¡Baño de sangre transmitido en vivo por Facebook: 49 muertos y 50 heridos!
El titulo es:¡Baño de sangre transmitido en vivo por Facebook: 49 muertos y 50 heridos!
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Brenton Tarrant, el australiano de 28 años autor de la masacre en Nueva Zelanda.

¡Baño de sangre transmitido en vivo por Facebook: 49 muertos y 50 heridos!

2.2K

Un extremista australiano atacó con armas semiautomáticas dos mezquitas en Nueva Zelanda. El terrorista fue capturado

Un “extremista de derecha” equipado con armas semiautomáticas causó un baño de sangre ayer en dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda, matando a 49 fieles e hiriendo a por lo menos 50.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, que habló de uno de los “días más oscuros” de este país del Pacífico Sur, calificó el atentado de “terrorista”, y subrayó que se trata del peor ataque contra musulmanes en un país occidental. El supuesto autor, Brenton Tarrant, australiano de 28 años, fue detenido y acusado de asesinatos. 

TRANSMITIÓ POR FACEBOOK

El australiano implicado en los ataques mortíferos contra mezquitas neozelandesas publicó previamente un manifiesto racista en Twitter, antes de difundir en directo imágenes del ataque, según un análisis realizado por la AFP.

En el video publicado en Facebook Live, se observa a un hombre blanco con pelo corto llegando en carro hasta la mezquita Masjid al Noor de Christchurch. Cuando entra en el lugar empieza a disparar. Un “manifiesto” en el que se explican las motivaciones del ataque fue publicado el viernes por la mañana en una cuenta de Twitter con el mismo nombre y la misma imagen de perfil que la página Facebook que había difundido el ataque en directo.

Llamado “el gran reemplazo”, este documento de 73 páginas declara que el autor quería atacar a los musulmanes. El título parece hacer referencia a una tesis del escritor francés Renaud Camus sobre la desaparición de los “pueblos europeos”, “reemplazados” según él por poblaciones no europeas migrantes. Esta teoría está ganando terreno entre los círculos de la extrema derecha.

En el manifiesto, el atacante dice que nació en Australia en el seno de una familia modesta y que tiene 28 años. Declara que los momentos claves de su radicalización fueron el fracaso de la dirigente ultraderechista Marine Le Pen en las elecciones francesas de 2017, y un ataque con camión que causó cinco muertos en Estocolmo en abril de 2017, entre ellos una niña de 11 años.

Las inscripciones que aparecen en las armas del atacante que se pueden ver en la grabación también corresponden a las imágenes publicadas en la cuenta Twitter donde se difundió el manifiesto. Las fotos de las armas con estas anotaciones bien específicas fueron publicadas el 13 de marzo en esta cuenta. En ellas se puede leer, en inglés y en varios idiomas de Europa del Este, los nombres de personajes de la historia militar, entre ellos numerosos europeos que lucharon contra las fuerzas otomanas en los siglos XV y XVI.

Las cuentas en Twitter, Instagram y Facebook donde fue publicado el video, las fotos y el manifiesto fueron desactivadas.

Las dos mezquitas atacadas son las de Masjid al Noor, en el Centro de Christchurch, donde murieron 41 personas, según la Policía; y la de Linwood, en las afueras, donde siete personas perdieron la vida. Otra víctima, de la que no está claro en qué mezquita estaba, sucumbió a sus heridas en el hospital. Entre las víctimas mortales figuran mujeres y niños.

Unos 50 heridos por bala estaban hospitalizados. Según la primera ministra Jacinda Ardern una veintena estaban graves.

CUBIERTAS DE SANGRE 

En una de las mezquitas, un palestino que no quiso ser identificado dijo que vio cómo un hombre era abatido de un disparo en la cabeza.

“Escuché tres disparos rápidos y después de unos diez segundos todo comenzó de nuevo. Debe haber sido un arma automática porque nadie puede apretar el gatillo tan rápidamente”, dijo el hombre a la AFP. Según su testimonio, “las personas comenzaron a correr. Algunas estaban cubiertas de sangre”.

Las imágenes del video difundido son “extremadamente angustiosas”, advirtió la Policía neozelandesa. Las autoridades advirtieron que compartir la grabación en las redes sociales podría acarrear penas de hasta 10 años de cárcel.

FACEBOOK SE PRONUNCIÓ

Directivos de Facebook dijeron ayer que eliminaron rápidamente el video del ataque en Christchurch, Nueva Zelanda, que fue transmitido en vivo por la red social, y ofreció sus condolencias a las víctimas.
“La Policía nos alertó sobre un video en Facebook poco después del inicio de la transmisión en vivo y eliminamos rápidamente las cuentas de Facebook e Instagram del tirador, así como el video”, dijo el grupo en Twitter.

“También eliminamos cualquier elogio o apoyo a este crimen y al (o los) tirador (es) apenas nos vamos enterando”, indicó la red social. “Nuestros pensamientos están con las víctimas, sus familias y la comunidad afectada por los horrendos tiroteos en Nueva Zelanda”, apuntó.

CONDENA INTERNACIONAL

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó como una “horrible masacre” los ataques. “Cuarenat y nueve inocentes han muerto sin sentido, con muchos más heridos de gravedad. Estados Unidos respalda a Nueva Zelanda en todo lo que podamos hacer”, tuiteó Trump.

“Espero que todos los que están implicados en este crimen sean castigados”, declaró el presidente ruso Vladimir Putin en un telegrama enviado a la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, según el Kremlin.

“El papa Francisco está muy entristecido (...) por actos de insensata violencia contra dos mezquitas en Christchurch, y expresa a todos los neozelandeses, y en particular a la comunidad musulmana, su sincera solidaridad”, según un telegrama firmado por el número dos del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

“Todos nuestros recuerdos para las víctimas de crímenes odiosos contra las mezquitas (...) Francia se erige contra cualquier forma de extremismo y actúa junto a sus socios contra el terrorismo en el mundo”, reaccionó el presidente francés Emmanuel Macron en Twitter.

Un “extremista de derecha” equipado con armas semiautomáticas causó un baño de sangre ayer en dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda, matando a 49 fieles e hiriendo a por lo menos 50.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, que habló de uno de los “días más oscuros” de este país del Pacífico Sur, calificó el atentado de “terrorista”, y subrayó que se trata del peor ataque contra musulmanes en un país occidental. El supuesto autor, Brenton Tarrant, australiano de 28 años, fue detenido y acusado de asesinatos. 

Te puede interesar

Compártelo en: