AUDIO | La champeta que le compusieron al temido extorsionista Digno Palomino
El titulo es:AUDIO | La champeta que le compusieron al temido extorsionista Digno Palomino
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
La Policía ofrece 30 millones de pesos a cambio de información que permita la captura. | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

AUDIO | La champeta que le compusieron al temido extorsionista Digno Palomino

2.9K

Este no es el primer homenaje champetero dirigido a un delincuente local.

A la usanza de los llamados ‘corridos prohibidos’, que grupos mexicanos de música norteña dedican a los grandes narcotraficante de ese país; en Barranquilla comenzó a escucharse —hasta ahora en cadenas de WhatsApp—, una canción a ritmo de champeta en honor a Digno Palomino, cabecilla de la banda los Costeños y por el que la Policía Metropolitana paga una recompensa de $30 millones.

La pieza musical expone varias facetas de la personalidad y la vida azarosa de Digno, a quien las autoridades señalan de ser el autor intelectual de homicidios, extorsiones, hurtos, y responsable del microtráfico de estupefacientes en el Centro de la ciudad y la localidad suroriental.

[VER: ESPECIAL | Digno Palomino, el azote de los comerciantes de Fedecafé]

‘MÁS DE UNO ME VIO ECHANDO PLOMO’

El comienzo de la composición musical, interpretada en primera persona, dice. Soy un joven de barrio/ que creció con muchos sueños, jugando con mis panas en el barrio Barlovento/ somos una familia numerosa de 10 hermanos/ tengo cuatro hijos/ parado estoy/ vivo y muero por todos los míos/ orgullosamente soy un Palomino...

Esas líneas de ‘orgullo por el apellido’ obedecen, al parecer, a la necesidad de Digno por pretender limpiar su linaje, dado que las autoridades han capturado a varios hermanos, primos y sobrinos vinculados a procesos relacionados con los Costeños. Además de los rasgos familiares, el tema cuenta aspectos más sensibles y ligados a su vida criminal.

Entré a trabajar en Fedecafé/ y por ser tan serio una propuesta escuché/ no quise aceptar y los Rastrojos me metieron pie/ y yo como un hombre a plomo me les paré... Esta última estrofa de la canción hace alusión al enfrentamiento que marcó la disidencia de la banda los Costeños, quienes tomaron el poder de las extorsiones en el sector comercial del Centro de Barranquilla.

Soy decidido/ más de uno me vio echando plomo/ yo soy real/ pa’ atrás nunca cojo/ con mi compadre Gato y Canario/ en un taxi nos probamos echando plomo...

El cantante o agrupación responsable de la canción no se conoce. De momento los grupos de inteligencia siguen detrás de la pista, y no la musical, de Digno Palomino; de quién se dice está asegurado en caletas patrocinadas por su gran aliado, ‘Castor’, el otro delincuente más buscado por la Policía. Castor, todo te lo debo/ para ti siempre seriedad... resalta otro aparte de la canción.

El tema dura 3 minutos 51 segundos, y en el inicio se lanza un saludo a Palomino y a su esposa. Digno y la Chelo, unidos por siempre... Seguidamente se escucha otro saludo: Gordo 40, el de calle, el demente... Esta sería una mención a Dionisio Frías, cabecilla de la banda los ‘40 Negritos’, y quien es conocido con ese alias, ‘Gordo 40’.

Solo quiero que esta pesadilla acabe ya, con mis cuatro hijos luchar... finaliza la canción, que de alguna manera muestra a un delincuente agotado, que entre otras cosas, una vez en comunicación con AL DÍA, aseguró estar listo para entregarse si la justicia le brinda garantías en su proceso, pues teme ser asesinado.

[VER: Digno Palomino teme por su vida si se entrega a la Policía]

NO ES EL PRIMERO

Este no es el primer homenaje champetero dirigido a un delincuente local, en septiembre de 2017 se conoció que en el barrio El Ferry el picó El Richi hacía sonar en los bailes y verbenas que amenizaba, discos y ‘placas’ dedicadas precisamente a este Dionisio Frías, Gordo 40.

AL DÍA conoció que el tema dedicado a Digno Palomino, por ahora suena en las redes sociales y en los medios de mensajería instantánea, pero será impreso en CD para comercializarlo en el Centro de la ciudad y ponerlos a sonar en las verbenas.

Te puede interesar

Compártelo en: