Deportes

Junior estrena en 2019: tiene psicólogo en su cuerpo técnico

El antioqueño Felipe Camacho trabaja de la mano con el DT Luis Fernando Suárez.

Compartir en:
Por:

Cinco rondas de seis jugadores, en cada una de ellas entraban dos con los ojos tapados con una venda a recuperar la pelota en un estilo de ‘gallinita ciega’ y adentro un balón de color, con un sonajero interno, que servía como guía para intentar conseguir el objetivo.

Este trabajo, liderado por el nuevo psicólogo de Junior, Felipe Camacho, y que duró alrededor de 10 minutos, dio inicio a la segunda práctica matutina del equipo Rojiblanco en este 2019. El antioqueño Felipe Camacho hará parte del cuerpo técnico de Junior en este 2019.

Acumula cuatro años al lado de Luis Fernando Suárez, con quien trabajó en Dorados de Sinaloa, Equidad y ahora en Junior. Antes tuvo un paso de tres años en Atlético Nacional, donde tuvo la oportunidad de hacer parte del grupo de trabajo de técnicos como el argentino Ramón Cabrero, Santiago ‘Sachi’ Escobar y Juan Carlos Osorio, acumulando ya nueve años en el campo del deporte.

P.

¿Cuál será su labor dentro del equipo?

R.

Con el profe (Luis Fernando Suárez), hace mucho tiempo, venimos trabajando lo que se conoce hoy en día como neuroentrenamiento o entrenamiento físico cognitivo. Simplemente es una herramienta más o un apoyo que se le brinda tanto al preparador físico, como al asistente y al técnico para meterle toda la parte cognitiva a los trabajos físicos, técnicos y tácticos. Somos uno más del cuerpo técnico que sumamos para que la parte mental, todos los días, tome más importancia en cada uno de los jugadores.

P.

Es tener la mente dispuesta al trabajo…

R.

No es solo tener la mente dispuesta al trabajo, sino entrenar el cerebro. Hace mucho tiempo se ha demostrado, desde la neurociencia, que el cerebro se puede trabajar, que es totalmente moldeable. Es como un músculo, en la medida que lo trabajes y lo entrenes, se desarrolla. Haces conexiones neuronales que antes no hacías y se puede aumentar, hasta cierto punto, el rendimiento deportivo de los atletas, de los deportistas.

P.

¿Es clave hoy en el deporte este tipo de trabajo?

R.

Los que piensan que el ajedrez se juega con las manos son los mismos que piensan que el fútbol se juega con los pies, y esa es la mentira más grande, porque todo lo controla el cerebro. Esa es la torre de control. En la medida que el cerebro esté bien entrenado el resto del cuerpo va a responder de la misma manera. Estamos aquí para aportar, para ser uno más del cuerpo técnico, para que los jugadores mentalmente estén fuertes y más por todos los torneos que vamos a enfrentar, arrancando dentro de 15 días (con la Superliga ante el Deportes Tolima).

P.

Hoy (ayer) lo vimos realizando ejercicios en campo. ¿Su trabajo como psicólogo será fuera y dentro de la cancha?

R.

El trabajo mío se divide en dos partes. Por fortuna tengo, digámoslo así, la autorización del profe, con quien estudié neuroentrenameinto en Buenos Aires, Argentina, para trabajar en campo con los jugadores, como lo pudieron ver hoy (ayer). Fuera de eso, en las concentraciones, me reúno con los muchachos, tanto individualmente como en grupo, y hacemos trabajos ya de la parte cognitiva.

P.

¿Cómo trabajar la parte mental de un equipo que viene ser campeón para que no baje, inconscientemente, los brazos ni la exigencia el torneo siguiente?

R.

El profe dijo una frase ayer muy importante y es que no había que pensar en retener el título, porque ya eso es del pasado, hay que proponerse nuevos retos, empezar de cero, auto exigirse nuevamente. Pienso, en lo personal, que es más complejo, pero un reto más grande para uno, trabajar con un equipo que viene de ser campeón que con el último de la tabla. Los equipos campeones inconscientemente tienden a relajarse, a entrar en una zona de confort. Vamos a trabajar para que eso no pase en Junior.

P.

¿En este arranque es clave conocer uno a uno a los jugadores?

R.

Claro que sí. Nosotros acabamos de llegar y ese es un trabajo que vamos a ir haciendo con el paso de los días, lo que pasa es que tenemos la premura del tiempo. Yo con cada uno me tengo que sentar para conocerlos un poco más, porque también es importante la parte externa, la parte familiar, porque eso genera un poco de factores en ellos que, aunque para mucha gente no sean importantes, influyen mucho en el trabajo deportivo.

P.

¿El trabajo puede sufrir alguna variación independiente del lugar donde se haga, por ejemplo, ahora que es en la Costa, en un equipo como Junior, donde hoy predomina el jugador de costeño?

R.

Muy buena pregunta, porque es diferente trabajar con todo el mundo, porque es que todos los seres humanos somos completamente diferentes y obviamente que el trabajo sí varía, porque dependiendo la región hay unas culturas, unas creencias, hay unos hábitos que son diferentes en el Valle, en Antioquia, en el interior del país o en la Costa. Entonces hay que llegar, conocer esos hábitos y acomodarnos un poco a lo que ellos hacen.
Aquí se habló de