‘Kaboom’ sigue a la espera que se haga justicia por dopaje de Whyte
El titulo es:‘Kaboom’ sigue a la espera que se haga justicia por dopaje de Whyte
Foto detalle: 
aldia_web
Efraín Cuadrado Mendieta

‘Kaboom’ sigue a la espera que se haga justicia por dopaje de Whyte

61

El pegador vallecaucano no pierde la esperanza en la búsqueda del título mundial.

Óscar ‘Kaboom’ Rivas está a la expectativa. Como león enjaulado espera que el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tome una decisión al respecto del dopaje del pegador jamaiquino Dilian Whyte, suspendido provisionalmente y despojado del título mundial interino de los pesos pesados de la entidad.

El púgil vallecaucano sabe que tiene todo a su favor y que solo hay dos escenarios posibles si todo se da bajo el marco de la legalidad: que el cinturón interino pase a su poder o le toque volver a combatir con otro retador por el cetro vacante. 

Eso le abre nuevamente la posibilidad de convertirse en el retador número del estadounidense Deontay Wilder, monarca absoluto de los pesos pesados del CMB. 

“El WBC ha notificado al señor Whyte y a su equipo sobre la suspensión del WBC. Se le dará al señor Whyte la oportunidad de presentar su posición ante el WBC en una audiencia de investigación, cuya fecha y lugar serán anunciados en el futuro cercano. A lo largo de su investigación y audiencia, el WBC brindará al señor Whyte y a su equipo, la oportunidad de presentar cualquier información y materiales disponibles, así como cualquier tipo evidencia exculpatoria que puedan considerar apropiada”, se informó en el comunicado de la entidad.
Whyte dio positivo por sustancias prohibidas y extraoficialmente se cree que los guantes usados no cumplían con las normas.

Mientras todo llega a una conclusión Kaboom espera. Por estos días pasa por un breve periodo de vacaciones junto a su familia en San Andrés, para luego retornar a Canadá y retomar su preparación para lo que viene. De este y otros temas Rivas, de 32 años,  

¿Cómo va el fallo acerca del dopaje de Dilian Whyte? ¿Qué le han dicho a usted?
No mucho, a él ya lo suspendieron porque le encontraron la prueba positiva y lo suspendieron por cinco años. Ahorita no se sabe qué es lo que va a pasar, si me dan el título o si tengo que volver a pelear por él. Estamos en medio de una polémica con eso, pero todavía no estamos seguros con eso, hay abogados de por medio atacando, tratando que las cosas se resuelvan a nuestro favor o sea, volver al menos a tener otra pelea por el título o que me lo den para pelear directamente con Deontay Wilder, pero básicamente es lo único que te puedo decir porque la Comisión es la que está tomando esa decisión y todavía ellos no están seguros de si sí o si no, entonces por eso estamos a la expectativa. 

Vimos en sus redes sociales que está de vacaciones...
Sí claro, estoy en San Andrés recargando fuerzas, ando en lo mío, alistándome para lo que se viene, esperando el veredicto en la mesa y preparándome para el futuro, este año se vienen cosas muy importantes para mi carrera y apenas termine mis vacaciones seguiré trabajando duro, como siempre. 

Volviendo un poco atrás, algunas personas se le atravesaron para bien en su camino y esto fue fundamental para su carrera, como su primo Édinson...
Sí claro, mi primo Édinson fue alguien muy fundamental en mi carrera, una persona que me inspiro a ser lo que soy, que me llevó de la mano a un gimnasio, fue el que me mostró que era lo que se tenía que hacer en el boxeo. Al principio solament lo cogimos para defendernos y todas esas cosas pero bueno, imagínate, la vida da muchas vueltas, pelee por el título del Consejo Mundial de Boxeo, quiero estar en la historia, yo sé que puedo, he trabajado muy duro, hay que darle para adelante porque yo sé que esto no es fácil, pero hay que darle para adelante. 

Los negocios turbios y la plata fácil eran y son una tentación muy fuerte, ¿cómo evitó caer en ese camino en aquella época?
Bueno, creo que muchas personas se han dado cuenta que soy un muchacho al que le ha gustado tomar el buen camino para conseguir las cosas y mis padres y mi familia me inculcaron eso, todas esas personas que han estado conmigo desde el principio me han apoyado e impulsado a ser una buena persona. Entonces pues todas esas cosas malas que uno ve cuando es joven no me llamaron mucho la atención y pues imagínate, cuando tuve mi primer hijo me cambió la vida entonces por eso decidí irme por el camino del bien en el nombre de toda mi familia. 

Obrero, montallantas, recolector de basura, todos son oficios que le tocó desempeñar para ir abriéndose camino, ¿cómo fueron esas épocas tan duras?
Las épocas eras muy duras, cuando me tocaba hacer todos esos trabajos, pero igual fueron épocas muy bonitas, porque eso me enseñó a ser la persona que soy ahora, a saber valorar todas las cosas que tengo ahorita, eso también me enseñó a que cuando uno quiere lograr algo en la vida debe perseverar siempre, por eso es que siempre he dicho que el que persevera, alcanza. Siempre esos trabajos duros en la vida, son experiencias vividas, como decía el viejo Diomedes Díaz y todo lo que me tocó desempeñar en el camino para estar aquí donde estoy fue algo que no me cayó del cielo, eso me tocó lucharlo a lomo, entonces por eso estoy muy agradecido con Dios por darme esta oportunidad y estar en el ránking de los mejores del mundo. 

¿Qué significa Eléider Álvarez en su vida?
Eléider es uno de mis mejores amigos, hemos estado en las buenas y en las malas gracias a Dios, él me necesita y yo lo necesito y siempre hemos estado ahí para darnos la mano. Hay veces que a mí me toca hacer el papel de hermano mayor, otras veces le toca a él, siempre nos hemos entendido muy bien, tenemos una muy buena relación y nos hemos apoyado mutuamente. Desde que nos conocemos en el 2006 la amistad entre nosotros siempre ha sido muy bacana entonces con Eléider te puedo decir que somos hijos de otros padres, pero hermanos de verdad. 

Alguna anécdota en especial que recuerde con Eléider en Canadá.
Creo que una anécdota especial con Eléider tiene que ver con el frío, la primera vez que vimos caer la nieve en Canadá, parecíamos pelaitos tocando la nieve, unos pendejos (risas), adaptarnos al frío, al idioma, eso nos dio muy duro allá, pero lo recordamos ahora como una anécdota. 

¿Qué significa Stéphane Lepine para usted en su vida?
Yo a él lo veo como un padre, es una persona que me ha ayudado mucho, siempre ha estado ahí, me ha apoyado en muchas cosas, en muchas decisiones trascendentales en mi vida, la verdad él ha sido una persona que me inspiró a seguir adelante después que tuve todas esas lesiones, él nunca me abandonó, por eso Stéphane Lepine es como un segundo padre para mí y la verdad que de él sí tengo buenos recuerdos y de acá para adelante igual, porque él quiere lo mejor para mí y para Eléider. 

¿Cuáles eran esas sensaciones y sentimientos cuando pasó tanto tiempo lesionado del ojo y sin poder pelear?
Compadre eso fue algo muy duro, yo pensé en retirarme del boxeo porque decían que ya no podía volver a pelear, que tenía que terminar mi carrera y que había llegado a mi punto final. Eso fue muy duro, pero de verdad nunca desfallecí de mi sueño de ser campeón del mundo, siempre quise terminar mi carrera, ser alguien en la vida. Pero bueno, esa final me dejaron como siempre con más experiencia, porque yo te digo, pueden llegar las mil y una cosas malas, pero cuando usted quiere algo en la vida uno tiene que luchar, no importa lo que te diga ni un médico, uno tiene que seguir adelante y luchar por los sueños que tengas para ti, para tu vida y para tu familia. 

¿Cómo es la vida en Canadá, cuando no está entrenando qué hace, cómo se distrae?
Allá lo único que hago es trabajar y entrenar, del entreno para mi casa. A veces salgo con mis amigos, hacemos reuniones, jugamos Play Station, una que otra salida. Ya me acostumbré un poco a la vida en Canadá y los amigos que tengo allá han sido un soporte importante, me han ayudado en las buenas y en las malas. 

¿Aún le quedan muchos años de carrera, ¿ha visualizado a qué le gustaría dedicarse para cuando cuelgue definitivamente los guantes?
Yo creo que me dedicaría a mi familia y quién sabe, de pronto se me dé por abrir un gimnasio, pero por ahora estoy cien por ciento dedicado a mi deporte, entonces el día que yo llegue a colgar los guantes le dedicaría todo mi tiempo a mis hijos, que tengo cuatro, entonces me gustaría verlos crecer, estar ahí día y noche para ellos y de pronto abro un gimnasio de boxeo. 

Te puede interesar

Compártelo en: