ESPECIAL | ‘Zarcka’, una dama de hierro con honor y disciplina
El titulo es:ESPECIAL | ‘Zarcka’, una dama de hierro con honor y disciplina
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
aldia_web
Humberto Herrera

ESPECIAL | ‘Zarcka’, una dama de hierro con honor y disciplina

651

Practica taekwondo, canta, toca guitarra y es miembro del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía.

‘Zarcka’ es una mujer de respuestas cortas pero contundentes. Sentada en un mueble abandona su seriedad habitual, dejando que una sonrisa ilumine su rostro. Se quita el papel de dama de hierro y aflora entonces la sensibilidad femenina.

Su nombre real es Ceris Milena Alemán Hernández y usualmente se despierta muy temprano, en la madrugada. Se baña, se maquilla solo un poco porque asegura no saber cómo hacerlo, se hace un peinado fijado perfectamente con un moño en la parte trasera de la cabeza y sale, en ocasiones, sin desayunar.  En menos de 30 minutos su cuerpo tiene encima los 23 kilos del equipo que debe cargar durante casi todo el día.

Aunque es taekwondista, canta bien y toca la guitarra, esta vez su cuerpo y mente están dispuestos para lo que más ama. El dedo índice de su mano derecha reposa sobre el disparador de un fusil M-16 A1, calibre 5.56, y el moño de su cabeza es cubierto con una boina verde.  Su torso se ve más grande por el chaleco antibalas que lo cubre, y en su pierna derecha está fijada con una reata una pistola Sig Sauer P20, calibre nueve milímetros. Calza unas botas que llegan un poco más arriba de los tobillos y que completan su impoluto uniforme.

Hace cinco años pertenece a la Policía, y luego de pasar por la Fuerza de Control Territorial (Fucot), ahora hace parte del Grupo de Operaciones Especiales (Goes). “Es lo que me gusta. Siempre me he identificado con estos grupos operativos y la actividad que se hace”, expresó.

Dos familias

‘Zarcka’ es el ‘colsein’ o apodo militar que sus compañeros le colocaron por el color marrón de sus ojos. Nació hace 29 años en Ciénaga, Magdalena, y es la séptima de 11 hermanos. “En mi familia la única policía soy yo. Siempre me incliné por estar acá”, precisó.

Aunque en su trabajo requiere mucha concentración, siempre piensa en los suyos. Es inevitable hacerlo, sobre todo cuando sabe que se enfrentará a situaciones de alto riesgo. “Nosotros apoyamos a los grupos de inteligencia de la Policía, por ejemplo, en allanamientos somos los que entramos a las casas, las despejamos y aseguramos para que ellos hagan el trabajo que deben hacer”, expresó.

Nunca olvida el 26 de enero de 2017 cuando junto con sus compañeros estaba en fila para entrar a la casa de un sospechoso. Los encargados de derribar la puerta le dieron unos golpes y fue cuando desde adentro alguien disparó. La bala impactó la mandíbula de un intendente. “Fue algo muy duro pero en ese momento debíamos seguir con la operación. Capturamos al que le disparó a mi intendente”, recordó ‘Zarcka’.

Momentos como este la estremecen. Sabe que esos hombres que la acompañan en el trabajo son su otra familia. Existe confianza mutua, porque de eso depende la vida de todos.

Ningún sexo débil

La patrullera Alemán Hernández lleva en su brazo izquierdo su apodo y tipo de sangre, y en su pecho la satisfacción de haber superado las difíciles pruebas para ingresar al Goes. “A mí me seleccionaron para el curso de operaciones tácticas urbanas que nos dictó el Comando de Operaciones Especiales de la Policía. Éramos solo dos mujeres y 36 hombres, muchas veces los dejábamos tirados porque teníamos mejor estado físico”, recordó.

Y es que esta mujer de acero también tuvo que soportar ataques con piedras y gases lacrimógenos durante el entrenamiento. “Aprendimos las tácticas a fuego vivo, con balas de verdad. No había espacio para errores”, recordó.

Multifacética

Detrás del uniforme hay una mujer que ha entregado parte de su vida a la preparación física. Fue miembro de la Selección Magdalena de Taekwondo, asimismo de la de Fútbol Sala, modalidad en la que también fue árbitro.

En sus ratos libres, frente a un espejo, en el baño o haciendo un video con el celular, canta baladas pop y sus manos, si bien están entrenadas para disparar un fusil, también tocan con suavidad las cuerdas de una guitarra.

“Yo hago de todo un poco. La clave está en la disciplina. Al final me incliné por ser policía, pero acá también es necesario que uno sea disciplinado, desde los entrenamientos hasta cuando se sale a la calle a trabajar”, dijo ‘Zarcka’.

Te puede interesar

Compártelo en: