Cambiar de EPS, un calvario que puede durar meses
El titulo es:Cambiar de EPS, un calvario que puede durar meses
Foto detalle: 
Fachada de una de las sedes de Cajacopi, EPS que presenta 81 quejas en lo que va del año. | Hansel Vásquez
aldia_web
El Heraldo

Cambiar de EPS, un calvario que puede durar meses

438

Según la Superintendencia Nacional de Salud, en lo que va del año han recibido 771 quejas relacionadas a este motivo en Barranquilla y Atlántico.

Con información de: Eduardo Patiño. 

Una infección en los riñones hizo que Carilin Consuegra se diera cuenta que misteriosamente y sin autorización previa la habían trasladado de EPS. Al llegar a la IPS que acostumbraba a visitar, le informaron que ya no aparecía en la base de datos de Nueva EPS, sino que ahora estaba afiliada a la EPS Cajacopi.

La joven, que en ese momento era beneficiaria de su padre, no entendía en qué momento y por qué hicieron el cambio, pues ningún miembro de su familia fue consultado sobre el traslado. Desde entonces, empezó un engorroso proceso en el que ninguna de las dos EPS daba respuesta a sus requerimientos. 

Otra de las razones que la llevó a exigir el retorno a su antigua EPS fue la calidad de la atención. Según Consuegra, Cajacopi no tenía citas, no entregaba los medicamentos y no cumplía con el tratamiento de su enfermedad. 

La situación y la negativa de Cajacopi de autorizar el traslado, la obligó a acudir a la Superintendencia Nacional de Salud y a interponer dos derechos de petición. Consuegra relató que esta EPS negó, en repetidas ocasiones, su solicitud con el argumento de que la joven era madre cabeza de familia, lo cual —dijo— era falso.

Aunque el proceso para trasladarse de EPS no debe durar más de un mes, Carilin consiguió su objetivo cuatro meses después.

Así como esta joven, son decenas las personas que acuden a diario a la Supersalud para gestionar el cambio de EPS, debido a inconformidades en la prestación del servicio, entrega de medicamentos o asignación de citas de medicina general y especialistas. De hecho, el viernes pasado este medio preguntó sobre el asunto en redes sociales y fue el tema que causó mayor interés en la comunidad de Twitter de EL HERALDO, pues se ubicó como el trino de mayor alcance ese día.

Las quejas 

La Superintendencia Nacional de Salud informó que el año pasado se presentaron en Barranquilla y el departamento del Atlántico 1.777 quejas relacionadas con barreras al traspaso de una EPS a otra.

A corte de julio de este año, las quejas presentadas por este motivo ya alcanzan las 771.

En Barranquilla, en el régimen contributivo se han presentado, entre el año pasado y el 30 de julio, un total de 535 quejas relacionadas con las barreras en el proceso de traslado de EPS.

La EPS que lidera el ranking de quejas en el régimen contributivo es Sura, seguida por Saludtotal, Sanitas, Nueva EPS y Coomeva EPS.

En cuanto al régimen subsidiado, en Barranquilla se han presentado 544 quejas entre enero del año pasado y julio de este año, siendo Cajacopi la entidad con más reclamos, con más del 50% de las inconformidades relacionadas con las barreras en el proceso de traslado de EPS. Le siguen Mutual Ser, Coosalud, Comparta y Nueva EPS. 

La retención

María Rodríguez esperó más de seis meses para lograr ser trasladada de Coosalud a otra EPS. A pesar de poner un derecho de petición para su traslado, la entidad la retenía argumentando que ella estaba en medio de un tratamiento médico que se podría ver afectado si realizaba el traslado a otra entidad.

María aseguró que gozaba de buena salud y no tenía ningún tratamiento médico vigente, por lo que exigía su traslado inmediato. “En varias oportunidades me negaron ese traslado porque decían que yo tenía un tratamiento. Tuve que interponer una queja en la Superintendencia para que me lograran trasladar, pero duré seis meses en ese proceso”, relató la mujer.

El proceso

A pesar de las trabas de algunas EPS, en teoría hacer el traslado de una entidad a otra es sencillo y es un derecho que tienen los colombianos, que no tiene límite de edad y que puede hacerse en cualquier momento.

No obstante, la Supersalud advierte que los usuarios deben cumplir algunos requisitos para poder hacer efectivo el traspaso, que incluso se puede solicitar a través de la web.

La Superintendente Delegada para la Protección al Usuario, Marianela Sierra, explicó que si alguien está pensando en cambiarse de EPS, debe tener en cuenta los requisitos que deben cumplir y si la EPS a la cual quiere trasladarse cuenta con la cobertura de los servicios de salud en el lugar de residencia.

Indicó que anualmente el Ministerio de Salud publica un ranking de las EPS con mejor desempeño, información que permitirá comparar y elegir la EPS que más les convenga a los usuarios que están solicitando el traslado. 

Requisitos

Para poder trasladarse a otra EPS es necesario que el afiliado lleve en la misma entidad mínimo 12 meses junto con sus beneficiarios.

Cuando un beneficiario hijo(a) adquiere un empleo, el año de permanencia se contará desde su inscripción como cotizante.

Además, el cotizante y sus beneficiarios no pueden estar hospitalizados en una institución prestadora de servicios de salud (clínica y/o hospital).

Debe tener en cuenta que si se encuentra en mora con el pago de las prestaciones, cuotas moderadoras o copagos, no podrá realizar el traslado. Si el trámite para el cambio se realiza entre los primeros 5 días del mes, este será efectivo el mes siguiente. Pero si se realiza después del quinto día del mes, será efectivo a los dos meses siguientes.

Sancionan a Medimás con $5.800 millones

La Superintendencia Nacional de Salud impuso dos multas a la EPS Medimás, en primera instancia, que alcanzan los $5.800 millones por fallas en la prestación de los servicios de salud de sus afiliados y por el no reporte de información que “obstruyó” las acciones de inspección y vigilancia propias de la entidad.

Explicó que la primera sanción, por $4.968 millones, equivalente a seis mil salarios mínimos, es por el no suministro de medicamentos a pacientes trasplantados y por no haber atendido a las órdenes de la entidad para que lo hiciera de inmediato.

La segunda sanción, por $828 millones, equivalentes a mil salarios mínimos, obedece al incumplimiento de Medimás, “quien no dio una respuesta oportunidad y con calidad a la Superintendencia quien requirió a la EPS por las demoras en la entrega de insumos y servicios a pacientes de alto costo y oncológicos, situación que puso en riesgo la vida y salud de sus afiliados en el departamento de Cundinamarca”.

De acuerdo con Andrés Mora, Superintendente Delegado para los Procesos Administrativos, con estas multas la entidad estrena “los dientes” entregados por la Ley 1949, que le permitió aumentar su capacidad sancionatoria y, a la vez, el monto de las sanciones.

De igual forma, afirmó que estas se convierten en las multas más altas impuestas por la Supersalud en su historia. 

La Supersalud deja claro que contra las resoluciones 7590 y 7599, con las que configura la medida impuesta, Medimás puede interponer los recursos de reposición y apelación.

Te puede interesar

Compártelo en: