Albañil mató de 13 puñaladas a su exmujer en Codazzi, Cesar
El titulo es:Albañil mató de 13 puñaladas a su exmujer en Codazzi, Cesar
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Fachada de la casa en donde vivía Marelis Yudith Bueno Castro (recuadro). | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

Albañil mató de 13 puñaladas a su exmujer en Codazzi, Cesar

2.9K

El hombre condujo a su expareja hasta un lote baldío, en Codazzi, donde la atacó a cuchillo

Los enceguecidos celos de Julio César Rodríguez Villarroel lo llevaron a matar a su exmujer Marelis Yudith Bueno Castro, de 13 puñaladas, en un lote baldío en el municipio de Codazzi (Cesar).

Este hecho que causó repudio entre los codacenses sucedió a las 3:50 de la mañana de este viernes en el barrio Divina Pastora, cuando Marelis Bueno, de 31 años y de nacionalidad colombovenezolana sostenía una discusión con Julio Rodríguez, de 36 años y de ocupación albañil.

El hombre, quien al parecer persiguió a Marelis para decirle que volvieran a vivir juntos, mató a su expareja a puñaladas porque esta no quería regresar con él.

La esperó para asesinarla

Codazzi se levantó este viernes con esta trágica noticia, que además lo marca como el municipio donde se registra el primer feminicidio de este 2020 en el departamento del Cesar.

Este nefasto hecho en el que una mujer resultó muerta a manos de su exmarido, sucedió el viernes a las 3:50 de la madrugada en momentos en que Marelis Bueno caminaba hacia su lugar de trabajo en un punto de venta de verduras en el Mercado Público de Codazzi.

Ese empleo lo había conseguido gracias a la solidaridad de un hermano de la iglesia cristiana a la que Marelis Bueno asistía desde hace un par de años y con el que además sostenía a sus tres hijos.

Al parecer, Julio César Rodríguez Villarroel había dormido en la casa de Marelis Bueno, pero se despertó bien temprano y salió.

Después Marelis también salió de la vivienda y cuadras más adelante fue abordada por Rodríguez Villarroel y la condujo hasta un lote baldío donde sostuvieron una discusión porque supuestamente ella no quería convivir más con él.

“Ella se dirigía a su trabajo en el Mercado, alrededor de las 3:50 de la madrugada cuando él estaba oculto detrás de un árbol, según me cuentan los vecinos, la siguió y cerca de un lote por la terminal de Codazzi, empezaron las agresiones, después sacó un cuchillo y le proporcionó 13 puñaladas”, relató Kelly Johana Bueno Castro, hermana de Marelis.

De acuerdo con las investigaciones de las autoridades, Marelis había decidido abandonar a Julio César porque este la maltrataba física y psicológicamente.  

Habitantes del sector manifestaron a la Policía, haber escuchado unos perturbadores gritos cerca de la casa Marelis y al acercarse al sitio hallaron a la mujer tirada en el suelo y con sangre en todo el cuerpo.

“Ella como pudo caminó hasta la casa, donde una vecina escuchó los gritos de auxilio, entonces la socorrió y lo único que le manifestó es que había sido su compañero sentimental Julio César Rodríguez Villarroel, después falleció en las manos de la vecina”, explicó Kelly Bueno.

Marelis Bueno fue llevada en un mototaxi al hospital local, pero los galenos indicaron que era demasiado tarde, había muerto a raíz de las 13 puñaladas que recibió en distintas partes del cuerpo.

Ataque de celos

En el barrio Divina Pastora, todos señalaban a Julio César Rodríguez como el presunto responsable de este hecho, porque ya había antecedentes de maltratos del hombre hacia la mujer, pero sus vecinos nunca llegaron a imaginar que él la fuera a asesinar.

“Eso fue por ataques de celos, anteriormente habíamos salido al parque con mis hijos y él se molestaba porque ella salía. Él decía que ella tenía otra pareja pero no era cierto. Después empezaron las ofensas y después las agresiones. Él la había golpeado anteriormente en dos ocasiones”, agregó la hermana de la fallecida.

Julio Rodríguez desapareció de la escena del crimen y al cierre de esta edición era buscado por las autoridades, al punto de que la Alcaldía de Codazzi ofreció cinco millones de pesos como recompensa a quien suministre información que conduzca a la captura de esta persona.

Julio y Marelis convivieron dos años aproximadamente y comenzaron a congregarse en una iglesia cristiana, pero él le habría sido infiel en dos ocasiones y empezó a maltratarla, razón por la que ella decidió ponerle fin a la relación.

Pero Julio no aceptaba el hecho de separarse de Marelis y tampoco había abandonado la casa en la que convivían.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: