Este Junior de pesadilla, la dura columna de Hugo Illera
El titulo es:Este Junior de pesadilla, la dura columna de Hugo Illera
Foto detalle: 
Jefferson Gómez disputando el balón con un jugador del Palmeiras. | AFP
aldia_web
Hugo Illera

Este Junior de pesadilla, la dura columna de Hugo Illera

377

Junior va bien en la Liga Águila, no va a salir del Grupo de los 8, le restan sumar 4 puntos de 18 para clasificar y estará listo para pelear por retener el título.

Lo más normal que puede pasar es que, ante la debacle de Junior en Copa Libertadores, se pida la salida del DT Luis Fernando Suárez. Hace un tiempo que me convencí que, en los éxitos y fracasos, la responsabilidad es compartida entre el técnico y los jugadores. Es posible que muchos de los hinchas, golpeados por la más triste de las campañas, estén pidiendo, como casi siempre, la salida de Suárez, que se traiga a Comesaña y asunto arreglado. No voy a polemizar sobre eso porque es lo que se estila en el fútbol del mundo. No hay resultados, el técnico se va, los jugadores se quedan. Pero de verdad, ¿los aficionados creen que la responsabilidad de semejante humillación es absoluta del técnico Suárez?

Junior pasó de ganar sus juegos a empatarlos casi todos y la impronta de equipo goleador se fue quedando a la vera del camino hasta el punto de no poder anotar un solo gol en los cuatro partidos perdidos de Copa Libertadores. Para decirlo como ya lo dijimos, Junior comenzó a desmoronarse hasta caer por el barranco la noche del miércoles pasado de la eliminación.

Junior va bien en la Liga Águila, no va a salir del Grupo de los 8, le restan sumar 4 puntos de 18 para clasificar y estará listo para pelear por retener el título. Pero, lo visto en Copa Libertadores, las cuatro derrotas sucesivas con 0 goles anotados y 7 recibidos no dan, a sol de hoy, para pensar que eso pueda ser posible.

El Juniorismo está herido en su amor propio. Ser últimos en el grupo sin victorias, sin goles, sin puntos y eliminado no dan margen como para pensar que el equipo esté listo para pelear la novena estrella. Ojalá, pero habrá que mejorar mucho. Comenzado por regresar a su identidad que no es otra que el fútbol bien jugado, vistoso para la tribuna y con gol. Don Fuad está cabrero. Eso me aseguraron…

Te puede interesar

Compártelo en: