¿Qué Pasa?

“Apúrense o los mato, disparó y mi hija gritó”: madre de Salomé

Testimonio de Donaris Mendoza sobre el asesinato de su hija Salomé.

Compartir en:
Por: Redacción ALDIA

Yo lo ví salir temprano buscando la 14 con 57, luego escucho a la gente gritar de la buseta, luego veo una moto que escapa en sentido contrario y lo veo a él. Esta información la doy porque soy padre de familia y me duele lo que pasó”.

El testimonio es el de un testigo que identificó a Raúl Barrios Altamar, alias Guamito, como autor del asesinato de la niña Salomé Sofía Jiménez Mendoza, tras el asalto a los pasajeros de un bus de la línea Lucero San Felipe.

El caso ocurrió a las 9:50 de la mañana del pasado sábado en la calle 58 con carrera 20, barrio Pumarejo.

Esta versión fue rendida ante el fiscal 11 Especializada de la unidad de alertas tempranas de homicidios, Guido Rivero, quien a su vez la leyó en las audiencias preliminares del pasado lunes festivo.

Yo tengo conocimiento que alias ‘el Guami’, que vive con su mamá, se la pasa atracando”, siguió diciendo el testigo ante las autoridades.

A él lo han capturado varias veces, pero vuelve y sale, yo sé que él atraca para tomar y rumbear, a cada rato le cambia la placa a la moto porque se calienta, yo sé todo eso porque toda la vida lo he conocido y él me conoce”, continuó la fuente en la declaración que rindió apenas horas después de ocurrido el lamentable caso.

LO QUE DIJO LA MAMÁ DE SALOMÉ

Otro testimonio revelado en la audiencia del fin de semana por el delegado del ente acusador fue el de Donaris Mendoza Mallarino, madre de la niña Salomé.

Yo me monté con mis dos hijos en Villa Olimpica, Galapa, iba pendiente de los niños porque se iban comiendo unos dulces, durante el trayecto, un sujeto se levantó de la banca de atrás y dice que nos va a quitar las pertenencias.

“Cuando el hombre sacó el arma, mi hija se me arrimó y el atracador dice: ‘Apúrense o los mato’, el hombre disparó y mi hija gritó: ‘¡Mamá! ¡Mamá! Yo la veo y está llena de sangre, allí yo grito que me la mataron; el hombre enseguida se bajó corriendo”, relató la mujer a la Fiscalía sobre el desgarrador momento.

‘EL SEÑOR ALZÓ EL BRAZO Y DISPARÓ’

Igualmente el fiscal Guido Rivero leyó en la audiencia el testimonio que rindió ante la psicóloga forense de la Fiscalía el hermano mayor de Salomé, un niño de 8 años. Todo bajo el consentimiento de sus padres

Íbamos para el centro a comprar unos patines para mi hermana, yo me senté en la silla antes de la última del bus y mi mamá con mi hermana se sentaron a tres sillas. Mi hermanita estaba por la ventana, y el señor alzó el brazo y le disparó a mi hermana Salomé, inmediatamente el señor que le quitaba las cosas a las personas se voló”.

Por este hecho que causó conmoción, pues refleja el nivel de inseguridad que se vive en la ciudad, y por la calidad de la víctima, una niña de 3 años que apenas se asomaba a la vida; hay un capturado que viene siendo procesado: Brayan Rivera Hernández, quien condujo la moto en que Raúl Barrios Altamar se dio a la huida tras balear a la pequeño. Por información que permita la captura de Barrios, alias Guamito, las autoridades ofrecen una recompensa nada despreciable de $10 millones, con plena garantía de absoluta reserva.

Fuentes judiciales allegadas al caso señalaron que Rivera Hernández fue golpeado fuertemente la noche del martes por los capturados que se encuentran en el calabozo de la URI de la Fiscalía, su familia al parecer interpuso una queja ante la Defensoría del Pueblo a raíz de la agresión.