Historias

“La bala entró y salió, me causó dos heridas”: mujer herida en Las Malvinas

La mujer aseguró que en su sector, la comunidad está cansada de las pandilla.

Por: Redacción ALDIA

Iris Borja De la Hoz, de 44 años, es una de las mujeres que resultaron heridas en el mismo ataque a bala en que fueron asesinados Arturo José Rodríguez, de 21 años; y Cristian Guerrero Martínez, de 24, la noche de este domingo en el barrio Las Malvinas.

Ponte en contexto: Sonaron: balacera en Las Malvinas dejó dos muertos y dos mujeres heridas

La mujer le relató a AL DÍA cómo este hecho tiene consternados a los habitantes del sector, quienes están cansados de las pandillas y reclaman justicia por lo sucedido.

“Yo estaba en mi casa cuando escuché dos disparos, no es usual en mi persona que yo salga, pero me asomé un momento a ver que sucedía, ya que tenía a un sobrino en la calle”, comenzó.

“En ese momento veo a lo lejos que ya lo traía mi hermano junto a mi sobrina y se escucharon más tiros, por lo que salimos corriendo, y cuando iba a saltar un muro la bala me impactó en la pierna izquierda”, dijo la mujer.

La marca del ataque que segó la vida de los dos jóvenes quedará estampada en su cuerpo para siempre: “En el momento yo no sentí nada, ya cuando entro de nuevo a mi residencia sentí el ardor y observé que tenía dos heridas que me sangraban”.

Sigue leyendo: La bala que mató a Arturo terminó alojada en su corazón

La bala ingresó y salió en el mismo instante, dejando dos orificios en la pierna de la mujer. Borja De la Hoz fue trasladada por su esposo a la Clínica San Ignacio, donde no la pudieron atender, siendo remitida al Camino El Bosque, lugar en el que fue recibida por los galenos.

Las dos mujeres heridas se encontraron en el instante del ataque como si del destino se tratara: “Yo no sabía de donde venía la otra muchacha que también resultó lesionada en la pierna, pero cuando yo ingreso a mi casa ya ella estaba adentro y votando demasiada sangre, quizá huyendo de todo el alboroto pudo encontrar refugio aquí dentro”, dijo Iris.

Este medio conoció que, aparte de las dos heridas, un joven del sector también resultó con una lesión, la cual se presentó en el momento que una bala rozó en su pie izquierdo.

El detonante

Pareciese que la lluvia siempre fuese el detonante para que los enfrentamientos por las denominadas “fronteras invisibles” comiencen cuan batalla campal: “La comunidad ya está cansada de lo que está pasando, siempre es lo mismo, cuando llueve más, anoche apenas estaba serenando y de nuevo se enfrentaron y mire lo que sucedió”, relató un habitante del sector.

El morador dijo que “ya eso es constante aquí cuando llueve y también cuando no (…) pelean las líneas esas tras de nada y acaban con vidas de personas que no tienen algo que ver en esos duelos”.

Pégate una revisada a esto: Doble crimen en Las Malvinas se formó en medio de peñonera entre pandillas

A su vez, varios residentes de la zona dieron a conocer que “las patrullas están siempre parqueadas cerca, pero ayer realmente no sabemos qué pasó, porque no estaban”.

Finalmente, Paula San Juan, edil del suroccidente, hizo un llamado a las autoridades pertinentes para que presten mucha más atención a este sector: “Hacemos un llamado al distrito que se haga una intervención de fondo, la idea es que estos jóvenes que han tomado un rumbo diferente sean ayudados, porque las bandas, al parecer, son las responsables de estas dos muertes, y esto no puede quedar así”.

Marcha pacífica

Familiares, amigos y vecinos de Cristian Guerrero Martínez, uno de los jóvenes asesinados, realizaron una marcha pacífica en el sector donde ocurrió el atentado a bala. Los gritos en los que pedían por “justicia” no fueron faltantes.

Con pancartas, globos y camisetas de color blanco realizaron una caminata rodeando la cancha principal del barrio Las Malvinas, para posteriormente cruzar por el lugar donde fue asesinado el joven de 24 años, y culminaron en la casa de la víctima mortal.

Las calles de la zona fueron rodeadas de pedidos al unísono, en los que clamaban “no más pandillas en el barrio”. Uno de los protestantes declaró a este medio que las bandas los tienen azotados alrededor de un año y medio, que ni siquiera sus hijos pueden usar el parque, porque también es territorio de estas.

No te vayas sin leer: Se encienden las alertas por formación de tormenta tropical en el Caribe