Esta es la historia de una estudiante de derecho que ejerce la prostitución
El titulo es:Esta es la historia de una estudiante de derecho que ejerce la prostitución
Anuncio
Foto detalle: 
Tomada de: Internet.
aldia_web
María Salcedo Saumeth

Esta es la historia de una estudiante de derecho que ejerce la prostitución

3.7K

La joven dejó impactado al auditorio con su imponente discurso.

Lucía Fernández, el nombre de “guerra” de esta joven de 25 años, es una estudiante de derecho de la Universidad de Oviedo, en España, que además ejerce la prostitución desde hace dos años y medio, cuando lo vio como una necesidad para poder continuar financiándose su carrera universitaria, vivienda, comida y gastos personales. 

Cada vez que entra en el campus de su universidad es víctima del señalamiento de algunos jóvenes que rechazan su profesión de trabajadora sexual, actriz porno y protagonista de webcam erótica, pues ellos no lo ven como algo “correcto”.

En entrevista con El Comercio, de España, Lucía aclaró que su objetivo principal es que las personas aprendan a respetar las decisiones de los demás e intentar romper con el estigma que se vive en la sociedad con las trabajadoras sexuales.

Este es el video: 

La joven fue invitada a las jornadas de “Prostitución, Derechos y Vulnerabilidad: regular, evitar, prohibir”, que se dieron su alma mater, donde dio ante el público un contundente discurso sobre la“guerra eterna” que se vive en la sociedad cuando se habla deprostitución.

“Mi objetivo es que las personas se formen un criterio certero porquea mí y a las prostitutas nos molesta que se hable de nosotras sin contar con nosotras”, menciono la mujer en su discurso. “Yo soy dueña de mi cuerpo, por lo tanto las condiciones las pongo yo”, añadió.

En su discurso, Fernández aclaró quela sociedad tiene aún valores arraigados a la teoría judeo- cristiana que posiciona a la mujer a solo cuidar la casa y los niños, limitándola de ejercer algún trabajo particularque rompa ese pensamiento.

Tomada de: El Comercio.

Ante la presión que vive de la sociedad, la joven mencionó que: “mi condición de trabajadora sexual no me define, ni  me condiciona, ni me supone un prejuicio mayor”.

En medio del silencio de la sala, la joven pudo defender por fin su opinión y su derecho de ser respetada.

Finalmente para cerrar su discurso, exigió un marco jurídico de protecciónpara todas aquellas mujeres que como ella ejercen el trabajo sexual como profesión, pues quiere que sea visto como un trabajo normal, donde se les permita ejercer libremente y hasta tributar.

Te puede interesar

Compártelo en: