Al filo de la tercera: Urshela llegó para quedarse
El titulo es:Al filo de la tercera: Urshela llegó para quedarse
Foto detalle: 
Giovanny Urshela está convertido en uno de los hombres de confianza del mánager Aaron Boone en Yankees de Nueva York.
aldia_web
Redacción ALDIA

Al filo de la tercera: Urshela llegó para quedarse

39

El cartagenero brilla a la ofensiva y a la defensiva con Yankees de Nueva York.

Es claro que de ninguna manera el gerente general de los Yankees de Nueva York, Brian Cashman y su equipo, hubiesen podido anticipar lo que pasaría cuando gastaron un efectivo para adquirir al cartagenero Giovanny Urshela de los Azulejos de Toronto (Blue Jays), en agosto del año pasado. 

Es el segundo colombiano que juega en este equipo después de Donovan Solano. El semillero de Toronto era—y todavía es— generoso en el talento del campo interior, incluyendo en esta posición el prospecto número uno de las grandes ligas en tercera base, Vladimir Guerrero Jr. Para los Azulejos, Gio era prescindible. 

Pero entrado un mes en la temporada del 2019, con una lista de lesionados que ahora incluye jugadores de la talla de los pitchers Luis Severino y Dellin Betances, los shortstops Didi Gregorious y Troy Tulowitzki, los jardineros o outfielders Aaron Judge, Giancarlo Stanton, Aaron Hicks y Jacoby Ellsbury, Y (hasta hace poco) el tercera base, Miguel Andújar, los Yankees se remitieron a su equipo de clase triple

A de la liga menor, los «RailRiders» de Scranton Wilkes-Barre buscando reemplazos. Y ahora, para los Yankees, Gio Urshela es imprescindible.

Urshela, de 27, ha sido reconocido por su guante, sin embargo ha estado limitado por su inconsistencia  de causar daño con el bate. Urshela alcanzó apenas un promedio de .225/ .273/.313 en tiempo limitado con los Indios de Cleveland y los Azulejos de Toronto del 2015 al 2018, pero tuvo una buena temporada de primavera con los Yankees, y desde que llegó el pasado 6 de abril alcanzó promedios de .355/.424/.547 en 85 apariciones en el plato.  

Urshela sin titubeos 

Los Yankees tienen una nómina demoledora sentada, esperando, lesionada. La preocupación es que mucho tiempo pase, y el equipo que le quede al mánager Aaron Boone, mientras tanto, termine en desventaja cuando la bola empiece a rodar. Pero el equipo que queda, tiene lo que se esperaba de Gleyber Torres, Gary Sanchez, DJ Lemahieu y Luke Voit, y lo que no se esperaba de Giovany Urshela; ha ganado ya 24 juegos, 2 juegos más que su rival, Medias Rojas de Boston y está solo medio juego por debajo de los líderes de la división, los Rays de Tampa Bay.

Es difícil aplicar un cliché al surgimiento de Urshela en el equipo de rayas. Está el de la oportunidad que toca la puerta, o el de las cosas que pasan por alguna razón, y aquellos sobre Nueva York y Broadway; aquellos que hablan de que sí puedes lograrlo aquí, y aquellos que dicen que el espectáculo debe continuar. El hecho es que todos funcionan bien. Con todas las estrellas apagadas en el sur del Bronx, es poco probable que surjan colaboradores como Gio Urshela, quien sigue cargando la antorcha.

Es incierto si el papel que jugará Urshela será de largo plazo, pero su juego ha causado que algunos se pregunten lo mismo acerca de Miguel Andújar. Andújar, quien le sigue a su compañero de equipo, Gleyber Torres en votos al mejor Rookie (jugador principiante) del año de la liga americana, regresó a la lista de titulares de los Yankees el pasado 4 de mayo, y aparte de su primer juego de vuelta, Aaron

Boone los ha mantenido a ambos en la lista titular, con Urshela en tercera y Andújar actuando como bateador designado.

Urshela no ha titubeado, con cinco imparables en diez apariciones al bate desde el regreso de Andújar, incluyendo un jonrón de dos carreras en el noveno inning contra Marineros el 7 de mayo que empató el juego. Los Yankees acumularon a sus estadísticas 14 juegos ganados y 6 derrotas en el 2019 con Urshela como titular. Pero con tantos yankees programados para regresar de sus lesiones, este arreglo no puede durar para siempre. 

El bate de Andújar es obligatorio en la alineación, pero la defensa de Gio es del calibre de un guante de oro, y si Gio puede batear .300, entonces el mayor problema será que los Yankees contarán con dos estrellas en la tercera base. Y puede que no sea el jugador que usted está pensando, el que termine como comodín..

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: