Así se habría gestado el doble homicidio de los presuntos estafadores
El titulo es:Así se habría gestado el doble homicidio de los presuntos estafadores
Foto detalle: 
Momento | Johnny Olivares
aldia_web
Andrés Gaitán García

Así se habría gestado el doble homicidio de los presuntos estafadores

3.9K

Los trágicos hechos empezaron a gestarse hace dos semanas, cuando Arley tramó un plan para tumbar a Narváez Narváez y Cadena Rodríguez, quienes afirmaban que tenían una máquina que clonaba billetes de $50 mil a través de un proceso químico.

La ambición desmedida sería el móvil del doble asesinato que se descubrió la mañana del pasado domingo en la vía entre Las Flores y el corregimiento de la Playa, en Barranquilla.

La teoría del caso, enunciada por el fiscal Alfonso Niebles, con base en testigos e informes, señala que Carlos Narváez Narváez, de 38 años, alias el ‘Ingeniero’; y Leonel Andrés Cadena Rodríguez, de 28, apodado Leo, fueron ultimados a puñaladas para robarlos y vengar una estafa de la que habían sido autores.

Sobre los presuntos asesinos, Joan Severiche Beltrán, de 26 años; y Arley Riquett Baldovino, de 23; la Fiscalía indicó que son amigos de infancia y vecinos ya que ambos residen en el barrio San José, en Barranquilla.

Le puede interesar: Tres testigos, clave para resolver doble homicidio en vía Las Flores - La Playa

Los trágicos hechos empezaron a gestarse hace dos semanas, cuando Arley urdió un plan para tumbar a Narváez Narváez y Cadena Rodríguez, quienes afirmaban que tenían una máquina que clonaba billetes de $50 mil a través de un proceso químico.

La idea era que Joan se hiciera pasar como el dueño de un restaurante ubicado en Puerto Colombia y les dijera a los estafadores que tenía $20 millones para clonar.

Sabiendo de antemano que la máquina era una farsa, Arley pensaba que el ‘Ingeniero’ y Leo iban a llevar dinero de verdad cuando se reunieran con ellos y quería aprovechar para quedarse con esa plata, que iba a usar para sacar un carro que le había empeñado por $8 millones a un prestamista; se trataba de un Mazda 3, de color azul oscuro, de placas JGK-358 de Bogotá. 

Para atraer a Joan a su plan Arley le prometió parte del botín. Además le dijo que lo necesitaba porque él tenía un automóvil Hyundai de color blanco, placas IWQ- 289, de Bogotá, con el que prestaba servicio de transporte informal.

Joan sabiendo que su amigo “era malo” le contó todo el plan a su novia y le confesó que le daba miedo negarse por temor a represarías, pero tampoco quería participar porque existía la posibilidad de que todo era “un cuento de Arley para robarle el carro”.

No supo decir no. Al final Joan no tuvo carácter para negarse y terminó participando de los terribles hechos que desembocaron en el asesinato de Narváez Narváez y Cadena Rodríguez.

Sin embargo, sabiendo quien era su amigo, le contó todo el plan a la novia, activó el GPS del celular y coordinó con un amigo de la universidad para que el día en que fueran a dar ‘el golpe’ lo siguieran en otro carro y estuvieran pendientes de lo que pudiera pasar. 

Como precaución extra Joan le dijo a la novia que iba a dejar el celular abierto para que ellos pidieran escuchar lo qué pasaba durante el tiempo en que iba a estar con Arley, ya que temía que su amigo le hiciera daño para quitarle el carro.

Todo salió mal. Joan y Arley dieron el ‘golpe’ el pasado sábado. Antes de ir a recoger a los estafadores cerca al Terminal de Transportes, en Soledad, los amigos recuperaron el Mazda que Arley le había empeñado al prestamista. El carro estaba en Los Toboganes. Y, no se sabe por qué, decidieron cambiar de vehículo: Joan pasó a manejar el Mazda 3 y Arley se quedó en el Hyundai. 

Durante todo el trayecto Joan y Arley fueron seguidos por la novia de Joan, un amigo y la novia del amigo, en otro carro y gracias al GPS del celular de Joan; además iban escuchando lo que ocurría por la llamada abierta. 

En el Hyundai que ahora manejaba Arley se subió Leonel Andrés Cadena Rodríguez; Joan se encargó de transportar a Carlos Narváez Narváez, el ‘Ingeniero’, en el Mazda azul oscuro.

La Fiscalía presume que Arley apuñaló 11 veces a su pasajero en el trayecto hacia su casa, ubicada en el barrio San José. ‘Leo’ quedó muerto dentro del vehículo que el asesino parqueó en el garaje de su casa, ubicada en la carrera 21B con calle 41, barrio San José.

Posteriormente a la vivienda arribó Joan con Narváez Narváez. Para el ente acusador los amigos lo hicieron entrar a la vivienda y luego Arley lo mató de 7 puñaladas.

En el doble homicidio también, de acuerdo con las autoridades, habrían participado allegados de Arley, quienes limpiaron la casa y ayudaron a ‘tirar la zona’ cuando los presuntos homicidas fueron a tirar los cadáveres en la vía Las Flores – La Playa.

Todos estos hechos tan terribles fueron testimoniados por la novia de Joan, el amigo y la novia del amigo, quienes escucharon parte de los hechos en la llamada abierta, siguieron el macabro recorrido por el GPS y guardaron la evidencia en mensajes de WhatsApp que alcanzaron a intercambiar con Joan y que sirvieron como base para que la Fiscalía armara la teoría del caso.

A esta hora Joan Severiche Beltrán y Arley Riquett Baldovino esperan que empiece la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento para conocer cuál será su destino, que, con base en la gravedad de los cargos que le imputó la Fiscalía (homicidio agravado en calidad de coautores) sería la celda de una prisión.

Te puede interesar

Compártelo en: