ESPECIAL | Claudia, una supercapitán de corazón verde
El titulo es:ESPECIAL | Claudia, una supercapitán de corazón verde
Anuncio
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | Claudia, una supercapitán de corazón verde

118

Con tenacidad, determinación, pero sobretodo sensibilidad, ideó planes para garantizar la seguridad ciudadana.

Ella es Claudia Patricia Rodríguez Angarita, una capitán de la Policía Nacional que lleva once años al servicio de la institución, y desde hace 2 años y medio trabaja arduamente por el bienestar la población guajira.

Claudia ejerció liderazgo en la Estación de Policía Riohacha, y gracias a ello pasó a asumir la comandancia de la Estación de Policía en Uribia y luego la de Fonseca.

Con tenacidad, determinación, pero sobretodo sensibilidad, ideó planes para garantizar la seguridad ciudadana, enfrentó sin miedo a las distintas bandas delincuenciales y realizó campañas en favor de los más necesitados.

En Uribia por ejemplo, la capitán Rodríguez es considerada una héroe vestida de verde.

Ella, motivada por su vocación de servicio, en octubre del 2018 brindó ayuda a decenas de familias indígenas que se vieron afectadas por la ola invernal.

A los wayuu los ayudó a cruzar arroyos, a salir de sus viviendas que eran arrasadas por las corrientes de agua, les brindó un albergue, gestionó alimentación e incluso juegos para que los niños en medio de la adversidad tuvieran un poco de diversión.

Y esas son las acciones que la han hecho merecedora del cariño y la admiración de sus colegas policías en diferentes rangos, quienes ven ella una digna representante de la mujer policía.

Ellos aseguran que la capitán Claudia es una mujer cien por ciento operativa, y les asombra la capacidad que tienen para crear planes estratégicos, como esos que puso en marcha en Fonseca donde combatió fuertemente el microtráfico. Pero también su don para convocar, generar diálogo y ayudar a resolver conflictos.

Claudia Rodríguez, hoy no solo representa a las más de 12 mil femeninas que integran la Policía Nacional en el país, sino también a esas que con dignidad defienden el honor de ser mujer.

Por *Emelda Wberth

Te puede interesar

Compártelo en: