El guajiro Luis Díaz salvó la noche
El titulo es:El guajiro Luis Díaz salvó la noche
Foto detalle: 
Luis Díaz (izq.) celebra el tanto que anotó anoche en el estadio Libertadores de América, que significó el 3-1 de Junior ante Defensa y Justicia y la clasificación a las semifinales de la Copa Sudamericana 2018.
aldia_web
Efraín Cuadrado Mendieta

El guajiro Luis Díaz salvó la noche

91

Junior cayó 3-1 ante Defensa y Justicia pero avanzó a la semifinal de la Copa Sudamericana.

En una noche de pesadilla, jugando uno de sus peores encuentros del semestre y perdiendo 3-1, Junior logró clasificar a las semifinales de la Copa Sudamericana. El equipo barranquillero cayó en el estadio Libertadores de América de Avellaneda ante Defensa y Justicia, pero avanzó con marcador global de 3-3, gracias al tanto de visitante, convertido anoche por el atacante guajiro Luis Díaz.

El Halcón argentino incluso marcó un gol más, pero el árbitro brasileño Raphael Claus anuló a través del Sistema de Videoarbitraje (VAR) lo que en su momento en el primer tiempo se convirtió en el 3-0 parcial. A pesar de la pésima presentación en suelo argentino, Junior logró el objetivo y en semifinales enfrentará a Independiente Santa Fe, que el martes pasado eliminó al Deportivo Cali.

Los Tiburones fueron arrollados desde el primer minuto por Defensa. La escuadra argentina salió con todo a buscar un gol tempranero que le permitiera igualar el marcador global. Junior fue un desconocido en la cancha y gran porcentaje de sus jugadores salieron con poca actitud a un partido tan importante. No tardó mucho el primer gol argentino.

Corría el minuto 18, cuando Gabriel Fuentes despejó de cabeza y el balón quedó en Leonel Miranda, quien sin dejarla caer impactó el balón de volea y la puso en el palo izquierdo de Sebastián Viera, quien a pesar que se estiró no pudo evitar el 1-0. El gol en contra no pellizcó a los jugadores curramberos, ‘anestesiados’ totalmen te, tanto en defensa como en ataque. Los zagueros muy lentos, la zona de recuperación inofensiva, cero creación y el ataque inexistente, tanto así que Junior no remató al arco en la primera mitad. Así en esa pasividad Rojiblanca llegó el segundo tanto de los locales.

Un balón aéreo fue despejado nuevamente a medias por Fuentes, el rebote quedó en que el escurridizo Nicolás Fernández, quien definió suave al costado derecho de Viera para el 2-0 y de esa forma igualar la serie antes de la primera hora de juego.

Las angustias seguían y a los 43’ parecía que la debacle se consumaba para los barranquilleros, pero el VAR le dijo que no a Defensa. La jugada arrancó en la mitad de la cancha, Leonel Miranda habilitó perfectamente a Fernández quien definió bien ante el achique de Viera. Pero el árbitro de repente interrumpió la celebración de Defensa para consultar la repetición de la jugada en video.

Claus rebobinó la acción y se percató que Miranda le ganó el balón a Leonardo Pico en la mitad de la cancha con un empujón antes de habilitar a Fernández y decidió anular el tanto. El banco técnico de los gauchos explotó en ira, en cabeza del técnico Sebastián Beccacece, quien fue expulsado por el reclamo airado. De momento, Junior se salvó antes de terminar la primera mitad. La etapa final fue similar a los primeros 45 minutos, aunque Defensa bajó un poco el ritmo, ya desgastados por el esfuerzo en la primera parte del juego. Junior siguió dormido, sin generar opciones de peligro ni crear juego con sus hombres de construcción y ataque. Defensa aprovechó esto y marcó el tercer tanto de la noche, que los mandaba directo a la semifinal sin ir a los penales.

La jugada se originó en un tiro de esquina, Lisandro Martínez le ganó a los zagueros de Junior y habilitó sin querer a Fernández, quien remató de derecha sin nadie en la marca y venció a Viera para el 3-0. Julio Comesaña movió el banco y mandó al campo a Yony González y James Sánchez en reemplazo de Daniel Moreno y Sebastián Hernández respectivamente. El ataque mejoró un poco y con eso le alcanzó para lograr un gol que parecía no iba a llegar por ninguna parte. La acción se generó en el minuto 71.

Víctor Cantillo levantó la cabeza dentro del área y habilitó a Díaz, este buscó el hueco para rematar de derecha hasta que lo encontró. Su disparo cruzado y bien esquinado a la izquierda fue imposible para el portero Ezequiel Unsaín, para el 3-1 y la clasificación juniorista.

Los barranquilleros pasaron un último susto en el minuto 93, luego que Fabián Bordagaray remató con potencia dentro del área y con Viera vencido el balón pegó en el horizontal. Fue la última jugada del partido, con lo que se consumó el paso de los Tiburones a la semifinal.

Te puede interesar

Compártelo en: