Deportes

Medellín 2, Junior 0: de mal en peor

No progresa en su fútbol y acumuló su cuarta derrota consecutiva de visitante, este miércoles en el Atanasio Girardot.

Por: Rafael José Castillo Vizcaíno

No progresa. No mejora. Junior sigue sin ganar de visitante y retrocediendo en su fútbol. La cuarta derrota consecutiva a domicilio la sufrió ante Medellín (2-0), anoche en el estadio Atanasio Girardot, en la séptima fecha de la Liga I 2022.

Luciano Pons anotó los dos tantos del ‘Poderoso’, que pasó por encima de un ‘Tiburón’ manso, confundido y sin norte, que completó dos partidos sin gol.

Los rojiblancos sufrieron el primer tiempo. No daban más de cinco pases seguidos ni progresaban a través de pelotas largas ni en acciones individuales.

Repleto de desaciertos y superado por la intensidad del ‘Poderoso’, que evidenció una actitud más vigorosa y decidida, Junior se recostó sobre el arco de Sebastián Viera y soportó como pudo las embestidas locales.

Jean Pineda, Vladimir Hernández, ‘Pipe’ Pardo y Luciano Pons, que tenía a Germán Mera trabajando constantemente, encabezaban los intentos ofensivos, pero todo el DIM estaba en procura de inclinar la cancha.

Presionaron sin tregua y sometieron a Junior durante todo el primer tiempo. Andrés Cadavid, el capitán y zaguero del Medellín, estuvo muy cerca de anotar al recibir un centro de Vladimir en el corazón del área, pero sus dos remates, porque tuvo dos oportunidades en esa misma situación, carecieron de contundencia y precisión.

Junior solo se aproximó con verdadero peligro en un cobro de pelota quieta desde el costado izquierdo que Hómer Martínez logró cabecear con dificultad después que el balón picó en la grama con gran velocidad.

Junior permaneció más tiempo en la portería propia que en la contraria.

En el segundo tiempo, hubo un intento de reacción que se apagó rápidamente, sobre todo después del primer gol de Luciano Pons. ‘El Tiburón’, inexplicablemente, se encontraba mal parado, desordenado y con enormes espacios en su zaga. Juan David Mosquera aprovechó y le puso un pase al atacante argentino, que con todo el tiempo, la libertad y confort, definió a placer.

Con todo y lo mal que jugaban, los rojiblancos pudieron emparejar el marcador dos minutos después del tanto de Pons, pero Cetré despilfarró el chance.

La situación se complicó todavía más con un obsequio de la defensa. Germán Mera cometió un craso error en un intento de rechazo y Pons aprovechó para gritar el segundo.

Ahí sí Cruz Real se pellizcó y movió el banco para tratar de buscar el revulsivo que necesitaba desde el mismo primer período.

Sin embargo, el ánimo del equipo y el fútbol se mantuvieron por el suelo. Aunque se presentó un leve despertar, estuvo más cerca del tercero del DIM que el descuento de Junior, que va de mal en peor.