francisco el Matemático, contó que años atrás, mientras rodaba una escena de un partido de fútbol, el director de la novela la acosó verbalmente. Ella, que interpretaba a la arquera, debía dejar que unos niños le anotaran un gol. Mientras coordinaban la coreografía, el hombre pasó cerca de ella y le susurró al oído “yo también te lo quisiera meter”.

Y esta no es la única denuncia que la actriz ha realizado. Una de ellas, incluso, terminó en su despido dentro un canal, después de que un asistente de dirección en estado de embriaguez tratara de abusar de ella. Las actrices coinciden en el miedo que sienten al alzar la voz, al igual que el 78% de las víctimas de agresiones sexuales en el país. “Las mujeres que denunciamos terminamos siendo victimarias y no víctimas”, concluye Ángel.

Te puede interesar

Compártelo en: