¿Qué Pasa?

Abusador de niña de 5 años en Carlos Meisel sigue prófugo: Fiscalía

El ente acusador aseguró que continúan detrás del paradero de Oscar Nieto Gutiérrez, quien tiene orden de captura y por quien ofrecen $20 millones.

Por: Redacción ALDIA

Huyó. Ese zapatero de 37 años que presuntamente habría cometido una serie de aberraciones sexuales contra una niña de 5 años en el barrio Carlos Meisel, suroccidente de Barranquilla, no se encuentra en el Atlántico.

Así lo aseguro Diana Núñez Forero, directora de la Fiscalía seccional Atlántico, quien recordó que el señalado, que está identificado, tiene orden de captura: “Esa persona está plenamente identificada, ya se ofreció el pago de una recompensa para encontrarla porque no está en el departamento”.

Se trata de Oscar Arturo Nieto Gutiérrez, que de acuerdo con las autoridades, al parecer, abusó de una menor de 5 años a finales del pasado diciembre.

Este suceso se supo luego de que la Gobernación del Atlántico, la Alcaldía de Barranquilla, la Fiscalía General de la Nación y la Policía Metropolitana de Barranquilla acordaran ofrecer una recompensa de $20 millones por información que permita localizar al presunto responsable de este hecho, al término del primer consejo de seguridad realizado este año en el departamento.

La funcionaria del ente acusador apuntó que “la orden de captura ya está incluida en el sistema de Policía Sioper y en cualquier momento esa persona va a ser puesta a disposición de la Fiscalía”.

EL CASO

En su momento, AL DÍA conoció detalles del hecho por el que ahora está siendo buscado Oscar Arturo Nieto Gutiérrez.

Una fuente judicial le aseguró a esta casa editorial que el hombre, a eso de las 4 de la madrugada del día 24 de diciembre del 2021, habría ingresado por un hueco a la vivienda en la que se encontraba su víctima, en compañía de su mamá.

Sin hacer ruido, Nieto Gutiérrez habría llegado hasta la habitación de la niña y, al parecer, la raptó tapándole la boca para que esta no pudiera alertar.

Luego, la habría conducido fuera del domicilio hasta una zona enmontada para despojarla de la ropa, untarle aceite en el cuerpo y luego abusarla sexualmente.

Posteriormente escapó, la menor volvió a su casa y desde allí comenzó su búsqueda.