Viera sigue haciendo historia con Junior
El titulo es:Viera sigue haciendo historia con Junior
Foto detalle: 
Viera levanta el trofeo de Liga Águila I-2019, su sexto título como rojiblanco. | Archivo
aldia_web
William González Badillo

Viera sigue haciendo historia con Junior

84

El portero llegó a 441 partidos como Tiburón.

Sebastián Viera superó a Dulio Miranda y se convirtió no solo en el más ganador de la historia del Junior —junto a Luis Narváez— sino el jugador con más partidos vestido de rojiblanco (441). Sin duda, un histórico que dejará una huella inmensa.

El arquero uruguayo, de 36 años, repasó sus ocho años en Junior en un test de 19 preguntas que le realizó el HERALDO, tras el triunfo 1-0 frente al Medellín, en el estadio Atanasio Girardot.

¿Cuál es el partido que más recuerda?

La final en Manizales contra Once Caldas, en 2011. Fue mi primer título y en ese partido tuve muchas intervenciones decisivas. Fue un juego intenso, cargado de mucha adrenalina.

¿El título más especial de los seis que ha ganado como ‘Tiburón’?

Todos son importantes y especiales, pero la ‘octava’ fue como un desahogo por todas las finales perdidas.

¿Y la final perdida que más le dolió?

La de la Copa Sudamericana, ante Atlético Paranaense, y la de 2014 contra Nacional. Ambas las teníamos en la mano y se nos escaparon.

¿La anécdota más graciosa que haya vivido en Junior en estos 8 años?

(…) No es graciosa, pero si increíble. Se dio en 2011, contra Millonarios, cuando íbamos perdiendo la serie 3-0 y vinimos a jugar al ‘Metro’ la vuelta. Ese día íbamos saliendo para la cancha y en el túnel le dije a Mayer Candelo que le iba a atajar el penal en la definición por penales, que había visto sus últimos 10 cobros y que ya sabía para donde lo iba a tirar. Increíblemente empatamos la serie 3-3 y en la definición por penales se lo atajé (risas).

¿De los siete goles anotados con Junior, cuál es el más especial?

El primero a Millonarios (3 de junio, de 2016; triunfo 2-0). Ese día descubrí una sensación que nunca había sentido, que era la de meter un gol de tiro libre. Cuando pateo fue como si viera toda la trayectoria de la pelota en cámara lenta y cuando la veo entrar, sentí algo que nunca había sentido. Uno como arquero conoce la sensación de una buena atajada o un gol de penal, pero esa de tiro libre fue indescriptible.

¿El gol en contra que nunca olvidará?

El gol que nos hizo Nacional en el Atanasio, en el 95’, que nos empata la final y después la perdemos por penales. No lo podía creer.

¿Cuál ha sido el rival más duro?

Palmeiras, por Copa Libertadores. Muy superiores.

¿Un momento inolvidable en Junior?

Cuando levantas la copa y ves todos los papelitos volar, es un momento en el que te sientes realizado y con la tarea cumplida. Nada en lo deportivo se asemeja a eso.

¿Un error que no le gustaría volver a cometer?

De todos los errores aprendí y eso me hizo seguir creciendo, lo importante es no volver a cometerlos, aunque a veces pasa. Todos los errores duelen, pero también dejan enseñanzas.

¿El delantero más duro que haya enfrentado en estos 441 partidos?

Varios, pero creo que ha sido Dayro Moreno. Tanto en Once Caldas, como en Millonarios  y en Nacional nos complicaba. Para mí es un jugador diferente.

¿El momento más duro en Junior?

La salida del DT Alberto Gamero, fue un momento durísimo, por todo lo que se dijo y que me involucró.

¿El técnico del que más ha aprendido en estos ocho años?

De todos se aprende. Pero en lo que es táctica y trabajo me quedo con Julio Comesaña, y no lo digo porque lo tenga ahora, aclaro (risas).

¿La mejor tapada que haya hecho en Junior?

Una contra Palmeiras, en Brasil, por Copa Libertadores (remate de Scarpa, tras pase de Pires, y Viera, en velocidad, se estira y la saca con una estirada espectacular para enviarla al tiro de esquina). Pero la más significante, el cabezazo contra Once Caldas en la final de 2011, en Manizales.

¿Un partido para el olvido con Junior?

Varios, pero uno del que no me quiero acordar fue contra Jaguares, en Montería, que al minuto de juego caigo inconsciente tras un golpe con (Deivy) Balanta. Ese día me asusté mucho. No se lo deseo a nadie.

¿El penal atajado más especial?

A Jhon Fredy Pajoy en la final contra Once Caldas, ese día ganamos la ‘séptima’ y empezó toda esta historia de triunfos como rojiblanco.

¿El rival al que más disfruta vencer y con el que más le duele perder?

A los que más disfruto ganarle, a Nacional y Millonarios, y contra el que más me duele perder, ante Nacional.

¿Qué significa superar a un estandarte rojiblanco como Dulio Miranda?

Un orgullo muy grande. Junior tiene mucha historia, por acá han pasado grandes referentes en este país y llegar a esta cifra es algo muy importante para mí. Mis hijos podrán decir que su padre hizo en Junior, el equipo del que son hinchas.

¿A quién le dedica este logro tan grande?

A todos los que hicieron posible esto, a mi familia, a los directivos, a las personas que trabajan en el club, a los profes, a todos mis compañeros y a la hinchada. Todos son importantes.

Un mensaje que quiera brindarle a la afición

Gracias por aguantarme en los momentos complicados y por disfrutar conmigo en los momentos buenos. Todos somos Junior y entre todos tenemos la responsabilidad de hacer este equipo aún más grande.

Te puede interesar

Compártelo en: