“Perdomo anda más pendiente de los huevos del gallo que de lo fundamental: el fútbol”, la dura columna de Hugo Illera
El titulo es:“Perdomo anda más pendiente de los huevos del gallo que de lo fundamental: el fútbol”, la dura columna de Hugo Illera
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Foto tomada de Internet.
aldia_web
Hugo Illera

“Perdomo anda más pendiente de los huevos del gallo que de lo fundamental: el fútbol”, la dura columna de Hugo Illera

190

El columnista habló sobre el desorden del calendario en el FPC.

Es posible que usted sea uno de los que regularmente mira hacia el reloj y se encuentra con el 11:11. Hay cientos de versiones sobre eso. También en el fútbol el tema es 11 contra 11. Pero once en buen estado físico, sin ventajas para el rival.

La llegada de Jorge Perdomo a la Dimayor ha traído un desorden descomunal en una institución que marchaba como un reloj suizo. La posición del Judas convertido en reyecito ha traído casos como el que veremos entre hoy y mañana.

Resulta que Junior y Nacional deberán jugar, en dos días consecutivos, Liga Águila y Copa Libertadores en momentos en que los equipos han jugado un torneo ultra rápido con solo 25 jugadores cuando se venía haciendo con 30.

Visto así, las decisiones de reprogramar partidos contienen un “me importa unculismo” que es inentendible. Es posible que Nacional no tenga la necesidad de ganar el partido para clasificar por cuando ya lo hizo con antelación. Pero para Junior es vital, ya que con 24 puntos necesitará sumar 5 o 6 de 9 para asegurar su participación en postemporada de Liga.

Quiere decir que Junior jugará hoy miércoles con Nacional, mañana jueves con Alianza Lima y el domingo con Alianza Petrolera en sólo cuatro días, y el miércoles deberá recibir a Boca Juniors para rematar, el fin de semana, ante Jaguares en Montería.

Ahora, el manejo de la nómina no se podrá hacer como antes. Sobre 25 jugadores para Copa se deberán inscribir en planilla 18 y, al día siguiente en Liga los 7 que no estuvieron más 11 de los que sí jugaron deberán ser utilizados o echar mano, como se presume, de jugadores juveniles.

Y sí, esto pasa porque Perdomo anda más pendiente de los huevos del gallo que de lo fundamental: el fútbol…

Te puede interesar

Compártelo en: