De nada le valió reírse: a la cárcel
El titulo es:De nada le valió reírse: a la cárcel
Foto detalle: 
Jesús Francisco Mejía, capturado y Julián Villadiego Pérez, asesinado.
aldia_web
Redacción ALDIA

De nada le valió reírse: a la cárcel

3.4K

Medida de aseguramiento intramural a presunto asesino.

En la mañana de ayer el juez primero promiscuo municipal de Sincé envió a la cárcel La Vega a Jesús Francisco Mejía Atencia por el delito de homicidio agravado, como presunto coautor del asesinato de Julián Andrés Villadiego Pérez, de 21 años, conocido como ‘El Lagrimitas’, ocurrido a palo la noche del pasado domingo. Mejía no había aceptado los cargos por este crimen que le imputó el fiscal séptimo local.

A este hombre de nada le valió reírse al ver pasar el sepelio de su supuesta víctima porque la solicitud de la comunidad de que se haga justicia se empezó a hacer realidad.

El juez dijo que la decisión de enviar a esta persona a la cárcel es razonable por la gravedad del delito donde esta persona en compañía de otros jóvenes apagó la luz de un joven de 21 años, contra quien se ensañaron con sevicia masacrándolo de manera brutal con múltiples golpes en la cabeza y el cuerpo,  dejándole un profundo dolor a toda una familia y el rechazo de la comunidad en general.

En la audiencia, el abogado defensor, quien manifestó que la Fiscalía no le comprobó a Mejía ser la persona que golpeó mortalmente al joven quitándole la vida ya que habían otras personas con él, dijo que su defendido esa noche estaba bajo los efectos del alcohol y de sustancias alucinógenas.

El defensor leyó  una declaración juramentada de un ciudadano que manifestó que la víctima la noche de los hechos amenazó con un arma de fuego a un grupo de jóvenes  que se encontraban consumiendo bebidas embriagantes en una de las cantinas, ubicadas en el barrio Carpeta, en Sincé, lo que generó la ira de estas personas que emprendieron la persecución que tuvo el fatal desenlace.

Aunque el abogado dijo que esta parte no la iba a debatir en este escenario sino en el juicio oral, el juez cuestionó que si la víctima tenía el arma de fuego que dice ese presunto testigo ¿por qué Julián no se defendió con ella?

Avaló los testimonios de las personas que manifestaron que Mejía junto a dos hombres más persiguieron y levantaron a palo a ‘Lagrimitas’ hasta dejarlo mal herido en el patio de una casa. Luego fue auxiliado y falleció en el Hospital Nuestra Señora de las Mercedes de Corozal.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: