¿Qué Pasa?

Accidente deja un muerto en Marialabaja

Dos motocicletas chocaron en el sector ‘El Churro’, del barrio Montecarlos.

Compartir en:
Por: Redacción ALDIA

Como Juan David Padilla Altamiranda, fue identificado el hombre que en la noche del pasado jueves, fue encon­trado sin signos vitales, a un costado de la vía, luego de que su motocicleta chocara con otra, en la carretera del sector ‘El Churro’, del barrio Montecarlo, ubicado en el municipio de Marialabaja.

Las primeras versiones del hecho se­ñalaron, que el accidente se registró a las once de la noche, en la entrada del men­cionado sector. Al parecer el joven de 28 años conducía su motocicleta, sin luces, por la carretera oscura, y en el otro ca­rril, venía también en su moto Ramón Cueto, un reconocido odontólogo del mu­nicipio, que no se percató de la presencia de Padilla, chocando de manera violenta.

Testigos del accidente, contaron a AL DIA, que Padilla Altamiranda, iba con un acompañante, en el vehículo, quien salió ‘volando de la moto’al momento del impac­to. Así mismo afirmaron, que la colisión fue tan fuerte que una de las motocicletas invo­lucradas en el accidente explotó, pero por fortuna no dejó más personas lesionadas.

“Todo estaba oscuro, por aquí siempre pasan motos, buses, carros, y son pocas las veces que se presentan este tipo de accidente. Él venía en su moto normal, yo no ví que manejará a gran velocidad, pe­ro es que uno dice algo y las autoridades dicen otra cosa. Yo me subí al muro por­que la carretera estaba oscura, y cuando sentí fue un ruido feo, pero feo, eso fue una explosión, y yo dije: mi madre lo ma­taron. Entonces me doy cuenta que es un accidente¨. Contó, Fulgencio Navarro, campesino y morador del sector.

El acompañante que no ha sido identi­ficado por las autoridades, fue llevado a un Hospital de Mairalabaja, pero, por la gravedad de sus heridas, fue remitido a un Centro Asistencial de Cartagena. Al igual que Ramón Cueto,el odontólogo, que sufrió varios golpes y fracturas en sus extremidades inferiores.

Familiares del hoy occiso, llegaron has­ta el lugar del accidenté, con lágrimas en sus rostros, y rechazaban la forma como falleció su ser querido.

“Aquí llegó mucha gente a ver lo que ocurrió, pero nadie se atrevió a hacer na­da”, siguió relatando Navarro.

El cuerpo de Juan David Padilla Al­tamiranda, fue llevado de urgencias a un centro asistencial del municipio de Marialabaja, donde los profesionales de la salud confirmaron su muerte. Poste­riormente fue trasladado a la Morgue en Cartagena, que corroboró la versión de las autoridades y del cuerpo médico de Marialabaja, que señalaron que el dece­so del ex integrante del Ejercito, fue pro­ducto de un accidente.

Con información de: Angélica María Cassiani Barrios.