Momento en el que se hace el levantamiento del cuerpo de John Pardo, asesinado el pasado domingo.
Momento en el que se hace el levantamiento del cuerpo de John Pardo, asesinado el pasado domingo.Hansel Vásquez
Historias

“Quería irse a Panamá o a España”: familiar de conductor de Transmecar asesinado

Arturo Pinto, primo del empleado de Transmecar asesinado el domingo dentro de un bus que conducía, dialogó con AL DÍA desde Medicina Legal, entidad a la que llegó para adelantar el duro trámite de reconocimiento del cadáver.

Por: Redacción ALDIA

En los rostros de los allegados de John Pardo Castillo, el conductor asesinado con arma de fuego la tarde del domingo en la esquina de la calle 30 con carrera 14 en el barrio Manuela Beltrán de Soledad, hay muestras de dolor e indignación.

Leer más: Sigue el paro: reportan bloqueos en la Circunvalar, a la altura de 7 de abril

Con la mirada triste por el difícil momento que atraviesan, uno de ellos, Arturo Pinto, recordó los sueños que tenía su primo John, con quien compartió parte de su vida, especialmente, desde el mes de febrero cuando este llegó al Atlántico para trabajar con la línea de transporte Transmecar.

Según Pinto, su primo anhelaba salir del país en busca de un mejor futuro, sin embargo, manos criminales hicieron que estas metas se derrumbaran, repentinamente, en medio de una absurda presión sobre las empresas prestadoras del servicio de transporte público colectivo.

“Mi primo iba a viajar al exterior. Sus dos destinos en mente eran Panamá y España, no estoy seguro a cuál iría, pero sí tenía sus tiquetes comprados. Quería estar en otro país para un mejor futuro, tenía, como dicen, su sueño americano”, recordó Pinto desde la entrada del Instituto de Medicina Legal, adonde llegó para adelantar el reconocimiento del cadáver de John y, más allá, trámites funerarios.

Además, este dijo que John ya había trabajado con Transmecar en una oportunidad anterior, pero por cuestiones personales, se fue una temporada a Bogotá, de donde era oriundo, y luego regresó. La víctima, según lo expuesto por su primo, había decido renunciar por la falta de seguridad que vienen atravesando los transportadores, al parecer, por las extorsiones atribuidas a ‘los Rastrojos Costeños’.

También te puede interesar: Sigue el paro: reportan bloqueos en la Circunvalar, a la altura de 7 de abril

“Cuando conversábamos tocábamos el riesgo de este trabajo y de la forma en la que estábamos exponiendo nuestras vidas todos los días, sin saber cuándo nos tocaría. Lastimosamente nos siguen dando a los conductores”, opinó Pinto.

Manifestó que se enteró de la desgarradora noticia por un compañero de trabajo del hombre de 43 años, quien se percató de lo sucedido y, de inmediato, le dio aviso. El allegado de la víctima estuvo acompañado por un grupo de conductores, todos compañeros de John.

Los compañeros de conductor asesinado, se unieron en torno al recibimiento de su cuerpo.

Este comunicó que el cuerpo será velado este lunes en una funeraria del barrio El Prado y luego será trasladado hasta el aeropuerto Ernesto Cortissoz, pues la idea es que el cuerpo llegue a Bogotá, donde le darán cristiana sepultura. Este suceso se presenta días después de los crímenes de los conductores Willington José Hernández Borja, vinculado a Cootrab y asesinado el pasado 23 de julio en Soledad 2000, y al de José Del Carmen Hernández Padilla, empleado de Coolitoral, atacado el lunes 25 de julio por la avenida Cordialidad.

Habíamos hablado del riesgo

Arturo Pinto, primo de la víctima, también dijo a este medio que durante la noche del sábado había sostenido una conversación con Pardo, donde tocaron la situación por la que atravesaban los transportadores. “Él vivía conmigo y acabábamos de hablar del riesgo de este trabajo del trabajo y de la forma en la que estábamos exponiendo nuestras vidas todo los días sin saber cuándo nos tocaría y mire hoy nos tocó a nosotros”, sostuvo el hombre, quien también es conductor de un autobús de servicio público.

Precisamente el familiar le había manifestado el nerviosismo con el que salían a trabajar, pese a los planes y estrategias que las autoridades habían desplegado los últimos días para protegerlos. “Mi primo anoche (sábado) me dijo, nojoda esto aquí está duro. Él tenía seis meses laborando con esa línea, anteriormente se había retirado, pero volvió. Lo triste de todo esto es que nos sigue dando a los conductores y no vemos el respaldo por ninguna parte. Uno sale todos los días y no sabemos si vamos a llegar a la casa”, repitió.

Dos capturados

La Policía Metropolitana de Barranquilla reportó en la mañana de ayer la detención de dos personas en el barrio Mesolandia, en Malambo, que habrían facilitado el almacenamiento de los elementos utilizados para la cometer el asesinato del conductor de la empresa de Transmecar, identificado como John Pardo Castillo, de 43 años y oriundo de Bogotá.

como Jeffry Esteven Velásquez Gutiérrez y Bautista Suárez Gutiérrez, son sospechosos de ser complices del asesinato de John Pardo.

Según lo informado por la autoridad, en un domicilio de esta zona del municipio perteneciente al área metropolitana de Barranquilla, permanecían los dos individuos identificados como Jeffry Esteven Velásquez Gutiérrez y Bautista Suárez Gutiérrez. En la inspección de la vivienda, uniformados hallaron una motocicleta, un revólver, prendas de vestir y cascos para motociclista que, al parecer, fueron utilizados para cometer el homicidio.

No te vayas sin antes leer: ¡No se dejaron engañar! autoridades pillaron a ‘Mentirita fresca’ del Clan del Golfo

Cabe recordar que una vez se cometió el ataque el domingo en la calle 30, en la entrada al barrio Manuela Beltrán, testigos dijeron que mototaxistas habían perseguido a los criminales, y le indicaron a la autoridad, que estos se habían internado en Mesolandia.

Los detenidos y los elementos incautados fueron puestos a disposición de la Fiscalía para adelantar trámites judiciales, mientras que la Policía señaló continúa el ofrecimiento de una recompensa de hasta $100 millones de pesos a quien brinde información que permita identificar a los responsables de este hecho.